Autoridades sanitarias dicen que el cierre afecta la salud mental, provoca suicidio y sobredosis

Por Michael Wing
21 de Mayo de 2020
Actualizado: 21 de Mayo de 2020

Funcionarios de salud pública hicieron eco del sentimiento de que “la cura no puede ser peor que la enfermedad” durante la conferencia de prensa de los gobernadores sobre COVID-19 en la Casa Blanca el martes. En particular, los impactos en la salud mental del cierre se abordaron abiertamente en la conferencia de prensa ante el presidente y los medios de comunicación.

Entre los que hablaron, el secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Alex Azar, afirmó que la mentalidad correcta a tener no es “equilibrar la salud versus la economía”, sino más bien, “equilibrar la salud versus la salud”.

Señaló que, como resultado de las medidas de cierre y la recesión inducida por el virus, según algunas estimaciones, Estados Unidos podría ver 65,000 muertes adicionales como resultado de suicidio, sobredosis de drogas y abuso de alcohol en los próximos años.

La Dra. Elinore McCance-Katz, subsecretaria de salud mental y abuso de sustancias en la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental, durante una reunión de gabinete en la Casa Blanca en Washington el 19 de mayo de 2020 (Alex Wong/Getty Images)

“Incluso más estados están viendo una disminución en los informes de maltrato infantil porque los niños no están en la escuela”, agregó, refiriéndose a los casos cada vez mayores de abuso doméstico como resultado del cierre.

Durante la conferencia de prensa, la subsecretaria de Salud Mental y Abuso de Sustancias, Dra. Ellie McCance-Katz, también compartió una perspectiva crítica sobre los efectos negativos que el aislamiento social puede tener en la salud mental.

“Contener los efectos del coronavirus es de importancia crítica, pero también lo es prevenir el suicidio”, señaló. “Como psiquiatra, diría que una pérdida de vidas por suicidio es tan importante como una pérdida de vidas por coronavirus”.

También es de vital importancia, dijo ella, “evitar que una persona se aterrorice de salir de su hogar”.

El aislamiento social puede tener graves efectos en la salud mental. (Créditos: Engin_Akyurt/Pixabay)

“La literatura de investigación es clara sobre los efectos de las prácticas de cuarentena y quedarse en casa sobre la salud mental”, agregó la Dra. McCance-Katz. “Sabemos que cuanto mayor sea la duración de estas órdenes, mayor será la intensidad de los problemas de salud mental experimentados. También sabemos que estos síntomas persistirán en los años venideros”.

También señaló que sus colegas médicos en el Grupo de Trabajo del Coronavirus, han observado cuidadosamente que “su perspectiva y consejos se centran en un aspecto de la pandemia: la contención del virus”.

“Sin embargo, incluso médicamente, no es la única perspectiva”, agregó.

Durante una audiencia el pasado martes 12 de mayo, las palabras del Dra. McCance-Katz hicieron eco de la declaración del senador de Kentucky, Rand Paul, para dirigir al miembro del grupo de trabajo del Dr. Anthony Fauci, que no debe ser considerado como el “fin de todo” y “la única persona que puede tomar una decisión”.

“Podemos escuchar sus consejos, pero hay personas del otro lado que dicen que no habrá un aumento repentino y que podemos abrir la economía de manera segura, y los hechos lo confirmaron”, agregó.

Entre los que más sufren están los niños pobres y desfavorecidos sin un padre capaz de enseñarles en casa, dijo Rand.

En cuanto a las perspectivas de que las escuelas abran en la temporada de otoño 2020, la consejera del presidente Kellyanne Conway le dijo a FOX News el miércoles que cada estado, o incluso el distrito escolar, determinará eso con las pautas proporcionadas por el gobierno federal.

Escuelas vacías incrementan los riesgos de abuso doméstico. (Créditos: Pexels/Pixabay)

“Creo que tenemos que sopesar el beneficio de que los niños estén en la escuela para aprender”, agregó. “No todos tienen una excelente conexión digital(…) no todos tienen acceso a Internet y 5G. Esa brecha digital ha sido muy real para muchos estudiantes. Reemplazamos sus comidas”.

“[…] Tenemos que hacer que vuelvan a esa estructura social y académica que es tan importante para muchos de estos estudiantes”.

Durante la conferencia de prensa de los gobernadores el martes, el secretario Azar también explicó los riesgos de aumentar los casos de cáncer como resultado del cierre debido a que los pacientes no reciben un diagnóstico.

“Las mamografías han bajado un 87 por ciento. Las colonoscopias han disminuido en un 90 por ciento ”, dijo. “Aproximadamente 1.7 millones de nuevos casos de cáncer son diagnosticados por año en nuestro país. Y si estamos viendo una caída del 80 por ciento en los casos de cáncer identificados, ya podríamos tener 300,000 o más casos de cáncer no diagnosticados como resultado de esta crisis”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

EEUU: PCCh usa red de cuentas falsas en Twitter para desinformar sobre la pandemia

TE RECOMENDAMOS