Adoptan a una bebé abandonada en una caja en China, ahora sorprende a todos con su gran talento

Por Robert Jay Watson
09 de Septiembre de 2019 Actualizado: 09 de Septiembre de 2019

Imagínate que estás caminando por una calle. Ves una caja en el suelo con algo dentro. Cuando abres la caja, ves una chaqueta azul envuelta alrededor de algo. Luego un sonido. Es una niña de solo un mes de edad y completamente sola en el mundo.

Aunque esto puede sonar increíble, realmente ocurrió en la provincia de Hunan en el sur de China en el 2003. La bebé fue llevada a un orfanato, donde vivió durante un año antes de que Charles y Kim Walker, una pareja de los Estados Unidos, vinieran a darle un hogar.

Pero tan pronto como sus nuevos padres la llevaron a su nueva casa, algo extraño sucedió. En el momento en que entraron,su antiguo reloj empezó a sonar por la hora. Y su nueva hijita, a quien llamaron MacKenzie Grace, cantó con voz fuerte, imitando el reloj con un tono y entonación perfectos. Era una señal de las cosas que vendrían.

Para MacKenzie, que se hace llamar Kenzie, fue una serie de milagros. Como le dijo a CBN, “Dios envió a un extraño para rescatarme [en China]. Me salvé […] Entonces Dios me envió padres que me adoptaron y me trajeron a vivir a Estados Unidos. Me salvaron por segunda vez”. Sus padres, Chuck y Kim, ya habían tenido un hijo propio y habían adoptado a otra niña, pero se sintieron particularmente inclinados a adoptar de China.

Después de haber oído hablar del número de niñas en los orfanatos debido a la “política de una sola hija” del país, Chuck dijo a CBN: “De todos los países, incluyendo los Estados Unidos, a los que podríamos haber ido a dar en adopción, nos llegó a los dos al corazón que era el lugar al que teníamos que ir y que Dios tenía a una niña pequeña esperándonos”.

Mientras Kenzie crecía y prosperaba en su nuevo hogar, sus padres se dieron cuenta de que cantar con el reloj era solo el comienzo de algo grande. Su mamá, Kim, le dijo a CBN, “dondequiera que fuéramos, ella tarareaba junto con la música, era obvio que era parte de lo que ella era”.

Alimentada con una dieta de canciones de iglesia y de las películas de Disney, Kenzie seguía cantando. Ella le dijo a CBN: “Honestamente no recuerdo una vez que yo [no] canté. Empecé a cantar en todas partes”. Su mamá la llevó a clases de canto cuando solo tenía 5 años. Incluso entonces, Kenzie sabía lo que quería hacer con su vida.

Kenzie recuerda haber dicho: “Mamá, quiero ser una cantante famosa”.

Pero Kenzie no quiere fama para sí misma; quiere usarla para hacer del mundo un lugar mejor. Esta chica que fue dejada en una caja de cartón cerca de una estación de tren recuerda de dónde vino. “Estaba sola, nadie estaba conmigo, y a nadie le importaba”, como dijo a CBN, hasta que un hombre desconocido apareció y mostró compasión.

Kenzie ha llevado su voz a lugares increíbles, incluyendo cantar el Himno Nacional y “God Bless America” varias veces en los partidos de béisbol de los Houston Astros. ¡Incluso grabó su propio álbum Smallest Gifts en 2015 a la edad de 12 años!

Este ex huérfana ha pasado a trabajar con una organización benéfica, International Cooperating Ministries, que ayuda a construir orfanatos en todo el mundo. Como dijo Kenzie a CBN, “Yo era huérfana. Y ahora tengo una familia. Hay niños ahí fuera que todavía son [huérfanos] y no tienen familia. Necesito ayudarlos, porque Dios me ayudó”.

Para sus padres, el orgullo que sienten cuando ella canta el himno frente a decenas de miles de personas los remonta a ese primer día. “Para escuchar esa vocecita que resuena en los altavoces, no puedes evitar que tu corazón se hinche”, dijo Chuck a CBD.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Esta chica le entrega una caja a su madrastra con una sorpresa dentro…

TE RECOMENDAMOS