Australianos confían menos en China, apoyan la separación y sanciones a funcionarios chinos: Encuesta

Por Daniel Y. Teng
26 de Junio de 2020
Actualizado: 26 de Junio de 2020

Una nueva encuesta del Instituto Lowy ha revelado que la confianza en China ha disminuido desde 2018. Los australianos también apoyan la desvinculación económica del estado comunista y están deseosos de que se promulguen nuevas leyes estrictas para sancionar a los funcionarios chinos.

La confianza en China ha mostrado una tendencia a la baja en los últimos tres años, con solo el 23 por ciento de los encuestados diciendo que confiaban en China “mucho” o “algo”. Esto es una caída del 52 por ciento de los australianos en 2018 diciendo que confiaban en China hasta cierto punto.

La encuesta de Lowy se realizó por teléfono o celular con 2448 adultos entre el 16 y el 29 de marzo de 2020.

En general, los australianos confiaban menos en otros países y el porcentaje de respuestas positivas disminuyó desde 2018 en China (23 por ciento), Rusia (24 por ciento), Indonesia (36 por ciento), India (45 por ciento) y Estados Unidos (51 por ciento).

La caída de la confianza hacia Estados Unidos puede atribuirse a las crecientes cuestiones relacionadas con la información inexacta en los medios de comunicación y las “noticias falsas” sobre la presidencia de Donald Trump, a la que se ha culpado de distorsionar la percepción que el público tiene sobre Estados Unidos.

A pesar de ello, el 55% de los australianos creía que la alianza entre Australia y Estados Unidos era más importante para el país, en comparación con el 40% que pensaba lo mismo sobre la relación entre Australia y China.

Los australianos se han vuelto más cautelosos con China, ya que el 41 por ciento de los encuestados cree que China es “más una amenaza para la seguridad de Australia” en comparación con el 12 por ciento en 2018. Los australianos también apoyaron más las medidas para sancionar a los funcionarios chinos involucrados en abusos de derechos humanos, ya que el 82 por ciento está de acuerdo con dicha política y solo el 17 por ciento se opone.

El 3 de diciembre de 2019, el Comité Permanente Conjunto sobre Asuntos Exteriores, Defensa y Comercio inició una investigación sobre si Australia debería aplicar las nuevas leyes “Magnitsky” que permitirían al gobierno sancionar a los funcionarios involucrados en abusos de derechos humanos. Las sanciones incluyen la congelación de activos y la prohibición de que los funcionarios (incluidos los familiares y parientes) viajen a Australia.

La mayoría de los australianos quieren reducir la dependencia de China

La encuesta también encontró que los australianos eran menos positivos acerca de la relación comercial con China, con los últimos resultados mostrando que el 55 por ciento de los encuestados dijeron que China es un “socio económico” viable, lo que representa una importante caída del 82 por ciento en 2018.

Una gran mayoría de los australianos también se mostraron dispuestos a disociar el comercio y la dependencia económica de China, y el 94% dijo que estaban dispuestos a “encontrar otros mercados” para establecer relaciones comerciales. Solo el 5% de los encuestados se opuso a la idea.

La encuesta se realizó antes del inicio de una disputa comercial con Australia instigada por Beijing, en la que se han impuesto aranceles a las importaciones de cebada australiana y se han prohibido las importaciones de cuatro rastros australianos.

La mayor amenaza para el interés del país era la sequía y la escasez de agua, ya que el 77% dijo que lo veía como una “amenaza crítica”. Las siguientes amenazas importantes fueron el COVID-19 (76%), la crisis económica mundial (71%), los incendios forestales y las inundaciones (67%) y el cambio climático (59%).

En el marco de la misma pregunta, los australianos encontraron las siguientes “amenazas importantes pero no críticas”, entre ellas: el conflicto militar entre Estados Unidos y China por Taiwán (54%); el surgimiento de sistemas autoritarios en el gobierno (51%); el programa nuclear de Irán (50%); la interferencia extranjera en la política australiana (50%); y la difusión de información falsa o noticias falsas (48%).


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación
El Método del PCCh: El plan mundial del Partido Comunista Chino

TE RECOMENDAMOS