Bebé milagro lleva alegría a sus padres tras ocho abortos espontáneos y un mortinato

Por Louise Bevan
30 de Marzo de 2021
Actualizado: 30 de Marzo de 2021

Una pareja que anhelaba formar una familia había perdido sus esperanzas tras un desgarrador nacimiento de un bebé muerto y ocho abortos. Sin embargo, su décimo embarazo, un niño milagro, les devolvió la esperanza, acompañada de mucha alegría.

“A veces nos miramos y pensamos que no podemos creer que lo tenemos, nos sentimos muy afortunados después de todas las pérdidas”, dijo la madre Michelle Daly a Meath Chronicle.

Michelle y Stephen Daly con su “bebé arco iris”, Dylan. (Cortesía de Michelle Daly)

Dylan Patrick Daly nació el 12 de junio de 2020, con un peso ligeramente superior a las 7 libras (aproximadamente 3.17 kg). El momento de la llegada del “bebé arco iris” fue agridulce; ya que el padre de Michelle, de quien el bebé Dylan recibe su nombre, murió repentinamente de un ataque al corazón tan solo seis semanas antes de poder conocer a su nieto.

“Tener a Dylan ha sido lo mejor que me ha pasado en el peor momento de mi vida”, dice Michelle.

El bebé Dylan cuando nació. (Cortesía de Michelle Daly)
Michelle con su difunto padre. (Cortesía de Michelle Daly)

Michelle y su marido Stephen, de la ciudad de Trim, en el condado de Meath (Irlanda), ya habían superado más de una tragedia. En 2007, Michelle empezó trabajo de parto prematuro a las 28 semanas de un niño llamado Christopher.

Sin embargo, los médicos la enviaron a casa antes de la medianoche, aduciendo que el bebé aún no estaba en camino.

Pero unas horas más tarde, mientras iba al baño, Michelle pudo sentir cómo salía la cabeza de Christopher. Su marido se apresuró a acostar a Michelle en una cama y llamó a la ambulancia. Finalmente la llevaron al hospital.

Christopher estaba en posición de nalgas. “Estaba vivo y se movía durante todo el parto, pero como salió con los pies por delante, no pudieron sacarlo, se quedó atrapado, con los brazos por encima de la cabeza y no sobrevivió”, explicó Michelle.

Michelle con su bebé recién nacido, Dylan. (Cortesía de Michelle Daly)

Christopher nació muerto y pesó menos de 2 libras (aproximadamente 0.9 kg). “Lo levantaron sobre mi pecho y recuerdo que lo miraba, esta cosita diminuta”, recordó Michelle; “no se movía, pero parecía estar dormido”.

Describiéndose a sí misma como “un desastre” tras la desgarradora pérdida, Michelle se mantenía llorando hasta quedarse dormida.

Tenía ovarios poliquísticos, y sabía que le resultaría difícil volver a concebir, y mucho menos llevar un embarazo. Pero el sueño de Michelle y Stephen era formar una familia, así que siguieron intentándolo.

Dylan con su papá, Stephen. (Cortesía de Michelle Daly)

“Con los embarazos posteriores me decían: ‘Tiene que perder peso'”, dice Michelle, recordando los problemas con su salud mental que aún persisten. Tras sufrir un aborto tras otro, Michelle recurrió a la comida en busca de consuelo.

Entonces conoció a un nuevo médico, la Dra. Mary Mulqueen.

“Ella me puso en el camino correcto”, dice Michelle. “Descubrió que tenía un trastorno sanguíneo que hace que la sangre se coagule y puede afectar el embarazo”.

(Cortesía de Michelle Daly)

Mulqueen le recomendó una especialista materno-fetal, la Dra. Karen Flood, del grupo de clínicas privadas Rotunda. La futura mamá mantuvo controles semanales durante el resto del embarazo, y dio a luz a Dylan por cesárea de urgencias a las 39 semanas.

“Lo envolvieron y lo trajeron y se quedó mirándome, nuestro bebé milagro por fin estaba aquí, sano y feliz”, recuerda Michelle. “No creí que pudiera querer a nadie tanto como a Dylan”.

Hoy en día, cualquier acontecimiento, o incluso una sonrisa traviesa, hace que Michelle desee que su padre esté vivo para ver a su nieto. Dice que cuando Dylan tenga la edad suficiente, ella y Stephen le hablarán de su hermano mayor, Christopher, que ocupa un lugar permanente en sus corazones.

Michelle también tiene un consejo que compartir con otros padres que se enfrentan a retos similares como los que tuvo que afrontar.

“Solo le diría a cualquiera que no renuncie a su sueño de tener una familia”, dijo Michelle. “Hay esperanza”.

(Cortesía de Michelle Daly)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS