Aumento de la inmigración ecuatoriana a EE. UU. es impulsado por pobreza tras la pandemia

Por Autumn Spredemann
08 de Noviembre de 2021 11:19 PM Actualizado: 08 de Noviembre de 2021 11:19 PM

Entre los miles de inmigrantes que se dirigen a la frontera de Estados Unidos este año, el número de ecuatorianos detenidos o deportados por la seguridad fronteriza de Estados Unidos llegó a 97,074 en septiembre.

Eso es más de siete veces el número de inmigrantes ecuatorianos que encontraron los funcionarios fronterizos de EE. UU. en el mismo período el año pasado.

William Murillo, abogado de inmigración y cofundador del servicio legal ecuatoriano 1800 Migrante, dijo que hay múltiples factores que impulsan esta nueva caravana, pero apunta a un elemento en particular.

“Los efectos económicos de COVID-19”, dijo Murillo a The Epoch Times a través de WhatsApp.

Hasta 150 millones de personas cayeron en la pobreza extrema en 2021 debido al retroceso económico de la pandemia, con ocho de cada 10 “nuevos pobres” provenientes de países de ingresos medios, según una estimación del Banco Mundial.

Ecuador perdió USD 6420 millones el año pasado entre marzo y mayo debido al virus del PCCh (Partido Comunista Chino), según una evaluación de las necesidades de desastres publicada por las Naciones Unidas.

Murillo explicó que la inmigración ecuatoriana ha sufrido picos y momentos de calma en los últimos 20 años, con 2008 y 2021 como cúspides notables, y que las consecuencias económicas de la pandemia dejaron destrozada la ya de por sí difícil economía de la nación.

Cuando se trata de los componentes principales detrás del último aumento, Murillo dijo: “Es principalmente pobreza, corrupción y falta de oportunidades en Ecuador”.

Mientras tanto, México y Guatemala cambiaron sus requisitos de visa para inmigrantes ecuatorianos.

México anunció el restablecimiento de una política de visas de turista para los ecuatorianos en un intento por detener la marea de inmigrantes que se dirigen hacia la frontera con Estados Unidos, que entró en vigencia el 4 de septiembre.

Guatemala hizo lo mismo el 20 de septiembre y ahora también requiere una visa para que los ecuatorianos ingresen.

Con niveles de desempleo que superaron el 16 por ciento el año pasado, combinado con una lenta recuperación económica, algunas familias ecuatorianas sienten que no tienen más remedio que buscar un futuro mejor en otra parte.

Miguel Acosta, de 44 años, y su familia viven en Guayaquil, la ciudad más grande de Ecuador, y han soportado dificultades económicas provocadas por la llegada del virus del PCCh.

“Primero, no era seguro salir y ahora, no quedan trabajos”, dijo Acosta a The Epoch Times.

Acosta no ha trabajado durante los últimos cuatro años debido a problemas médicos, pero su esposa tiene una pequeña tienda en Guayaquil mientras cuida a los tres niños que aún viven en casa.

“Mi hijo [mayor] Carlos se fue porque no hay trabajo. Ahora está trabajando en México y está ahorrando [dinero] para ir a Estados Unidos”, dijo.

Después de que le preguntaran qué planea hacer su hijo en Estados Unidos, Acosta respondió: “Trabajar, estudiar y enviarnos dinero aquí [a Ecuador]”.

Desde la perspectiva de un abogado de inmigración, Murillo dijo que tener a alguien establecido en los Estados Unidos para ayudarlo una vez que cruce la frontera es primordial.

“Varias generaciones de ecuatorianos han emigrado desde la década de 1970, por lo que la mayoría de los migrantes tienen un familiar, amigo o vecino que los recibe y les ayuda a encontrar trabajo”, explicó.

Murillo enfatizó: “El apoyo es vital a la hora de decidir viajar a Estados Unidos”.

En México, siete de cada 10 inmigrantes ecuatorianos que llegan no regresan, según Roberto Canseco, ministro de la embajada mexicana en Quito.

A pesar de los riesgos, que incluyen la deportación por parte de la seguridad fronteriza de EE. UU., sortear narcotraficantes y traficantes de personas y peligrosos obstáculos elementales, Acosta sigue siendo optimista sobre las posibilidades de su hijo.

“Es un buen nadador y trabajó en la granja de su tío [mientras crecía]. Carlos es un chico fuerte, podrá cruzar [a Estados Unidos] cuando esté listo”, dijo Acosta.

Dejando a un lado las esperanzas de un padre, inmigrantes ecuatorianos cercanos a la edad del hijo de Acosta han desaparecido o han aparecido muertos en los últimos meses debido a los desafíos extremos en la región.

Murillo dijo que, lamentablemente, no es probable que este patrón cambie pronto.

“Mientras Ecuador no resuelva los problemas estructurales en las profundidades del país, tendremos inmigración a Estados Unidos y otros países”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.