Aumentan las infecciones por “superbacterias” resistentes a los antibióticos, dice nuevo informe

Por Isabel van Brugen
14 de Noviembre de 2019 Actualizado: 14 de Noviembre de 2019

Las “superbacterias” peligrosas que se han vuelto resistentes a nuestros antibióticos más sofisticados son más mortales de lo que se pensaba originalmente, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC).

Según este decisivo informe, cada año, más de 2,8 millones de infecciones resistentes a los antibióticos ocurren en los EE. UU., causando más de 35.000 muertes. Eso equivale a una muerte como resultado de estas infecciones cada 15 minutos, según los CDC.

El informe examinó bacterias y hongos de los registros de salud electrónicos de unos 700 hospitales estadounidenses, y clasificó 21 infecciones diferentes en listas tituladas como “amenazas urgentes”, “amenazas graves”, “amenazas preocupantes” y “sometidas a vigilancia”.

“A pesar de los avances significativos, esta amenaza sigue siendo un peligro”, dijo el Dr. Robert Redfield, director de los CDC, durante una conferencia de prensa, informó Live Science.

Las “superbacterias”, o enterobacterias resistentes a los carbapenems, conocidas como CRE, son una familia de gérmenes que se encuentran normalmente en el estómago pero que se han vuelto resistentes a un tipo de antibióticos que incluyen la penicilina y la amoxicilina.

El informe colocó a cinco gérmenes resistentes a los antibióticos en la lista de “amenaza urgente” de los CDC, dos más que la lista de su informe anterior de 2013 (que inicialmente estimó 23.000 muertes anuales causadas por 2 millones de infecciones resistentes a los medicamentos).

El informe enumeraba a un hongo llamado “Candida auris” como uno de los microbios más mortíferos de su lista de “amenaza urgente”.

Michael Craig, asesor principal de la Unidad de Coordinación y Estrategia de Resistencia a los Antibióticos de los CDC, dijo a los periodistas durante una conferencia de prensa el 13 de noviembre que los CDC no estaban al tanto de dicho hongo en 2013.

“Es un patógeno que ni siquiera conocíamos cuando escribimos nuestro último informe en 2013, y desde entonces se ha eludido en todo el mundo”, dijo.

Redfield agregó que algunas infecciones parecen ser resistentes a todos los medicamentos diseñados para tratarlas, causando la muerte de uno de cada cinco infectados por el hongo.

Otra nueva bacteria en la lista de microbios más mortales es la “Acinetobacter”, que se calcula que causó 700 muertes de un total de 8.500 infecciones resistentes a los antibióticos en los EE. UU. en 2017, según los CDC.

Según los últimos hallazgos, 12.800 muertes en 2017 también se relacionaron con la bacteria llamada “Clostridioides difficile”, casos de los cuales, según los CDC, pueden ser mortales y ocurrir ya sea mientras se toman antibióticos o poco después.

La agencia agregó que lo más probable es que subestimara las muertes causadas por infecciones resistentes a los antibióticos en su informe de 2013, lo que sitúa su cifra actualizada en un estimado de 44.000 muertes. Los CDC dijeron que aunque el número de infecciones parece estar en aumento, es probable que el número real de muertes haya disminuido desde entonces.

Las autoridades dicen que los hospitales hacen ahora un uso más sensato de los antibióticos, y que se esfuerzan más por aislar a los pacientes con infecciones resistentes. También creen que el financiamiento gubernamental para los laboratorios ha ayudado a los investigadores a detectar más rápidamente los gérmenes resistentes a los medicamentos, y a tomar medidas contra ellos.

Aún así, los oficiales del CDC dijeron que apenas hay motivos para celebrar.

“Todavía hay demasiada gente muriendo”, dijo Craig. “Tenemos un largo camino por recorrer antes de sentir que podemos adelantarnos a esto”.

Para prevenir la propagación de infecciones, los CDC recomendaron que solo se tomen antibióticos cuando sea necesario y hayan sido recetados. A su vez, recomendaron mantener una buena higiene y protegerse contra ciertas infecciones, mediante la aplicación de las vacunas necesarias para disminuir el uso de antibióticos.

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este artículo.

Descubre

Abby Johnson, la inspiración para la película “Unplanned”, sobre el creciente movimiento pro-vida

TE RECOMENDAMOS