Banco Nación se convirtió en el principal acreedor de empresas públicas argentinas

10 de Julio de 2015 Actualizado: 10 de Julio de 2015

La mayor entidad bancaria de Argentina, el Banco Nación, se convirtió en el prestamista más importante (y en algunos casos, el único) de las principales empresas públicas del país. Especialistas dudan de sus rentabilidades y señalan que esto sucede porque estas empresas no pueden acceder al mercado de bonos.

6 de las 10 empresas con mayor deuda en el país son de propiedad estatal; y el único acreedor, en el caso de 5 de ellas, es el Banco Nación, según datos del Banco Central de la República Argentina a marzo de este año, citados por el diario La Nación, el 10 de julio. La única compañía financiada también por bancos privados es Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).

Economistas advierten que las empresas públicas no pueden acceder al mercado de bonos para apalancarse, entonces necesitan recurrir al Banco Nación. “Muchas de estas empresas legalmente son privadas (aunque están en manos del Estado), y entonces el (Banco) Nación puede financiarlas sin violar los límites que tiene de crédito al sector público”, agregó al respecto el economista Miguel Kiguel al diario La Nación.

Asimismo, que el Banco Nación se haya convertido en la única entidad que financie a estas empresas genera suspicacias acerca de la rentabilidad de sus proyectos, señala el matutino afirmando que, en ese sentido, especialistas coinciden que en caso contrario las entidades privadas también competirían por captar esos clientes, como sucede en el caso de YPF, donde la petrolera tiene al Banco Nación como acreedor en solo el 23,6% de su deuda (el resto está compuesto por entidades privadas).

En los últimos años el gobierno argentino mantuvo una fuerte política de subsidios para mantener las tarifas energéticas y eso parece verse reflejado en los últimos balances de las empresas proveedoras. De hecho, la mayoría de las empresas más endeudas del país pertenecen al sector energético.

“Este proceder puede ser útil coyunturalmente pero no como política de fondo, si es que hay una, donde las consecuencias ya la estamos viviendo con la caída en la producción de gas y petróleo, y las reservas”, manifestó el Dr. Alejandro Rodríguez, ex subsecretario de Combustibles de la Nación, en una columna en el diario Los Andes, el pasado 4 de julio.

La situación actual es rotundamente diferente a la reflejada en el año 2003, al inicio de la gestión kirchnerista, cuando, según el matutino La Nación, las 10 primeras empresas con mayor endeudamiento en el país eran privadas.

Principales empresas estatales deudoras de Argentina:

– Enarsa (importadora de combustibles): 11.270 millones de pesos

– Cammesa (mercado eléctrico mayorista): 8760,9 millones de pesos

– YPF (petrolera): 6318,7 millones de pesos

– Austral Líneas Aéreas: 5671 millones de pesos

– Fideicomiso de Importación de Gas Natural: 4751 millones de pesos

– Fideicomiso Financiero de Financiamiento-Cammesa: $ 4206,8 millones de pesos

– Fideicomiso Financiero Gas II: $ 4085,9 millones de pesos

TE RECOMENDAMOS