Atleta queda ciego por tomar una ducha usando lentes de contacto, ahora advierte a otros el riesgo

Por Chris Ford
14 de Julio de 2019 Actualizado: 14 de Julio de 2019

Los lentes de contacto no son para todo el mundo, pero si los usas, debes ser estricto en cuanto a la higiene de los ojos para evitar que organismos nocivos se alojen en tus ojos. Solo pregúntale a este hombre del Reino Unido, que perdió la vista en un ojo a causa de ello.

Nick Humphreys, de 29 años, de Shrewsbury, Shropshire, juega al fútbol amateur y necesita gafas. Practicar deporte de contacto con gafas parece peligroso, por lo que, naturalmente, los jugadores que necesitan gafas optan por lentes de contacto. “A mediados de los veinte años realmente empecé a hacer ejercicio y en ese momento pensé que mis gafas eran un gran obstáculo”, explicó.

Superó su miedo a utilizar lentes de contacto, y después de acostumbrarse a ellos, los usaba casi todos los días. “En una mañana normal me despertaba, me ponía mis lentes y me dirigía al gimnasio antes del trabajo, luego me duchaba antes de ir a la oficina”, dijo, según informó  The Sun.

A menudo, Nick llevaba sus lentes de contacto en la ducha, y un día de enero de 2018, notó un doloroso rasguño en el ojo y utilizó gotas para ayudar a controlar el dolor mientras esperaba los resultados de las pruebas del optómetra. Los resultados indicaron que tenía una infección causada por acanthamoeba queratitis(AK), un pequeño organismo que puede excavar en el ojo a través de un rasguño o un pequeño corte.

De repente, después de dos meses mientras conducía al trabajo, perdió por completo la visión de su ojo derecho, y no la recuperó. “Conducía hacia el trabajo y la visión se fue por completo en mi ojo derecho”, recordó.

Debido al malestar en el ojo, Nick no podía salir de casa, y mucho menos ir a trabajar, pero sabía que de alguna manera tenía que volver a ver al médico.

“No sé cómo me las arreglé para no estrellarme, pero no me tomó mucho tiempo darme cuenta que necesitaba volver al hospital”, le dijo Nick a The Sun.

Además del dolor y la falta de visión en un ojo, la apariencia física de la lesión afectó su estado mental. “Me sentía en mi punto más bajo y lo único que me animaba —jugar al fútbol— ya no era una opción”, dijo.

“La realidad de la situación me golpeó de verdad, me dejé llevar por todo esto y me quedé con un ojo ensangrentado que tuve que cubrir con un parche en el ojo, como si hubiera salido de El Exorcista”.

Ahora, dos operaciones eliminaron la infección de su ojo y puede participar en las actividades que le gustan, pero todavía  no recupera la vista.

“Después de contraer la infección, pasé de ir al gimnasio cada dos días y jugar al fútbol tres veces por semana, a estar confinado en casa durante seis meses y perder las ganas de vivir”, dijo a Daily Mail. “Obviamente, no quería quedarme ciego en el ojo derecho, pero al menos, con la certeza de que la infección desaparecía, podía empezar a volver a encarrilar mi vida. por fin podría volver al trabajo y empezar a ir al gimnasio”.

Ojos
Imagen Ilustrativa. (Crédito: Valeri Potapova/Shutterstock)

El futbolista en recuperación ahora ayuda a concientizar sobre los peligros de nadar o ducharse mientras usa lentes de contacto a través de la organización benéfica Fight For Sight.

“Puedo decir honestamente que si hubiera tenido la más mínima idea de que se trataba de una posibilidad remota, nunca habría usado lentes de contacto. Es crucial que la gente sepa que esto es una realidad, y que puede suceder debido a algo tan simple como meterse en la ducha. Si recupero la vista, no volveré a usar lentes de contacto”, dijo.

En un estudio realizado en 2018 por investigadores de UCL y Moorfields Eye Hospital, se encontró que en los últimos siete años se triplicó el número de infecciones oculares entre los usuarios de lentes de contacto en el sureste de Inglaterra, reportó Science Daily.

“Esta infección sigue siendo bastante rara, ya que suele afectar a 2,5 de cada 100.000 usuarios de lentes de contacto al año en el sudeste de Inglaterra, pero se puede prevenir en gran medida. Este aumento en los casos resalta la necesidad que los usuarios de lentes de contacto sean conscientes de los riesgos”, señaló el autor principal del estudio, el profesor John Dart del Hospital Oftalmológico de Moorfields.

Aunque cualquier persona puede infectarse con AK, los usuarios de lentes de contacto son los que corren mayor riesgo.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Kateryna Kon/Shutterstock)

¿Por qué no debes nadar o ducharte mientras usas lentes de contacto?

Nadar o ducharse mientras se usan lentes de contacto pone a la persona en riesgo de ceguera a causa de una infección parasitaria.

La acanthamoeba keratitis (AK), una ameba transmitida por el agua que se encuentra en todo el mundo, puede infectar la córnea, la “ventana transparente” en la parte frontal del ojo.

La ameba puede penetrar el ojo, y causar la pérdida total de la visión en cuestión de semanas.

Un análisis de todos los incidentes registrados en los últimos 18 años mostró que el 86 por ciento de los pacientes nadaron con sus lentes, según un estudio publicado en el Diario Británico de Oftalmología.

Lente de contacto
Imagen Ilustrativa. (Crédito: Maridav/Shutterstock)

Las lentes de contacto pueden crear pequeñas raspaduras en el ojo, que facilitan la adhesión de la ameba cuando el ojo entra en contacto con el agua.

Además del riesgo de nadar, los científicos destacaron el riesgo de enjuagar los lentes con agua del grifo.

La acanthamoeba, que se alimenta de bacterias, puede estar presente en todas las formas de agua, incluyendo lagos, océanos, ríos, piscinas, jacuzzis y duchas.

También se pueden encontrar en el agua del grifo y en el suelo.

El tratamiento por lo general consiste en gotas antisépticas que matan a la ameba, las cuales pueden necesitar administrarse cada hora durante los primeros días, incluso mientras se duerme.

Fuente: Moorfields Eye Hospital

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS