Bebé que casi muere por falta de un corazón recibe el regalo de su vida en su primer cumpleaños

Por CELESTE ARMENTA - LA GRAN ÉPOCA
17 de Septiembre de 2019 Actualizado: 17 de Septiembre de 2019

Cuando nace un bebé, se espera que el desarrollo de esta nueva vida transcurra sin contratiempos, sin embargo no siempre es así. Este es la historia de una pequeña de un año que ha pasado la mayor parte de su vida en un hospital y ahora es una inspiración por su fortaleza.

Rebecca nació el 11 de agosto de 2018 en Atlanta, EE.UU., pero había algo inusual en el desarrollo de la pequeña que hizo que su madre, Christy Brown, la llevara al pediatra pero sin conseguir un diagnóstico concreto.

En entrevista para GMA, Christy contó que una vez que visitaron el hospital Children’s Healthcare of Atlanta (CHOA), el médico preguntó: “¿Ella siempre respira así?”.

La respuesta afirmativa sería la antesala de una amarga y larga estancia en el hospital. Rebecca fue diagnosticada con un defecto cardíaco congénito que hacía que el lado izquierdo de su corazón estuviera “del doble del tamaño normal”, informó el mismo medio.

Lo que siguió para Becca, como la llama su familia cariñosamente, fue una cirugía a corazón abierto que lejos de mejorar, empeoró la situación de la bebé. Lo que siguió fue conectar a la pequeña a un dispositivo externo conocido como “corazón de Berlín”, que es una bomba cardíaca que utilizan pacientes en espera de trasplante.

Sin embargo, lo peor fue cuando Becca tuvo un derrame cerebral que “casi la mata”, dijo su madre que recordó cómo inmediatamente” la familia volvió a centrarse en obtener un trasplante de corazón”.

Christy nunca se separó de su pequeña, así que su esposo y su hijo mayor fueron su soporte en esos momentos:

“Thomas ha estado volviendo a trabajar y creando una rutina algo consistente para nuestro hijo. Tengo mis buenos días […] ¡¿Podría ser un desastre de pucheritos, pero qué ayuda eso?! […] Sí, he estado comiendo y durmiendo porque sé lo que mi hija necesita (y mi marido y mi hijo.) No voy a decir que ha sido un paseo suave, pero sé que Dios y sus ángeles están justo a mi lado”, comentó.

La madre de la niña creó un perfil de Facebook llamado Becca’s journey to a new heart, donde ha compartido una “página para aquellos que quieren seguir en este viaje con nosotros”, dijo en la primera publicación.

Y como una forma de ayuda, también se crearon varias campañas para recaudar fondos; una en Gofundme que recaudó 9990 dólares, otra en Custom Ink vendiendo playeras personalizadas, y una más con beads of courage donde a la par de las donaciones, Christy lleva un collar con cuentas de colores que representan cada evento que la bebé ha vivido en su estadía en el hospital, desde procedimientos y pruebas hasta cada día pasado ahí. En total completó 14 collares.

Felizmente, después de 6 meses de permanecer internada, la buena noticia llegó: ¡ya había un corazón listo para su trasplante!

“El cirujano entró y me dio un codazo para despertarme y dijo: ‘Creo que tenemos un corazón para ella’. Y me senté y miré a mi alrededor, como si estuviera soñando esto. No puede ser real”, recordó Christy en entrevista para InsideEdition.

“Por supuesto que no deseo que le pase nada malo al hijo de otra persona”, relató Christy a GMA, “pero estamos muy agradecidos que otra familia haya elegido que su hijo viva a través de Rebecca”.

Después de una larga batalla, finalmente Becca estuvo lista para celebrar su primer año de vida junto a su familia, con un nuevo corazón y en el lugar más seguro para un niño: su hogar.

Mira a Becca después de recibir su corazón:

Estos niños se reúnen por primera vez con sus familiares bebés

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS