Bachelet exige investigación “profunda” sobre muerte de militar venezolano en prisión

Por Voa
01 de Julio de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo el lunes en un comunicado que es imperativo que Venezuela realice una investigación transparente sobre la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo mientras era prisionero del régimen de Nicolás Maduro.

Bachelet visitó recientemente Venezuela, y está pendiente la publicación de un informe con los resultados de su visita, que no incluyó ni cárceles ni hospitales, como pedían grupos de derechos humanos y miembros de la sociedad civil.

“Urjo a las autoridades a llevar a cabo una profunda investigación –incluyendo una autopsia que siga los estándares internacionales- que sea independiente y transparente. Esto es esencial para arrojar luz no solo sobre lo que ocurrió con él, sino también para facilitar que se lleve ante a la justicia a los responsables de su muerte”, dijo Bachelet.

Acosta Arévalo, de 50 años, murió mientras permanecía encarcelado por acusaciones de supuesta conspiración contra el régimen de Maduro.

La esposa y madre de sus dos hijos de 4 y 10 años, Waleswka Pérez, había denunciado el sábado que su marido sufrió torturas en la semana que estuvo detenido y un juez ordenó su traslado a un centro asistencial en el complejo militar de Fuerte Tiuna en Caracas cuando el uniformado llegó al juzgado en silla de ruedas, pocas horas antes de fallecer.

El lunes, pidió a la ONU que se realice una investigación de su muerte y se le realice un examen forense al cuerpo.

Bachelet recordó al régimen de Maduro “que son responsables de la vida, y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de libertad”.

La Alta Comisionada aplaudió la rápida acción de la Oficina del Fiscal General de abrir una investigación sobre la muerte del capitán Acosta Arévalo, y señaló que dos miembros de la DGCIM han sido procesados por asesinato en primer grado.

“Llamo a las autoridades venezolanas para que permitan a los otros seis militares y exoficiales de seguridad detenidos junto al capitán Acosta Arévalo recibir visitas de sus abogados y familiares, que se aseguren que sean tratados con humanidad y dignidad, y que eviten que sufran torturas y otras formas de maltrato”, afirmó Bachelet.

“Se deben adoptar urgentemente medidas para prevenir la reincidencia de la tortura y otros malos tratos de personas bajo custodia del Estado”, concluyó.

Por su parte, Stéphane Dujarric, portavoz del Secretario General de la ONU António Guterres, aseguró ante una pregunta de la corresponsal de la Voz de América que el secretario Guterres estaba “profundamente preocupado por las informaciones que rodean la muerte del capitán Rafael Acosta mientras se encuentra bajo custodia”.

Pidió a las autoridades venezolanas realizar una “investigación independiente para llevar ante la justicia a las personas responsables de la muerte del capitán”.

 

***

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS