Australiano liberado cree que los SEAL de EE.UU. intentaron rescatarlo 6 veces de los talibanes

Por Katabella Roberts
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

Un profesor australiano, que llegó a casa la semana pasada después de ser retenido por los talibanes en Afganistán durante más de tres años, cree que los Navy SEAL de los EE.UU. intentaron rescatarlo seis veces, según dijo en una conferencia de prensa el primero de diciembre.

Timothy Weeks, de 50 años, aterrizó en Sydney el 28 de noviembre después de ser liberado por el grupo terrorista el mes pasado como parte de un acuerdo de intercambio de prisioneros con Estados Unidos, Australia y el gobierno afgano.

Weeks y su colega estadounidense de 63 años, Kevin King, fueron intercambiados por tres miembros de alto perfil de los talibanes, incluido Anas Haqqani, el hermano menor del diputado del grupo terrorista Sirajuddin Haqqani.

“Creo, y espero que esto sea correcto, que ellos [los SEALs de la Marina] vinieron seis veces para tratar de rescatarnos, y que varias veces lo intentaron por horas”, dijo Weeks, hablando públicamente por primera vez desde su liberación.

Weeks, originario de Wagga Wagga, en el estado de Nueva Gales del Sur, describió lo que cree eran explosiones y disparos de ametralladoras durante uno de los supuestos intentos de rescate en abril.

Dijo que uno de sus guardias lo despertó a las 2 a.m., y le dijo que estaban siendo atacados por “Daesh” (un acrónimo alternativo para el grupo terrorista ISIS), y fue llevado rápidamente a un túnel debajo de donde estaba detenido.

Recordando el ataque, dijo: “Creo ahora que fueron los Navy SEALs quienes vinieron a buscarnos. Creo que estaban justo afuera de nuestra puerta. En el momento en que entramos en los túneles, estábamos a uno o dos metros bajo tierra y hubo un gran golpe en la puerta principal”.

“Y los guardias subieron y hubo mucho fuego de ametralladoras. Me empujaron por encima de los túneles y caí hacia atrás, rodé y quedé inconsciente”.

Weeks y King fueron secuestrados a punta de pistola en agosto de 2016 frente a la Universidad Americana en Kabul, donde trabajaban como profesores. Un año después, los talibanes publicaron un video de los dos rehenes en el que se puede ver a Weeks suplicando al entonces primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, para que negociara su liberación.

Más tarde, las fuerzas estadounidenses confirmaron que habían intentado rescatar a hombres en un escondite perteneciente a un grupo terrorista en Afganistán, en septiembre de 2016, pero los prisioneros ya habían sido trasladados a su llegada.

Weeks dijo que, durante su cautiverio, él y King fueron trasladados regularmente a nuevas ubicaciones en Afganistán y Pakistán, y que sus vidas estaban en constante riesgo.

Weeks insistió en que nunca perdió la esperanza de ser rescatado, y dijo a los periodistas que “Si pierdes la esperanza, queda muy poco para ti. Sabía que en algún momento dejaría ese lugar. Solo tardó un poco más de lo que esperaba”.

El profesor agradeció al primer ministro australiano, Scott Morrison, y al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por su ayuda para asegurar su liberación y la de King. Weeks también agradeció al líder de los talibanes y sus guardias talibanes, quienes, según dijo, lo trataron bien.

“Sé que mucha gente no lo admite, pero para mí, eran soldados y los soldados obedecen las órdenes de sus comandantes”, dijo.

“No tienen otra opción. Estuvieron allí porque se les ordenó venir a cuidarme. Algunos de ellos eran tan compasivos y tan encantadores, gente encantadora”.

Según los informes, Weeks se sometió a un extenso examen médico en un lugar no revelado semanas después de su liberación y llegó a casa después de ser transferido de una base militar estadounidense en Alemania.

***

Te puede interesar

Cómo el comunismo en China hace 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS