Banco Popular de China reduce los activos de divisas en un tercio

Por Chriss Street
24 de Julio de 2019 Actualizado: 24 de Julio de 2019

Los activos de alta calidad en divisa extranjera del Banco Popular de China alcanzaron su punto máximo en junio de 2014 y desde entonces han caído un tercio, ya que el banco vendió activos de alta calidad y compró activos de menor calidad.

El balance del Banco Popular de China (BPC) era pequeño en 1980, con solo 2300 millones de dólares, o el 40 por ciento de los activos en deuda pública de alta calidad en moneda extranjera. El otro 60 por ciento estaba en “otros activos” de baja calidad, por lo general deuda bancaria doméstica de bajo rendimiento.

En junio de 2014, el BPC tenía uno de los mejores balances capitalizados del planeta con 3993 billones de dólares, o el 84 por ciento de los activos en deuda externa de alta calidad.

Pero desde mediados de 2014, las tenencias de divisas de alta calidad del BPC se derrumbaron alrededor de 900.000 millones de dólares hasta alcanzar los 3119 billones de dólares, es decir, 57 por ciento de los activos. En junio de 2019, los “otros activos” de baja calidad habían aumentado en casi 250.000 millones de dólares, incluidos 100.000 millones de dólares el mes pasado para nacionalizar el insolvente Banco Baoshang, que fue el primer rescate estatal desde 1998.

El 15 de junio, el BPC asumió que facilitaría la liquidez del mercado de préstamos interbancarios inyectando 43.400 millones de dólares en garantías de crédito directo para apoyar a los bancos pequeños y rurales chinos.

Reuters informó que el BPC trató de evitar ser forzado a inundar aún más liquidez en “otros activos” de baja calificación cuando Li Chao, vicepresidente de la Comisión Reguladora de Valores de China, se reunió con siete de las principales instituciones no bancarias de China el 16 de junio y les ordenó que continuaran otorgando préstamos interbancarios de un día para otro a pequeños bancos rurales.

Pero La Gran Época informó que a pesar de los esfuerzos del BPC, la tasa de interés interbancaria de préstamos a un día de subió del 1,84 por ciento al 13,44 por ciento el 20 de junio, más alta que el 8,22 por ciento en 2011 en el punto álgido de la crisis financiera mundial.

La crisis financiera de China pareció estabilizarse a finales de junio, después de que el BPC “instara” a los bancos estatales más grandes de China a seguir financiando a los principales corredores de bolsa de China a través de préstamos interbancarios y préstamos de valores “repos”.

Meng Wei, portavoz de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, declaró que aunque China se “enfrenta a un entorno complejo tanto en su país como en el extranjero, el país se aferrará a un desarrollo de alta calidad e impulsará la vitalidad del mercado”, en lugar de recurrir a políticas de estímulo “similares a las inundaciones”. Mei añadió que el modelo económico dirigido por el Estado significa que China tiene “muchas palancas económicas” para combatir los desafíos.

Pero Enodo Economics sugiere que China llegó al final de su auge impulsado por la inversión y se enfrenta a serios vientos en contra por la confrontación comercial entre China y Estados Unidos, que parece estar destinada a un “desacoplamiento” de la relación comercial de 840.000 millones de dólares de las dos potencias.

La política exterior de Estados Unidos asumió que la apertura del comercio con China haría que el estado comunista fundado por Mao Zedong abrazaría los principios del liberalismo de igualdad, libertad, democracia, derechos civiles, gobierno secular y cooperación internacional.

Sin embargo Xuetong Yan escribió en el Diario chino de Política Internacional que después de tres décadas de comercio: “La hegemonía liberal de Estados Unidos está desapareciendo y se enfrenta a los crecientes desafíos de otras ideologías, incluida la de China”.

Mao Zedong comprendió que el mayor peligro para el comunismo era la memoria. Para destruirlo, tuvo que destruir el pasado, y para ello, lanzó la Revolución Cultural como un movimiento juvenil. En el corazón de la revolución estaba la guerra contra los Cuatro Viejos: viejos hábitos, viejas ideas, vieja cultura, y viejas costumbres.

El líder chino Xi Jinping, en la celebración del Movimiento del 4 de Mayo de este año, a un movimiento juvenil de todos los escritores y artistas chinos pidió crear obras excelentes, hacer más contribuciones al rejuvenecimiento nacional y desarrollar una gran cultura socialista en China. Pero reafirmó que “la juventud china en la nueva era debe obedecer al Partido y seguir al Partido”.

 

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS