Australia debe mantener “los ojos bien abiertos” ante el reclamo de China sobre la Antártida

Por DANIEL Y. TENG
15 de Mayo de 2020
Actualizado: 15 de Mayo de 2020

Un grupo de expertos de defensa con sede en Canberra advirtió al gobierno federal que adopte un enfoque más proactivo para enfrentar al régimen comunista chino en los asuntos antárticos, ya que los intereses futuros sobre el continente helado pueden “divergir”.

El 27 de abril, el Instituto de Política Estratégica de Australia publicó un nuevo informe titulado “Ojos bien abiertos” que describe las ambiciones de China para el continente y cómo podrían entrar en conflicto con las de Australia.

Anthony Bergin, coautor del informe, dijo a The Epoch Times que Australia fue el principal país que “introdujo a China en el sistema antártico” y lo ha apoyado con capacitación y apoyo logístico a través de Tasmania.

“Sin embargo, todo se basó en la idea de que es mucho mejor tener a los chinos en el sistema, que fuera de él. Pero tenemos que tener cuidado de no ser seducidos a asumir que se obtendrán resultados positivos.

Australia tiene actualmente un reclamo territorial sobre el 42 por ciento de la Antártida y opera cuatro estaciones de investigación allí.

La expansión antártica del PCCh

El Sistema del Tratado Antártico (ATS), establecido en 1961, es un acuerdo clave que rige las relaciones internacionales en el continente. El tratado se considera uno de los “conjuntos de acuerdos internacionales más exitosos” porque se ha basado en la buena voluntad y la cooperación pacífica entre las naciones para mantenerlo.

En 1983, el Partido Comunista Chino (PCCh) ratificó el tratado, desde entonces se ha expandido constantemente su huella en el continente.

Actualmente, el régimen tiene cuatro estaciones de investigación en el continente, a pesar de no tener ningún reclamo territorial, y está construyendo una nueva. Opera dos buques rompehielos antárticos de investigación.

El 31° equipo de exploración antártica de China, a bordo del rompehielos ‘Snow Dragon’, regresa al muelle de Waigaoqiao, en Shanghai, China, el 10 de abril de 2015. (VCG a través de Getty Images)

El régimen también está construyendo lo que dice que será el barco de kril más grande del mundo para la pesca antártica, y tiene varios más en construcción. China también ha invertido mucho en el turismo antártico, convirtiéndose en uno de los mayores mercados turísticos del continente.

El PCCh, junto con Rusia, está presentando simultáneamente un reclamo por el Ártico en el hemisferio norte, aumentando las tensiones con Estados Unidos, Canadá y Finlandia.

Interrumpiendo la cooperación internacional

Bergin dijo que había muchas “luces de advertencia” en torno a la participación de China en los asuntos antárticos. Un problema ha sido su perturbación en la toma de decisiones internacionales, que tradicionalmente se centraban en la investigación científica y en la conservación.

“China, al igual que Rusia, ve el continente a través de la lente del desarrollo y la extracción”, dijo. “A largo plazo, se ve que (la Antártida) tiene la capacidad de ser explotada. Ahora, eso puede ocurrir en bioprospección, pesca, turismo y minerales, etc.”.

Un pinguin de Gentoo muerde una cámara gopro en Orne Harbour, Antártida, el 5 de marzo de 2016. (Eitan Abramovich/AFP a través de Getty Images)

“Nuestras conclusiones son que los intereses de Australia y China a largo plazo serán diferentes”, dijo Bergin.

El año pasado, en una reunión de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR), Australia presentó una propuesta para establecer una zona de conservación para la protección de la vida silvestre. Sin embargo, la oferta fue rechazada por China y Rusia. Esta fue la octava vez que tal oferta fue rechazada, con China o Rusia oponiéndose a la medida.

Tony Press, exjefe de la División Antártica Australiana, dijo al ABC que el resultado de la reunión de 2019 planteó dudas sobre por qué Rusia y China tenían la autoridad para vetar tales decisiones.

Él dijo: “[El veto de Rusia y China] plantea preguntas sobre su comportamiento, al ignorar las opiniones de la gran mayoría de los miembros”.

Según Bergin, “Australia quiere que China invierta en las reglas del Tratado Antártico, pero mi opinión es que China, a largo plazo, preferiría reescribir muchas de las reglas”.

La doctrina de fusión militar-civil es causa de preocupación

La doctrina del PCCh de fusión militar-civil fue introducida por el líder chino Xi Jinping, que exigía que las tecnologías civiles chinas pudieran reutilizarse para uso militar, si fuera necesario.

El Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, expresó sus preocupaciones advirtiendo al Grupo de liderazgo de Silicon Valley, a principios de este año, sobre la doctrina China de uso de tecnologías civiles.

Berger dijo: “No hay absolutamente ninguna razón por la que la Antártida sea inmune a esta doctrina”.

“Las tecnologías particulares, piezas particulares de investigación científica, podrían transformarse en parte de un sistema más grande. Es tanto que esperaríamos una amenaza militar directa de la Antártida”, dijo.

“Drones, sistemas sumergibles remotos, tecnologías satelitales que los chinos están usando en la Antártida, algunas de las experiencias con ellos podrían ser valiosas para fines militares en otros lugares”.

Vista de la base de China en la isla King George, en la Antártida, el 13 de marzo de 2014. (Vanderlei Almeida/AFP a través de Getty Images)

Berger recomendó que Australia inspeccione regularmente las estaciones chinas e involucre al departamento de defensa. Reconoció que Australia estaba en la oscuridad con respecto a las intenciones a largo plazo del PCCh en torno a sus tecnologías.

“No sabemos, no hemos hecho ningún esfuerzo sistemático y regular para descubrir la naturaleza de cómo la ciencia china podría tener aplicaciones militares”.

Los académicos han señalado que la Antártida podría ser útil para varios sistemas de vigilancia y reconocimiento, y ayudaría al sistema de navegación satelital BeiDou de China, un rival del sistema GPS de EE.UU.

El gobierno federal reafirmó su compromiso el 26 de abril en los asuntos antárticos con el lanzamiento de un nuevo plan estratégico a 10 años. El plan está respaldado por un compromiso de 2800 millones de dólares australianos (USD 1800 millones) y proporcionará un marco en torno a la investigación científica, la gestión ambiental, e interacción humana.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

EE.UU.: PCCh usa red de cuentas falsas en Twitter para desinformar sobre la pandemia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS