Barr dice que el régimen chino supone una mayor amenaza para el proceso electoral de EEUU que Rusia

Por Janita Kan
09 de Abril de 2020
Actualizado: 09 de Abril de 2020

El régimen chino supone una mayor amenaza para el proceso electoral de EE.UU. que Rusia, dijo el miércoles el fiscal general William Barr. La declaración se produce cuando el régimen está bajo un intenso escrutinio por parte de los Estados Unidos por sus esfuerzos de espionaje económico, robo de propiedad intelectual y, más recientemente, por su falta de transparencia, lo que ha llevado a la propagación del virus del PCCh.

Barr hizo los comentarios durante una entrevista con Fox News mientras discutía una serie de temas, como el impacto de la pandemia en la sociedad americana y las libertades civiles, así como la amenaza que el Partido Comunista Chino (PCCh) representa para la política, el mundo académico y las empresas estadounidenses.

Cuando le preguntaron qué país, China o Rusia, representaba una amenaza mayor para la seguridad de las elecciones de EE.UU., Barr respondió que era el primero.

“Y no solo al proceso electoral, sino que creo que en general. Simplemente no hay comparación. China es una amenaza muy seria para Estados Unidos desde el punto de vista geopolítico, económico y militar, y una amenaza para la integridad de nuestras instituciones dada su capacidad para influir en las cosas”, dijo Barr durante la entrevista.

El fiscal general William Barr habla en la conferencia de la Asociación Nacional de Sheriffs en Washingon el 10 de febrero de 2020. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

En los últimos años, el Departamento de Justicia (DOJ) y el FBI han intensificado sus esfuerzos para reprimir la infiltración china que se producía a través de intentos de empresas respaldadas por el Estado que trataban de robar secretos comerciales a empresas estadounidenses. El FBI dijo que estaba llevando a cabo aproximadamente 1000 investigaciones sobre el robo de propiedad intelectual china a fecha del mes de febrero.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


El Departamento de Justicia también está muy comprometido a hacer frente a la campaña de Beijing que busca robar información agresivamente. El departamento puso en marcha la “Iniciativa China” en 2018 para combatir esas amenazas, que ha dado lugar a por lo menos 39 enjuiciamientos por espionaje relacionados con China, incluidos casos en los que están involucrados funcionarios de inteligencia chinos, exfuncionarios de inteligencia de los Estados Unidos, ciudadanos chinos y ciudadanos estadounidenses naturalizados oriundos de China.

Alrededor del 80 por ciento de todos los enjuiciamientos por espionaje económico alegan actividades que beneficiarían al régimen chino, dijo el DOJ en un informe (pdf). En un ejemplo reciente, un ciudadano chino, que trabajaba como científico asociado en una empresa petrolera estadounidense, fue condenado a 2 años de prisión por robar información patentada por valor de más de 1000 millones de dólares a su jefe.

En otro ejemplo notable, un profesor de Harvard fue arrestado en enero por haber mentido supuestamente sobre su participación en el Plan de los Mil Talentos de China, mientras ocultaba decenas de miles de dólares de fondos que recibía del programa. El Plan de los Mil Talentos es el programa de reclutamiento del régimen diseñado para “atraer, reclutar y cultivar el talento científico de alto nivel” con el fin de promover las ambiciones del régimen en la ciencia, la economía y la seguridad nacional. El programa también trata de atraer talentos chinos en el extranjero y expertos extranjeros para que compartan sus conocimientos, y recompensar a los individuos por robar secretos comerciales, dijo el DOJ.

“Los chinos están involucrados en una blitzkrieg [guerra relámpago] para robar la tecnología americana, influenciar nuestro sistema político, tratar de robar secretos a nuestras universidades de investigación y así sucesivamente”, dijo Barr.

Señaló que Estados Unidos está tratando de “ajustar” los programas que permiten a los investigadores chinos trabajar en el país, al tiempo que agregó que varias universidades están trabajando con el Departamento de Justicia para entender la naturaleza de la amenaza.

“Pero no son solo las universidades. Quiero decir que las universidades son solo parte del problema. También muchas empresas americanas, solo para obtener beneficios a corto plazo, [están trabajando en China o con los chinos]. (…) Saben que a largo plazo no va a traer un beneficio duradero a su negocio, pero solo para obtener ganancias a corto plazo tal vez no están haciendo lo que es necesario para [salvaguardar] el interés a largo plazo de Estados Unidos”, dijo.

Los comentarios del fiscal general se producen cuando Estados Unidos lucha contra la creciente pandemia del virus del PCCh, que ya ha causado una amplia devastación humana y económica. Varios legisladores estadounidenses han criticado al PCCh por su mala gestión y la supresión de información en las primeras etapas, lo que dio lugar a la propagación del virus, que causa la enfermedad potencialmente mortal llamada COVID-19.

El diputado Chris Smith (R-N.J.) redactó un artículo de opinión publicado en Fox News, en el que argumentaba que el PCCh es responsable de tergiversar información a la Organización Mundial de la Salud en las etapas iniciales del brote.

Otros legisladores también han planteado preocupaciones similares y han pedido que se realicen investigaciones internacionales contra el régimen. El representante Jim Banks (R-Ind.), que anteriormente pidió a Beijing que pagara reparaciones a los Estados Unidos por el mal manejo de la pandemia, ha instado al gobierno federal a que presente un caso contra China por los daños causados por el COVID-19 ante la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas.

Cathy He contribuyó a la elaboración de este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Mujer llora desconsoladamente la muerte de su esposo por coronavirus | Virus del PCCh

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

TE RECOMENDAMOS