AstraZeneca suspende de nuevo la vacuna en Holanda tras la muerte de una mujer que la recibió

Por Lorenz Duchamps
02 de Abril de 2021
Actualizado: 02 de Abril de 2021

Holanda suspende temporalmente la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 por segunda vez para las personas menores de 60 años, luego de que una mujer que había recibido la vacuna murió, y otras cuatro mujeres experimentaron complicaciones graves, según un informe.

El anuncio de la suspensión de la vacuna de la empresa farmacéutica británico-sueca se realizó en un comunicado del gobierno el viernes, que decía que debido a “un nuevo informe” sobre los efectos secundarios, los funcionarios de salud decidieron no vacunar a las personas menores de 60 años en los próximos días.

El deceso de la mujer fue informado por el Centro de Farmacovigilancia de los Países Bajos Lareb—un centro de investigación que rastrea los riesgos asociados con el uso de medicamentos.

“Se trata de mujeres de entre 25 y 65 años. Tres pacientes tuvieron embolias pulmonares abundantes. Una murió y otra tuvo también una hemorragia cerebral”, dijo Lareb.

Los funcionarios de salud dijeron que aún no se ha establecido un relación entre la vacuna y los efectos secundarios, pero que se está investigando. Las complicaciones surgieron aproximadamente de 7 a 10 días después de que las personas recibieron la vacuna.

Esta es la primera vez que alguien muere en los Países Bajos tras recibir la vacuna de AstraZeneca, que anteriormente se suspendió de manera temporal en varios países de la Unión Europea por problemas de coágulos de sangre, incluso en los Países Bajos.

El mes pasado, el Ministerio de Salud de los Países Bajos detuvo el suministro de AstraZeneca durante más de dos semanas luego de que aparecieran efectos secundarios graves en una pequeña cantidad de personas.

Alemania se convirtió el martes en el último país europeo en dejar de suministrar inyecciones de la vacuna AstraZeneca a personas menores de 60 años entorno a nuevas preocupaciones sobre coágulos sanguíneos inusuales reportados en varios de los que recibieron las inyecciones.

Francia, por su parte, dijo también a mediados de marzo que decidió limitar la vacuna a personas de 55 años o más.

“La medida de precaución no tiene ningún impacto en las vacunaciones planificadas con AstraZeneca para personas de 60 años o más porque los informes de posibles efectos secundarios se observan principalmente en menores de 60 años”, escribieron los funcionarios de salud en el comunicado del gobierno holandés.

Cerca de 10,000 citas programadas para las vacunas fueron descartadas como resultado de la suspensión de la vacuna, informó la agencia de noticias ANP.

Se han realizado 400,000 vacunaciones de AstraZeneca en los Países Bajos. El país ha registrado alrededor de 1.2 millones de casos del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa la enfermedad COVID-19, en total y más de 16,500 muertes.

El ministro de Salud Pública, Hugo de Jonge, dijo que es muy importante que los informes recientes en los Países Bajos se investiguen adecuadamente.

“No debería haber ninguna duda sobre la seguridad de las vacunas”, dijo. “La pregunta crucial sigue siendo si se trata de denuncias después de la vacunación o debidas a la misma. Creo que es muy importante que los informes holandeses se investiguen adecuadamente también”.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS