Aumentan los índices de desaprobación entre los presidentes latinoamericanos: Informe

Por Alicia Marquez
31 de Mayo de 2022 7:01 PM Actualizado: 31 de Mayo de 2022 7:01 PM

Los índices de desaprobación de algunos presidentes latinoamericanos han ido aumentando en el último periodo, según un reciente informe publicado por la oenegé Directorio Legislativo.

El informe, titulado “Imagen del Poder” (pdf), muestra que el ránking de la imagen presidencial de los gobiernos de Latinoamérica ha representado más del 50 por ciento de disconformidad en el periodo marzo-abril de 2022.

A la cabeza está el presidente de Perú, Pedro Castillo, con el 71 por ciento de desaprobación, le sigue Iván Duque de Colombia con 69 por ciento, Alberto Fernández de Argentina con el 60 por ciento; y el mandatario brasileño Jair Bolsonaro con 53 por ciento.

El cuarto puesto lo comparten el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, y el reciente presidente chileno Gabriel Boric–ambos con un 41 por ciento de desaprobación.

Según Mario Riorda, el presidente de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales (ALICE), a pesar que muchos de los gobiernos de la región fueron afectados la buena o mala gestión sanitaria frente a la pandemia, muchos ya venían con un déficit de apoyo desde antes de la crisis mundial.

“Hay una tendencia muy sólida evidenciada en desaprobaciones altas–por sobre los niveles de aprobación–en la mayoría de las presidencias de la región”, dijo Riorda al analizar los datos del informe.

Rioda señaló que eso es una novedad, ya que la aprobación de los gobiernos latinoamericanos tuvo un aumento de 24 puntos porcentuales en promedio desde 2002 hasta 2009, pero que a partir del 2010 comenzó a bajar.

El presidente de la asociación española destacó dos nuevos fenómenos en la actualidad: La caída rápida de aprobación al poco inicio de los mandatos recientes, y las desaprobaciones consolidadas que él clasificó en formatos “agravados o hiperagravados”.

Los gobiernos que más han crecido en desaprobación en la región es el gobierno de Ecuador presidido por Guillermo Lasso, quien asumió en mayo del 2021, de 13 por ciento de mayo a junio del 2021 al 65 por ciento en marzo a abril del 2022.

Seguido de Fernández en Argentina de un 17 por ciento en marzo-abril de 2020 al mismo periodo del 2022 con 60 por ciento.  El gobierno de Duque en Colombia, subió 13 puntos porcentuales en el mismo periodo del 2022.

De acuerdo al informe de la ONG, los regímenes de Venezuela y Nicaragua cuentan con pocos datos. El último registro de la dictadura de Nicolás Maduro fue en el periodo de noviembre a diciembre de 2020, donde se ponderó la desaprobación del régimen con 82 por ciento. Mientras que la última cifra registrada para la dictadura de Ortega-Murillo fue en el periodo de septiembre a octubre de 2021, donde se incrementó su desaprobación de 61 a 64 por ciento.

Por otro lado, entre los gobiernos con mayor aprobación en la región se encuentran el gobierno de Luis Abinader de República Dominicana con un 67 por ciento en enero-febrero del 2022; y aunque con pocos datos, el presidente salvadoreño Nayib Bukele, quien ha fluctuado en más de 80 por ciento de aprobación entre el 2020 y 2022.

Además, del gobierno de Uruguay de Luis Lacalle Pou se ha mantenido constante en los 50 puntos porcentuales durante el 2021.

Con información de EFE. 

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.