Bebé de medio kilo que luchó por su vida por 3 meses regresa a casa luego de una notable recuperación

Por Zachary Stieber
20 de Septiembre de 2019 Actualizado: 20 de Septiembre de 2019

Un bebé que nació prematuramente con medio kilo de peso, sobrevivió más de 100 días en la unidad de cuidados intensivos neonatales y fue enviado a casa luego de una notable recuperación.

Finn James nació de Chris y Jessica Hill luego de que adoptaron un embrión de otra familia el 19 de diciembre de 2018.

El 21 de mayo, Jessica Hill rompió fuente y fue llevada de urgencia al hospital. Los médicos descubrieron que la placenta estaba desprendiéndose y le realizaron una cesárea de emergencia.

Finn nació a las 24 semanas y cuatro días y pesaba un poco más de medio kilo.

Lacey Benigas, quien organizó una recaudación de fondos en la página web GoFundMe para la familia, dijo el 18 de septiembre que el bebé finalmente pudo abandonar la unidad de cuidados intensivos.

“El precioso luchador Finn está en casa! ¡Este viaje ha sido largo y difícil para los Hill, pero han experimentado milagro tras milagro en el camino! ¡Gracias por TODOS sus donaciones y oraciones!”, escribió.

Una foto parecía mostrar al bebé en casa, mientras que otra mostraba al bebé durmiendo en casa.

La familia de Florida compartió más fotos en Facebook, incluyendo una que mostraba al bebé sonriendo y otra que lo mostraba dormido.

“Disfrutando la vida en casa. Estamos trabajando arduamente para asegurarnos de que sus niveles de glucosa no bajen y coma lo suficiente como para que suba de peso (…) Es un poco difícil, pero esperamos llegar allí. No nos gustaría que este pequeño sea readmitido”, escribieron.

Finn James. (Fighting Finn/GoFundMe)
Finn James en su casa. (Lucha contra Finn / GoFundMe)

Jessica Hill le dijo a Good Morning America que los médicos dijeron que había un 50 por ciento de posibilidades de que Finn no pudiera sobrevivir luego de su nacimiento.

“Inicialmente, fue un shock”, dijo Hill. “Empecé a llorar y a preguntarle a mi médico: ‘¿Cuáles son sus posibilidades de supervivencia si nace ahora?’. El médico dijo que [el bebé] estaba más seguro afuera que adentro”.

“Sentí que había fallado un poco para ser honesta porque en un momento está dentro mío y lo estoy protegiendo, y al siguiente está fuera y en una parte completamente separada del hospital”, agregó Hill. “Fue aterrador”.

El tiempo en cuidados intensivos incluyó una serie de cirugías, incluida una para reparar un agujero en el corazón de Finn. La cirugía ayudó en el mejoramiento de Finn.

Cuando Finn llegó a casa, ya pesaba 2 kilos y medio.

Hill dijo que ella y su esposo están agradecidos con la familia que les dio el embrión y que Finn es un bebé feliz que siempre está sonriendo.

“Estamos extremadamente bendecidos de que haya sobrevivido”, dijo Hill a WFTS.

“Simplemente aguantas la respiración, todos los días aguantas la respiración”.

Te puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS