Barr condenará disturbios y destacará el escándalo del “Russiagate” en testimonio ante el Congreso

Por Zachary Stieber
28 de Julio de 2020
Actualizado: 28 de Julio de 2020

El fiscal general William Barr planea condenar los disturbios y denunciar el escándalo del “Russiagate” mientras testifica ante el Congreso el martes, según su declaración inicial filtrada.

Barr dijo que es importante distinguir entre los manifestantes pacíficos y las personas que cometen delitos.

“Para afirmar lo que debería ser obvio, los manifestantes pacíficos no lanzan explosivos a las cortes federales, no derriban madera contrachapada con palancas, ni lanzan materia fecal a los agentes federales. Tales actos son, de hecho, delitos federales en virtud de las leyes promulgadas por este Congreso”, escribió Barr.

Doscientas treinta y ocho personas enfrentan cargos federales relacionados con los disturbios que se vieron en todo el país tras la muerte de George Floyd, un hombre de Minneapolis, que murió bajo custodia policial el Día de la Recordación, dijo el lunes el Departamento de Justicia.

Los esfuerzos para reformar las instituciones en los últimos 50 años más o menos fueron “cada vez más exitosos”, señalando que las fuerzas policiales se están diversificando más y que los tiroteos de la policía contra personas desarmadas son raros, con solo 19 en lo que va del año, según Barr.

“No obstante, cada caso de fuerza excesiva es inaceptable y debe ser abordado, como está ocurriendo ahora en Minneapolis”, dirá a los legisladores.

Un alborotador sube la valla frente al juzgado federal Mark O. Hatfield en el centro de Portland mientras la ciudad experimenta otra noche de disturbios el 26 de julio de 2020 en Portland, Oregon. (Spencer Platt/Getty Images)

Barr advirtió contra la demonización de la policía y los esfuerzos por desfinanciar los departamentos de policía. Eso solo conducirá a un aumento de la delincuencia, lo que ya está ocurriendo en la mayoría de las grandes ciudades de Estados Unidos en los últimos meses.

“Cuando la policía es atacada, cuando es desfinanciada, cuando es expulsada de las comunidades urbanas, son las vidas de los negros las que más sufrirán por su ausencia”, escribió Barr.

El gobierno federal este mes envió activos a Portland para hacer frente a los anarquistas violentos que siguen atacando una corte de EE. UU. y envió más agentes a Seattle, Chicago y Albuquerque, N.M., para hacer frente a las crecientes tasas de delincuencia.

Barr también está dispuesto a insistir en que no se limita a seguir las órdenes del presidente republicano Donald Trump para investigar los orígenes de la investigación sobre los supuestos vínculos entre Trump o su campaña y los actores rusos.

“Desde que dejé claro que iba a hacer todo lo posible para llegar al fondo de los graves abusos implicados en el falso escándalo del ‘Russiagate’, muchos de los demócratas de este Comité intentaron desacreditarme conjurando una narración que soy simplemente el factótum del presidente que resuelve los casos penales de acuerdo con sus instrucciones. A juzgar por la carta en la que me invitan a esta audiencia, esa parece ser su agenda de hoy”, dijo Barr.

El presidente de la Cámara de Justicia, Jerrold Nadler (D-N.Y.) habla con los periodistas en Washington el 9 de julio de 2020. (Alex Wong/Getty Images)

Trump no interfirió en las decisiones de Barr, dijo el fiscal general. Al contrario, el presidente le dijo que hiciera lo que creyera correcto. Y basándose en la experiencia de Barr en el gobierno —él también fue fiscal general durante la administración de George H. W. Bush— Trump desempeñó un papel adecuado y tradicional en su gobierno.

Barr relató que estaba jubilado y que disfrutaba del tiempo con su familia, sin deseos de volver al gobierno.

“Pero como persona ajena me preocupaba profundamente lo que percibía como el uso creciente del proceso de justicia penal como arma política y el surgimiento de dos normas de justicia separadas. El Departamento fue arrastrado al torbellino político y estaba siendo golpeado por todos lados”, escribió Barr.

“Cuando se me pidió que considerara la posibilidad de regresar, lo hice porque veneraba al Departamento y creía que mi independencia me permitiría ayudar a dirigirla de nuevo a su misión principal de aplicar una norma de justicia para todos y hacer cumplir la ley de manera imparcial, sin consideraciones partidistas. Desde que regresé al Departamento, he hecho precisamente eso”.

La declaración inicial se filtró a los medios de comunicación. El Departamento de Justicia no respondió a una solicitud de comentarios.

Barr tiene previsto testificar ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes en Washington a las 10 a.m. Aceptó comparecer luego que el presidente Jerrold Nadler (D-N.Y.) amenazara con una citación si no lo hacía.

Originalmente estaba previsto que Barr testificara voluntariamente a finales de marzo, pero la pandemia del virus del PCCh obligó a la Cámara a suspender los procedimientos del comité.

El testimonio fue reprogramado para principios de junio, pero el DOJ dijo que Barr no pudo participar, citando una guía de la Casa Blanca del 29 de mayo que restringía a los funcionarios de nivel de gabinete a participar en las audiencias del Congreso en junio durante la pandemia. Barr no comparece ante el Congreso desde el año pasado.

El presidente Donald Trump llega para un evento sobre la “Operación Leyenda: Combatiendo el Crimen Violento en las Ciudades Estadounidenses” en el Salón Este de la Casa Blanca en Washington, el 22 de julio de 2020. (Chip Somodevilla/Getty Images)

Nadler y otros demócratas condenaron repetidamente a Barr considerando sus acciones como impropias.

“El comportamiento del fiscal general es inaceptable. Continúa socavando a su personal de carrera en un esfuerzo por borrar los hallazgos de la investigación de Mueller. Se niega a responder preguntas sobre las acciones tomadas por el Departamento durante la epidemia de coronavirus. Le dijo al Comité que no pudo encontrar tiempo para testificar debido a esa epidemia, pero se tomó el tiempo de recorrer las protestas pacíficas en el Parque Lafayette solo minutos antes que la policía antidisturbios disparara gas lacrimógeno a la multitud”, dijo Nadler en un comunicado el mes pasado.

“El Sr. Barr corrompió completamente la integridad del sistema de justicia penal mostró desprecio por el Congreso y el Comité tiene la obligación de hacerle rendir cuentas”.

La audiencia se produce luego que Nadler se negara a rechazar la violencia en Portland y dijera que la noción que Antifa, un grupo anarco-comunista de extrema izquierda, está detrás de la violencia es “un mito“.

La afirmación se ganó la ira de algunos, incluyendo colegas en el Congreso.

“Portland está ardiendo, los agentes federales están siendo agredidos y ¿la respuesta de Jerry Nadler es que es solo un mito? Absolutamente vergonzoso”, dijo el representante Doug Collins (R-Ga.) en las redes sociales.

Ivan Pentchoukov y Janita Kan contribuyeron a este informe.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pedido para desfinanciar a la policía luego de las protestas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS