Bebé “casi asesinada” por papá, le extrajeron la mitad del cerebro en 2012 y así es como luce ahora

Por Li Yen
03 de Agosto de 2019 Actualizado: 03 de Agosto de 2019

El 17 de agosto de 2012, esta bebé fue casi asesinada por su padre cuando tenía 8 meses. Tuvieron que sacarle la mitad de su cerebro. ¡A pesar de ello, ella siempre mantuvo una sonrisa en su rostro!

“Solo toma unos segundos cambiar las cosas para siempre, unos segundos de frustración y enojo para causar lo impensable”, escribió la madre de Cheyenne, Amy Owensby, en la página de Facebook Keeping Up with Cheyenne.

Cuando Cheyenne Rae tenía 8 meses, su madre le pidió a su padre, James Davis Jr., que la ayude a cuidarla, pero en menos de dos horas, ocurrió un terrible incidente.

“Dejé a mi feliz y saludable niña de 8 meses con su papá por la noche. Una hora y media después, recibí la llamada que cambió mi vida para siempre. Mi dulce bebé no respiraba”, escribió Owensby.

Cheyenne, del condado de Spartanburg en Carolina del Sur, fue enviada al Hospital Greenville Memorial en avión.

Habiendo sangrado de su cerebro, con el cráneo roto, no se esperaba que sobreviviera. Pero luego de un mes, la enviaron a casa, lo que fue un milagro a los ojos de sus familiares. Ella podía responder a su familia y a veces también se reía.

El padre, quien ya estaba separado de la madre de Cheyenne, confesó haber sacudido a Cheyenne mientras la cuidaba en ese fatídico día. Luego fue sentenciado a 10 años de prisión.

“El hombre del que estaba enamorada, mi primer amor, el amor de la secundaria, un chico que había conocido y compartido casi 10 años de mi vida, le hizo esto a NUESTRA hija. Todo mi mundo se vino abajo”, dijo Owensby.

Cheyenne estuvo con una sonda para comer durante al menos un año, informó goupstate.com. Fue un momento difícil tanto para la niña como para su madre durante el lento proceso de recuperación.

“Cheyenne era una niña feliz, saludable y próspera que ahora lucha por hacer cosas que dominaba hace meses”, escribió la madre. “Lo está haciendo de maravilla, pero todavía es desgarrador ver su frustración cuando no puede hacer algo, no importa cuánto lo intente”.

Antes de eso, la publicación de Facebook afirmaba que no podía caminar por completo debido a problemas de equilibrio.

“Ella literalmente lucha DIARIAMENTE por lo que le hicieron… no puede sostener una muñeca y su taza a la vez, tiene que elegir cuál preferiría sostener en ese momento porque una mano no funciona”, publicó Owensby en Mayo 2015.

No podía controlar su pie derecho ni mover su mano derecha porque le habían quitado el cerebro de la izquierda.

“Hemos tenido muchas situaciones desafortunadas en la tienda de zapatos, donde las dos llorábamos porque los zapatos que quería no le calzaban en su pie de bailarina”, escribió la madre.

Pero afortunadamente, ¡Cheyenne se recuperó cada vez más!

A los 5 años, Cheyenne ya podía saltar y jugar felizmente afuera, según la página de Facebook.

“Amo a Cheyenne más que a la vida misma, esperé años para tenerla y con mucho gusto daría mi vida por ella cualquier día de la semana…”, escribió la madre cariñosa y amorosa. “Todo lo que siempre he querido es lo mejor para ella, esta pequeña niña ha sido todo para mí”.

Ahora, Cheyenne es una hermosa y adorable niña de 7 años. Mira sus fotos recientes a continuación, publicadas en su nueva página de Facebook.

Nos alegra que todo vaya bien con la niña. ¡Sigue adelante, Cheyenne!

Descubre

El secreto de la paz mental en medio del caos que nos rodea</h2

TE RECOMENDAMOS