Australia lanza un proyecto sobre la materia oscura con un nuevo laboratorio subterráneo

Por STEVE MILNE
24 de Agosto de 2022 4:30 PM Actualizado: 24 de Agosto de 2022 4:30 PM

Australia inaugura uno de los pocos laboratorios de todo el mundo con capacidad para detectar la misteriosa materia oscura, algo que nunca se había visto o entendido antes.

El Laboratorio de Física Subterránea de Stawell (SUPL), situado en la región de Victoria y a un kilómetro bajo tierra en la mina de oro de Stawell, liderará la investigación australiana en este campo, hará avanzar la comprensión científica de la materia oscura e intentará desvelar los secretos del universo.

Los científicos sostienen que la materia oscura constituye alrededor del 80 por ciento de la materia del universo. Los científicos están seguros de que existe, pero no pueden verla. Es completamente invisible, no emite luz y, por tanto, no puede detectarse de forma convencional.

La materia oscura permaneció esquiva durante décadas, dijo la profesora de la Universidad de Melbourne Elisabetta Barberio, investigadora principal del proyecto, en un comunicado del 19 de agosto.

“Sabemos que hay mucha más materia en el universo de la que podemos ver”, dijo. “Con el [SUPL], tenemos las herramientas y la ubicación para detectar esta materia oscura”.

Añadió que demostrar la existencia de la materia oscura y comprender su naturaleza cambiará para siempre la forma en que los seres humanos ven el universo.

La profundidad del SUPL permite filtrar el ruido cósmico y detectar la señal de la materia oscura, algo que ya ocurrió en un laboratorio de Italia, pero que ahora debe verificarse logrando el mismo resultado en el hemisferio sur.

La investigadora de la Universidad Nacional de Australia (ANU) Zuzana Slavkovska, que asumirá un papel de liderazgo en el SUPL, dijo que actualmente está consiguiendo cristales que serán el componente principal del detector de partículas de materia oscura en el laboratorio.

Su equipo también está trabajando en la identificación de impurezas radiactivas en los materiales que se utilizarán para construir el detector, ya que las partículas procedentes de la desintegración radiactiva pueden imitar a las partículas de materia oscura, explicó.

“Lo que más me entusiasma del laboratorio es que puedo formar parte de un descubrimiento que cambiará la comprensión del universo”, dijo.

“Creemos que alrededor del 85 por ciento de la masa del universo está formada por esta misteriosa sustancia llamada materia oscura. No sabemos casi nada sobre ella”.

Zuzana Slavkovska, de la ANU, es una de las investigadoras que sitúa a Australia en el centro de la búsqueda de la materia oscura. (Cortesía de la ANU)
Zuzana Slavkovska, de la ANU, es una de las investigadoras que sitúa a Australia en el centro de la búsqueda de la materia oscura. (Cortesía de la ANU)

En el mapa de la investigación de la materia oscura

El SUPL llevará a cabo ahora su primer experimento, conocido como SABRE South, que se desarrollará conjuntamente con el experimento italiano, y cuyo objetivo es detectar directamente la materia oscura.

Los experimentos están diseñados para detectar partículas masivas de interacción débil (WIMP), una forma probable de partículas de materia oscura.

Según el profesor Brian Schmidt, vicerrector de la ANU, Australia es uno de los líderes mundiales en investigación astrofísica y espacial,

“Esta nueva y asombrosa instalación es un ejemplo más de ello y permitirá a los investigadores australianos, incluidos los de la ANU, aportar conocimientos profundos sobre nuestro universo y las leyes fundamentales de la física”, afirmó.

“La materia oscura sigue siendo esquiva y sólo hay un puñado de laboratorios en todo el mundo capaces de realizar investigaciones significativas. Australia acaba de situarse en el mapa en lo que respecta a este apasionante campo de la ciencia”.

Schmidt añadió que, además de los misterios que el nuevo laboratorio ayudará a resolver, también estaba entusiasmado con el “trabajo y la tecnología que traerá más impactos terrestres a Australia”.

Los gobiernos federal y de Victoria aportaron cada uno 5 millones de dólares (3,45 millones de dólares) para la construcción del SUPL, y el laboratorio será gestionado por SUPL Ltd., que es copropiedad de la Universidad de Melbourne, la ANU, la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear (ANSTO), la Universidad Tecnológica de Swinbourne y la Universidad de Adelaida.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.