Autoridades chinas luchan por contener nuevos brotes en varias regiones

Por Nicole Hao
31 de Julio de 2020
Actualizado: 31 de Julio de 2020

Las autoridades chinas han adoptado más medidas de control después de que se notificara la última oleada de brotes del virus del PCCh en el extremo oeste de Xinjiang y en el noreste de la ciudad de Dalian. Sin embargo, el virus ha seguido infectando a más personas y extendiéndose a más regiones del país.

Xinjiang

En Xinjiang, donde viven 24.87 millones de personas, casi la mitad de ellas pertenecientes a minorías musulmanas uigures, las autoridades anunciaron que desde el 16 de julio se han diagnosticado cientos de casos de COVID-19, la mayoría de ellos en la capital de Urumqi. Pero los residentes se mostraron incrédulos y creyeron que las verdaderas cifras eran probablemente más altas.

El vicealcalde de Urumqi, Song Yajun, dijo en una conferencia de prensa el 30 de julio que 12,313 personas fueron aisladas en los centros de cuarentena y observadas para ver si desarrollaban síntomas de COVID-19.

Algunos residentes compartieron un video que mostraba a las autoridades emitiendo amenazas por altavoces dentro de los complejos residenciales. El mensaje era: “Si te atreves a salir de tu puerta, te romperemos las piernas. Si te atreves a discutir con nosotros, te sacaremos los dientes”.

La gente también rogaba por comida a través de las redes sociales. Decían que estaban encerrados en sus casas, pero que las autoridades no organizaban suficientes métodos de compra para que pudieran adquirir productos esenciales.

Dilshat Reshit, portavoz del Congreso Mundial Uigur, una organización internacional de uigures exiliados, dijo al periódico chino Epoch Times el 30 de julio que el grupo escuchó de los residentes locales, que creían que las autoridades estaban informando poco sobre el brote.

El régimen chino adopta medidas sumamente extremas no solo para evitar que el virus se propague, sino para suprimir todas las posibles protestas en contra de los métodos de las autoridades, dijo Reshit.

Los residentes de las ciudades de Ghulja, Kashgar, Changji y Karamay dijeron que las zonas han sido bloqueadas, aunque no ha habido anuncios oficiales.

Dalian

Dalian ha anunciado nuevas infecciones todos los días desde el 23 de julio. Zhao Lian, subdirector de los Centros de Dalian para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijo en una conferencia de prensa diaria el 29 de julio que la mayoría de los pacientes diagnosticados en el brote han sido jóvenes.

Jiang Wei, subdirector de la Oficina de Cultura y Turismo de Dalian, dijo en la misma conferencia que la ciudad ha cerrado 1,614 centros culturales, como museos y galerías de arte, para prevenir la propagación del virus.

Zhao añadió que la ciudad también cerrará todos los gimnasios, centros deportivos cerrados y salones de belleza.

El 30 de julio, Zhao dijo que las autoridades no confiaban en la veracidad de la primera ronda de pruebas de ácido nucleico en todos los 6.9 millones de residentes, y por lo tanto comenzaría una segunda ronda de pruebas en los residentes de las regiones de “alto riesgo”.

Dalian fue bloqueada después de anunciar su primer paciente en el brote actual del 23 de julio. Los residentes locales le dijeron a la versión en chino de Epoch Times que necesitaban más comida, pero estaban encerrados en casa y los sitios de compras en línea se habían quedado sin suministros.

Una trabajadora de la salud administra una prueba de COVID-19 en Dalian, en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, el 26 de julio de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

Beijing

Mientras tanto, en Beijing, donde los habitantes se infectaron tras el contacto con gente de Dalian, el subdirector del CDC de Beijing, Pang Xinghuo, alertó sobre las reuniones durante una conferencia de prensa el 30 de julio. Dijo que si la gente debe reunirse, debe mantener el distanciamiento social, usar mascarillas y abrir las ventanas.

Después de que se descubrieran casos positivos de COVID-19 en Tiantongyuan, el mayor proyecto de viviendas asequibles de la ciudad con más de 400,000 residentes, los habitantes dijeron al periódico chino Epoch Times que las autoridades locales habían cerrado la zona oeste 3 de Tiantongyuan desde el 28 de julio, y solicitaron a todos los residentes del complejo de viviendas que se sometieran a pruebas de detección del virus.

Una señora que vive al lado de una familia de personas infectadas dijo en una entrevista telefónica que después de que las autoridades confirmaron sus diagnósticos, fue encerrada en su casa y no se le permitió salir. A todo el personal de su lugar de trabajo se le hizo la prueba del virus del PCCh, independientemente de que hubieran tenido o no contacto con ella.

Los dueños de los negocios del complejo residencial dijeron que las autoridades no les han dado instrucciones claras sobre si podían seguir operando y les preocupaba que sus tiendas se vieran obligadas a cerrar pronto.

Fuzhou

La ciudad de Fuzhou, en el sur de China, en la provincia de Fujian, anunció que un paciente diagnosticado con COVID-19, de apellido Chi, se infectó después de visitar Dalian. Chi tiene 1495 contactos cercanos, según las autoridades. La ciudad de Fuzhou anunció un “estado de guerra” el 27 de julio.

Los residentes locales le dijeron a la versión china de Epoch Times que Chi llegó a Fuzhou desde Dalian en avión para un nuevo trabajo el 18 de julio. En los días siguientes, recorrió Fuzhou como turista, probó alimentos en restaurantes, compró en mercados, se alojó en diferentes hoteles y por lo menos estuvo en casa con una prostituta. Solicitar la prostitución es ilegal en China.

“Si Chi es contagioso, estamos en problemas. … Estamos esperando la muerte”, dijo el dueño de un restaurante en el distrito de Jin’an, en la ciudad de Fuzhou, quien dijo que estaba preocupado de que Chi hubiera propagado el virus ampliamente.

Chi visitó una tienda de dumplings antes de ser diagnosticado. El restaurante del dueño está al lado de la tienda de dumplings.

El dueño del negocio dijo que el dueño de la tienda de dumplings y el personal han sido aislados en un centro de cuarentena.

Un empleado del Hotel Huaiyi en el distrito de Taijiang dijo que él y sus colegas fueron puestos en cuarentena en el hotel después de que Chi fue diagnosticado. Chi se había quedado en el hotel los días 18 y 19 de julio. El 27 de julio, el hotel fue cerrado por las autoridades.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Rebrote de coronavirus en Beijing, China

TE RECOMENDAMOS