Avistan asteroide “asesino de planetas” entre el resplandor del Sol

Por Agencia de noticias
07 de Noviembre de 2022 3:17 PM Actualizado: 07 de Noviembre de 2022 3:17 PM

Los astrónomos detectaron tres asteroides cercanos a la Tierra que estaban escondidos sin ser detectados por el resplandor del Sol. Uno de los asteroides es el mayor objeto potencialmente peligroso para nuestro planeta descubierto en los últimos ocho años.

Estos asteroides pertenecen a un grupo que se encuentra dentro de las órbitas de la Tierra y Venus, que son increíblemente difíciles de detectar porque el brillo del Sol los protege de las observaciones con telescopios.

Para evitar el resplandor del Sol, los astrónomos aprovecharon la oportunidad de realizar sus observaciones durante una breve ventana disponible durante el crepúsculo. Un equipo internacional espió las rocas espaciales mientras utilizaba la Cámara de Energía Oscura situada en el Telescopio Víctor M. Blanco de 4 metros, del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, en Chile.

Sus hallazgos se publicaron el lunes en The Astronomical Journal.

Uno de los asteroides, llamado 2022 AP7, tiene 1.5 kilómetros de ancho y una órbita que podría acercarlo a la trayectoria de la Tierra en el futuro, pero es difícil para los científicos saber cuándo.

“Nuestro estudio crepuscular está explorando el área dentro de las órbitas de la Tierra y Venus en busca de asteroides”, dijo el autor principal del estudio, Scott S. Sheppard, astrónomo del Laboratorio de la Tierra y los Planetas de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington, de acuerdo a una declaración.

“Hasta ahora hemos encontrado dos grandes asteroides cercanos a la Tierra que tienen alrededor de un kilómetro de diámetro, un tamaño que llamamos asesinos de planetas”.

Los científicos determinaron que el asteroide cruza la órbita de la Tierra, pero lo hace cuando esta se encuentra en el lado opuesto del Sol —este patrón continuará durante siglos, mientras el asteroide se tarda cinco años en completar una órbita alrededor del Sol. Pero con el tiempo, su movimiento orbital estará más sincronizado con el de la Tierra. Los científicos no conocen su órbita con la suficiente precisión como para decir lo peligroso que podría llegar a ser en el futuro, pero, por ahora, “se mantendrá bien alejado de la Tierra”, dijo Sheppard.

Un asteroide cercano a la Tierra de un kilómetro o más “podría tener un impacto devastador en la vida tal y como la conocemos”, indicó a continuación. El polvo y los contaminantes llenarían la atmósfera durante años, enfriando el planeta e impidiendo que la luz solar llegue a la superficie de la Tierra.

“Este sería un evento de extinción masiva, como no se ha visto en la Tierra en millones de años”, añadió Sheppard.

El equipo espera encontrar más asteroides asesinos de planetas en su estudio durante los próximos dos años. Los científicos creen que hay unos 1000 objetos cercanos a la Tierra de más de un kilómetro de tamaño, y los estudios de la última década han encontrado alrededor del 95% de ellos.

Los otros dos asteroides, 2021 LJ4 y 2021 PH27, se encuentran en órbitas mucho más seguras que no suponen un riesgo para la Tierra.

Sin embargo, los astrónomos están intrigados por el 2021 PH27, porque es el asteroide conocido más cercano al Sol. A medida que la roca espacial se acerca a nuestra estrella, su superficie alcanza temperaturas lo suficientemente altas como para fundir el plomo.

Los astrónomos que se dedican a la caza de asteroides se enfrentan a un gran desafío si quieren encontrar rocas espaciales en el sistema solar interior —que incluye Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y el cinturón principal de asteroides. Para evitar la intensa luz solar, solo disponen de dos ventanas de 10 minutos cada noche para explorar la zona con telescopios terrestres.

Durante el crepúsculo, los astrónomos siguen enfrentándose a las complicaciones de un cielo brillante de fondo debido al Sol, y para buscar en el sistema solar interior, sus telescopios deben enfocar cerca del horizonte, lo que significa que tienen que mirar a través de la espesa atmósfera de la Tierra y sus efectos de desenfoque.

Las cosas parecen ser complicadas para los telescopios terrestres, pero, las observaciones del sistema solar interior son imposibles para los telescopios espaciales como el Hubble y el James Webb porque el calor y la intensa luz del Sol podrían freír sus instrumentos, razón por la cual ambos observatorios espaciales apuntan lejos de la estrella.

La capacidad de amplitud de campo de la Cámara de Energía Oscura ayudó a los astrónomos a superar los retos de observación y pudieron explorar con detalle vastas extensiones del cielo nocturno.

“Se necesitan grandes áreas de cielo porque los asteroides interiores son raros y se necesitan imágenes profundas porque los asteroides son débiles y se está luchando contra el brillante cielo crepuscular cerca del Sol, así como el efecto distorsionador de la atmósfera de la Tierra”, dijo Sheppard. “DECam puede cubrir grandes áreas del cielo a profundidades que no se pueden alcanzar con telescopios más pequeños, lo que nos permite profundizar, cubrir más cielo y sondear el Sistema Solar interior de formas nunca antes realizadas”.

Los objetos cercanos a la Tierra son asteroides y cometas con una órbita que los sitúa a menos de 48.3 millones de kilómetros (30 millones de millas) de la Tierra. Detectar la amenaza de objetos cercanos a la Tierra que podrían causar daños graves es uno de los focos principales de la NASA y otras organizaciones espaciales de todo el mundo.

Ningún asteroide está actualmente en un curso de impacto directo con la Tierra, pero existen más de 27,000 asteroides cercanos a la Tierra en todas las formas y tamaños.

Si bien la NASA demostró recientemente que puede alterar con éxito el movimiento de un asteroide en el espacio con el sistema Double Asteroid Redirection Test, o misión DART,  una prueba de redirección que se efectuó en septiembre, los astrónomos primero deben encontrar rocas espaciales que representen una amenaza para nuestro planeta. Instrumentos como la Cámara de Energía Oscura, así como los futuros observatorios espaciales como el Near Earth Object Surveyor (Topógrafo de objetos cercanos a la Tierra), podrán identificar asteroides previamente desconocidos.

Estudiar y comprender las poblaciones de asteroides también ayudará a los científicos a conocer la distribución y la dinámica de las rocas espaciales. Por ejemplo, cómo el calor del Sol puede fracturarlas y fragmentarlas con el tiempo.

“Nuestra encuesta DECam es una de las búsquedas más grandes y sensibles jamás realizadas de objetos dentro de la órbita de la Tierra y cerca de la órbita de Venus”, dijo Sheppard. “Esta es una oportunidad única para comprender qué tipos de objetos acechan en el Sistema Solar interior”.

The-CNN-Wire
& © 2020 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.