Autoridad local les prohíbe entrar en espacios públicos a residentes chinos que no se han vacunado

Por RITA LI
16 de Julio de 2021
Actualizado: 16 de Julio de 2021

Un gobierno local en China ha prohibido a los residentes chinos no vacunados ingresar a lugares públicos como centros comerciales, estaciones de transporte público y supermercados.

Mientras tanto, a los funcionarios públicos de toda China también se les suspenderá el salario o se les negará el trabajo por no vacunarse, dijo un aviso del gobierno.

Según un informe del gobierno emitido el 13 de julio en Tanghe, un condado ubicado en la provincia de Henan, solo el certificado de vacunación o la contraindicación de la vacunación otorgará a los ciudadanos acceso a los lugares públicos locales, incluido el transporte público.

Mientras tanto, a los empleados o contratistas que no se vacunen no se les pagará ni se les permitirá trabajar, decía el miércoles un aviso oficial que promueve la vacunación, emitido por el Centro de Comando de Tanghe para el Control y Prevención del COVID-19.

La nueva regla se aplica a todos los servidores públicos del condado que cumplen con las condiciones de vacunación, incluidos los trabajadores temporales y el personal jubilado, a todos los cuales se les recordará la aplicación de la vacuna mediante visitas domiciliarias o llamadas telefónicas.

“[Cada departamento debe] asegurarse de que nadie se quede fuera”, decía el documento.

Según el anuncio, a partir del 26 de julio… las personas que no han sido vacunadas “no pueden ingresar a lugares públicos clave como agencias gubernamentales, empresas, escuelas, instituciones médicas, estaciones de transporte, centros comerciales y supermercados”.

Un aviso de la ciudad de Ruijin en la provincia de Jiangxi, emitido el 12 de julio, decía que los trabajadores elegibles, incluidos sus familiares dentro de tres generaciones, tendrían que completar su vacunación en un plazo limitado.

La cuenta oficial de Ruijin Radio & TV Station dijo al día siguiente en WeChat, la plataforma de redes sociales más grande de China, que cualquier persona mayor de 18 años debe completar la primera dosis de vacunación antes del 25 de julio y la segunda dosis antes del 25 de agosto.

El anuncio también requiere que los estudiantes presenten certificados de vacunación de todos los miembros de la familia antes de la inscripción escolar.

Campaña psicológica

El 16 de julio, el Centro de Medios Convergentes de Tanghe informó que las autoridades habían lanzado una campaña psicológica para enajenar a los no vacunados.

El objetivo es crear un ambiente entre el público que haga creer que “la vacunación demuestra patriotismo”, dejando a los que no están vacunados en un dilema, dijeron las autoridades locales.

La propaganda incluye la publicación de eslóganes, la difusión mediante pantallas LED y altavoces, y el uso de vehículos publicitarios que recorren ciudades y pueblos.

“[Hemos] creado una atmósfera fuerte en la que las personas mayores de 18 años se deben sentir obligadas a vacunarse, [una atmosfera] en la que piensan que es difícil dar un paso sin haberse vacunado”, anunció el viernes el Comité de Gestión del CBD de Tanghe, afirmando que la tasa de vacunación local de los adultos mayores de 18 años ha alcanzado el 76 por ciento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS