Audiencia Nacional de España ordena el arresto del ex dictador chino Jiang Zemin

20 de Noviembre de 2013
Actualizado: 24 de Abril de 2015

Jueces de la Audiencia Nacional en Madrid, España, emitieron el 18 de noviembre una orden de detención contra el ex dictador y secretario del Partido Comunista Chino Jiang Zemin, y a otros cuatro dirigentes de alto nivel, por sus políticas de genocidio en Tíbet.

Esta orden llega tras la acusación presentada el 9 de octubre contra Hu Jintao, por cargos de genocidio en Tíbet.

A su vez, en otro fallo legal anunciado también el 18 de noviembre en Madrid, la Audiencia Nacional “ordenó que el ex líder Hu Jintao sea informado de su acusación y envió una comisión rogatoria sobre sus políticas en Tíbet a través de la embajada china”, informó la Organización Tibet Patria Libre.

Jiang Zemin, ex dictador y secretario general del PCCh entre 1989 y 2002, también tiene una causa en La Sala III de la Cámara de Casación Penal Argentina reabierta en abril por el genocidio llevado a cabo por el régimen comunista chino contra los practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa.

La sentencia española envía “un contundente mensaje a los líderes chinos”, comunicó la organización tibetana. Con esta orden los cinco líderes corren el riesgo de ser detenidos al viajar fuera de China, para ser interrogados sobre los delitos de los que se les acusa.

“Todos los líderes se enfrentan a la posibilidad de que las cuentas bancarias en el extranjero queden congeladas preventivamente”, según informó Tibet Patria Libre.

“Las sentencias de hoy (18 de noviembre) han sorprendido positivamente a los juristas españoles que trabajan en las demandas tibetanas ateniéndose al principio de “jurisdicción universal”, comentó la organización tras conocer la resolución.

Ésta explicó que equivale a “una parte del derecho internacional que permite a los tribunales llegar más allá de las fronteras nacionales en casos de tortura, terrorismo y otros delitos internacionales graves cometidos por personas, gobiernos o autoridades militares”.

Los dirigentes contra los que se ha dictado la orden de arresto internacional, además de Jiang Zemin, son: Li Peng, primer ministro durante la represión en Tíbet a finales de los 80 y principios de los 90, que participó en la represión en Tiananmen; Qiao Shi, ex jefe de seguridad de China y responsable de la Policía Popular Armada durante el período de la ley marcial en Tíbet a finales de los años 80; Chen Kuiyuan, secretario del Partido en la Región Autónoma del Tíbet desde 1992 hasta 2001, conocido por su posición de línea dura contra la religión y la cultura  tibetanas; y Deng Delyun, también conocido como Peng Pelyun, que fue ministro de Planificación Familiar en la década de 1990.

Entre las pruebas presentadas se encuentran los “testimonios de ex presos políticos, expertos internacionales, documentación de asesinatos y torturas, y los informes de la Campaña Internacional por el Tibet (ICT) y otras organizaciones”.

Un informe de ICT, que exponía en detalle quiénes estaban al mando desde que se impuso la ley marcial en Tibet, fue ratificado ante el juez en Madrid en diciembre de 2012

Se acusó a los dirigentes de una campaña de tortura y un clima de terror, además de “la educación patriótica sistemática, obligando a los tibetanos a denunciar a su líder exiliado, el Dalai Lama”.

El Comité de Apoyo al Tíbet destacó ayer la importancia de los últimos informes periciales sobre la cadena de mando de las autoridades chinas en relación con los hechos sucedidos en Tíbet. Estos permitieron llegar a la conclusión de la participación de los querellados, según su respectiva responsabilidad en los hechos relatados en la querella.

El fallo fue dictado por el Tribunal de Apelaciones, en la Sección 4 de la Corte Penal de la Audiencia Nacional española. Este tribunal de investigación trabaja sobre los delitos más graves, como el terrorismo, el narcotráfico, la piratería o el lavado de dinero.

“Al tomar la decisión, los jueces han reconocido que había evidencia suficiente y específica para emitir la resolución de las órdenes de detención. Las órdenes de detención internacional se llevan a cabo por la policía a través de Interpol o de órdenes de detención europeas en la UE y no por los gobiernos”, informó Tibet Patria Libre.

Las autoridades chinas, por su parte, respondieron con quejas a los tribunales y al gobierno español. Beijing busca invalidar los casos a través de la intervención directa con el gobierno y el poder judicial español, agregó la organización.

TE RECOMENDAMOS