Australiano de 20 años sigue luchando por los derechos humanos a pesar de las amenazas de muerte

Por Penny Zhou
13 de Diciembre de 2019 Actualizado: 13 de Diciembre de 2019

Drew Pavlou está familiarizado con los desafíos que se presentan al hablar en contra del régimen comunista chino sobre los derechos humanos, lo que a veces resulta en ataques físicos, a pesar de que vive en un país democrático.

Pero el estudiante de 20 años de la Universidad de Queensland (UQ) de Australia subestimó al régimen chino. Luego de que ayudó a organizar un mitin a favor de Hong Kong en el campus de UQ en Brisbane el 24 de julio, el cónsul general chino local, Xu Jie, emitió un comunicado al día siguiente llamando a su evento “actividades separatistas contra China”.

Los medios estatales del régimen chino han hecho circular el nombre de Pavlou.

“Fue básicamente como una invitación a atacarme”, dijo a NTD en una entrevista el 9 de diciembre, “Es como si dijeran, ‘ataquen a este tipo'”.

Luego vinieron cientos de amenazas de muerte y desbordantes mensajes abusivos atacándolo a él y a su familia, algunos enviados directamente a su domicilio.

Pavlou ha solicitado una orden judicial contra el cónsul general chino. Pavlou dijo que la declaración del diplomático ha amenazado su seguridad.

“Yo puedo soportar las amenazas de muerte porque, es parte de hacer esto”, dijo Pavlou, “pero el régimen chino sabe que la forma de atraparte es atacando a tu familia”.

“Y ellos no pidieron involucrarse en nada de esto. Mi madre no pidió recibir ese tipo de amenazas de violación y muerte”, dijo.

No es solo él. Pavlou dijo que el régimen chino también ha hostigado a las familias de sus amigos de Hong Kong y uyghures debido a sus actividades disidentes en Australia.

“Es la forma en que la mafia trabaja con los mafiosos. Los gangsters”, dijo Pavlou.

Esta semana, Pavlou y sus abogados viajaron a los Estados Unidos y se reunieron con funcionarios del gobierno estadounidense de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China. Discutieron el presunto hostigamiento en Australia del régimen chino.

La Comisión es una agencia independiente que supervisa los derechos humanos en China.

Mark A. Tarrant, el abogado de Pavlou, dijo que su caso judicial es posiblemente la primera vez que se hace que un cónsul general chino responda una queja penal, como resultado de su deber oficial de emitir amenazas.

Tarrant dijo que si no se toman medidas contra Xu, “eso sentará un precedente muy peligroso. Porque esa es una luz verde para que personas como Xu Jie continúen incitando a la violencia contra los vulnerables”.

El Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia envió una carta a la corte, diciendo que Xu tiene inmunidad diplomática. El tribunal escuchará el caso a finales de este mes.

El embajador de Estados Unidos en Australia, Arthur Culvahouse, pidió al gobierno de Australia que tome medidas más enérgicas contra el presunto acoso chino.

Hablando en la televisión nacional de Australia el 12 de diciembre, dijo que el cónsul general chino de Brisbane ha alentado a los estudiantes chinos en UQ a ​​hostigar a los estudiantes pro-Hong Kong.

Pavlou dijo que su familia le pidió que detuviera su activismo: “Desafortunadamente, como lo demuestra mi entrevista en la ciudad de Nueva York que estoy dando en este momento, no he parado”.

Dijo que es porque la elección es clara.

“Después de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, el mundo prometió ‘Nunca más’, y hemos incumplido esa promesa muchas veces”, dijo Pavlou, “y cada vez que manchamos de sangre nuestras manos”.

“Está sucediendo de nuevo ahora. Y si no actuamos, siempre tendremos esa vergüenza y culpa en nuestra conciencia”, dijo.

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS