Bebé despierta por segunda vez en la noche. Cuando mamá la carga se da cuenta que algo anda muy mal

28 de Noviembre de 2017 Actualizado: 28 de Noviembre de 2017

Kyle y Monique Ruppel le deben la vida a su hija Celia, y es por eso que ahora le permiten que los despierte a mitad de la noche a cualquier hora.

En una publicación que compartió en Facebook, Monique describió la aterradora situación que ocurrió en su casa, y que si no fuera por su nenita de 15 meses podría haber sido mortal. Celia salvó a su familia de una fuga de monóxido de carbono.

Celia solía despertarse una vez cada noche, pero una noche en específico se despertó dos veces.

Getting much needed shut eye before our second dive.

Posted by Monique Ruppel on Sunday, January 17, 2016

Una noche, Celia se había despertado y vuelto a dormir de nuevo, pero se levantó otra vez a las 3 a.m. Al haberse despertado por segunda vez, Monique se levantó y fue a calmarla.

“Traté de llegar a su cuarto, pero sólo pude caminar un par de metros hasta que comencé a sentirme abrumada con vértigo”, escribió.

Su esposo se despertó poco después y ambos se dieron cuenta que algo andaba muy mal. Ambos tenían mareos, dolor de cabeza, náuseas y ardor en los ojos.

Comenzaron a empacar en un bolso y se fueron a buscar a su hija.

This trooper is all smiles!

Posted by Monique Ruppel on Sunday, January 17, 2016

Ambos fueron a buscar a Celia y tan pronto la vieron, la nena comenzó a vomitar.

“En ese momento, uno de mis gatos colapsó a mis pies y quedó tendido en el suelo”, le dijo Monique a Province. “Entonces nos volvimos histéricos y nos dimos cuenta que algo muy serio sucedía”.

La pareja llamó a los padres de Kyle y justo cuando Kyle estaba a punto de desmayarse sus padres llegaron y llamaron al 911.

Transportaron a la familia por aire a un hospital donde recibieron tratamiento para envenenamiento por monóxido de carbono.

The Hyperbaric Chamber

Posted by Monique Ruppel on Sunday, January 17, 2016

“Recuerdo pensar en ese momento: ‘¿Así es como se siente morir?’”, recordó Kyle. “Porque no había nada que pudiera hacer para que mi cuerpo respondiera a lo que mi mente le estaba pidiendo que hiciera”.

Mientras estaban en el hospital, los Ruppels fueron tratados en una cámara hiperbárica, donde tuvieron que permanecer por tres tratamientos de dos horas y media de duración.

Las mascotas de la familia también fueron tratadas por envenenamiento con monóxido de carbono.

Luego del potencialmente fatal accidente, los Ruppels quieren asegurarse de que todos tengamos detectores de monóxido de carbono.

The Jetsons…I mean the Ruppels ❤️

Posted by Monique Ruppel on Sunday, January 17, 2016

Cuando los oficiales llegaron a la casa de los Ruppels, no pasaron de la puerta principal cuando ya sus detectores portátiles de monóxido de carbono comenzaron a sonar la alarma.

La pareja descubrió que la causa de los niveles extremadamente altos de monóxido de carbono era una fuga en su caldera y que si no hubiera sido por Celia, porque no tenían un detector de monóxido de carbono en su casa, habrían sucumbido ante el gas incoloro.

“Estamos muy agradecidos con Celia que nos despertó”, escribió Monique en Facebook. “A veces deseábamos poder dormir la noche entera pero ya no nos sentimos así. Nuestra dulce bebé nos salvó a todos”.

Posted by Monique Ruppel on Saturday, March 19, 2016

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS