Aumento de los costes de insumos hace que muchas empresas presagien subida de precios de venta: Fed

Por Tom Ozimek
09 de Septiembre de 2021
Actualizado: 09 de Septiembre de 2021

Varias empresas estadounidenses, que enfrentan una inflación impulsada por la crisis de la oferta a causa de los costos de los insumos, dicen que esperan traspasar los precios más altos a los consumidores, según la Reserva Federal.

La inflación de los precios al productor, y su posible traspaso a los precios en los estantes de las tiendas, es uno de los temas que ha tratado la Fed en su reciente versión del “Libro beige”, publicado el miércoles. Dicha publicación ofrece una mirada económica de Estados Unidos, desde principios de julio hasta agosto, según informes de los 12 distritos del banco central.

La escasez de recursos se presentó en todas las áreas y las presiones sobre los precios de los insumos fueron “generalizadas”, ya que muchas empresas declararon tener dificultades para abastecerse de insumos clave, incluso ofreciendo ofertas muy redituables, según el informe.

“Las empresas han seguido informando aumentos excepcionalmente generalizados en los precios de los insumos, particularmente en las industrias de la construcción, la manufactura, el comercio mayorista y el transporte y almacenamiento”, escribieron los autores del informe. Agregaron que los contactos en todos los sectores esperan aumentos generalizados de los precios de los insumos para el resto del año.

La mitad de los distritos dijeron que la inflación de los precios de los insumos es “fuerte”, mientras que la otra mitad calificó dicha inflación como “moderada”.

En muchos casos, es probable que los costos de los insumos más altos se traduzcan en precios más altos para los consumidores.

“Una parte considerable de los contactos de todos los sectores tiene previsto aumentar los precios en los próximos seis meses”, escribieron los autores del Libro Beige, añadiendo que varios de los 12 distritos indicaron que las empresas creen que se presentarán “aumentos significativos” en sus precios de venta para los próximos meses.

Las presiones alcistas de los precios sobre los salarios contribuyeron a la dinámica inflacionaria, y la mayoría de las empresas caracterizaron el crecimiento salarial como “fuerte” a medida que la demanda de trabajadores siguió fortaleciéndose.

“Todos los distritos señalaron una amplia escasez de mano de obra que se estaba presentando frente al aumento de la actividad empresarial”, escribieron los autores del informe.

El aumento de la rotación de trabajadores, el aumento de las jubilaciones anticipadas, las necesidades de cuidado de los niños y el aumento de los beneficios por desempleo se señalaron como factores que impulsan la crisis de contratación, según el informe. Además, las empresas recurren a aumentos, bonificaciones, capacitación y arreglos de trabajo flexibles más frecuentes para atraer y mantener al personal.

El Libro Beige de la Reserva Federal también mostró que la actividad económica general “se redujo ligeramente a un ritmo moderado” en el periodo de referencia. Adicionalmente evidenció que el debilitamiento se debió sobre todo a un retroceso en los sectores de los restaurantes, los viajes y el turismo, lo que refleja sobre todo la preocupación por la propagación de la variante delta del virus del PCCh.

Las ofertas de trabajo en Estados Unidos se han disparado a un récord de 10,9 millones de vacantes, mientras que solo se lograron 4 millones de contratos de trabajo, lo que plantea un cuadro de recuperación económica ralentizada por las empresas que luchan a la hora de cubrir los puestos vacantes.

En la actualidad hay 2,5 millones más de puestos de trabajo vacantes que de desempleados en Estados Unidos. El último informe de empleo del Departamento de Trabajo mostró que el número total de desempleados bajó a 8,4 millones en agosto.

La desconexión entre las ofertas de trabajo récord, el número de contrataciones y los niveles de desempleo se produce en momentos en que está aumentando la presión sobre la Reserva Federal para recortar su programa masivo de compra de activos, un proceso conocido como tapering.

La Fed ha estado comprando mensualmente alrededor de 120,000 millones de dólares en títulos del Tesoro e hipotecas, una de las medidas de apoyo a la crisis de la economía que adoptó el banco central ante la pandemia.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo en el Simposio de Jackson Hole, hace varias semanas, que los responsables de la formulación de políticas del banco central necesitarían que se presente “un progreso sustancial adicional” hacia el objetivo máximo de empleo de la Fed como un requisito previo para comenzar a recortar las compras de activos.

El informe de empleos más reciente del Departamento de Trabajo, que mostró que los empleadores estadounidenses están creando muchos menos empleos de los esperados, debilitó el argumento para que la Fed actúe rápidamente a la hora reducir su programa de compra de bonos, según algunos analistas. Pero el presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, le dijo al Financial Times, en una entrevista realizada el miércoles, que el banco central debería seguir adelante con la reducción, a pesar de la desaceleración del crecimiento del empleo.

“Hay mucha demanda de trabajadores y hay más vacantes que trabajadores desempleados”, dijo Bullard al medio. “Si podemos emparejar a los trabajadores y controlar mejor la pandemia, ciertamente parece que el próximo año tendremos un mercado laboral muy fuerte”.

El Libro Beige de la Fed señaló que el crecimiento del empleo en todos los distritos varió de “leve a fuerte”, con un aumento del empleo en el panorama general.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS