Bebé pierde sus 4 extremidades por una infección de garganta y una de ellas “se cayó”, dijo la madre

Por La Gran Época
12 de Agosto de 2019 Actualizado: 12 de Agosto de 2019

Una madre británica relató cómo su bebé de 11 meses perdió parte de las cuatro extremidades después de que una infección de garganta no descubierta se convirtiera en una mortal septicemia.

Una de las piernas “se cayó” y se separó de su cuerpo mientras lo tomaba en brazos.

El 16 de marzo, Abigail Wardle, de 23 años, se dio cuenta de que el menor Oliver Aisthorpe tenía la fontanela muy hundida y lo llevó al médico. Tras observar, él lo envió a casa con un tratamiento de líquidos y Calpol, reportó The US Post.

Según la literatura médica, el punto blando en la parte posterior de la cabeza del bebé, llamado fontanela, sus huesos deben sentirse firmes y muy ligeramente curvados hacia adentro al tacto. “Una fontanela notablemente hundida es una señal de que el bebé no tiene suficiente líquido en el cuerpo”.

Al día siguiente el bebé había empeorado así que de nuevo lo llevó al médico fuera de horario, dijo The Post.

Horas más tarde Oliver fue admitido en el hospital en estado grave con el diagnóstico de septicemia. Una enfermera lo llevó rápidamente al área de reanimación, donde fue puesto en coma inducido médicamente, informó Daily Mail.

Además los médicos descubrieron que la sepsis se había desarrollado a partir de una infección de garganta no diagnosticada.

Pese a que los especialistas se las arreglaron para estabilizar a Oliver, la madre, de Cleethorpes, Lincolnshire, dijo que dos veces le advirtieron que el bebé no lo lograría, e incluso el capellán del hospital vino a bautizarlo, añade el reporte.

Aunque la recuperación de Oliver es considerada milagrosa, el pequeño perdió la mayor parte de sus cuatro extremidades.

La madre al mostrar a su bebé sonriente pese a sus muñones, contó que vivió un momento inolvidable cuando una de las piernas del pequeño se calló de sus manos cuando ella lo levantó.

Lo que pasamos fue horrible y nunca había estado tan asustada en mi vida”, dijo, según Daily Mail. Un día, una enfermera me estaba ayudando a levantar a Oliver de su silla hinchable de vuelta a la cama, y su pierna se le escapó”.

Los médicos entraron corriendo y me preguntaron si quería salir de la habitación porque era bastante angustiante. Les dije: ‘La pierna de mi hijo acaba de caerse y está colgando de un hilo, no lo voy a dejar aquí’”, añadió.

Mientras los médicos luchaban por salvar las extremidades de Oliver, Abigail Wardle dijo que les suplicó que se acelerase la operación que le quitara la pierna que se había amputado por sí sola.

Las extremidades eran pesadas e incómodas. Oliver era miserable, sé que suena extraño que lo diga una madre, pero estaba desesperada por que se las quitaran. Una vez que le quitaron las extremidades, era como un niño diferente, tan feliz y lleno de vida que le pareció un alivio”, dijo Abigail, según The Post.

Oliver fue dado de alta del hospital el mes pasado y se está adaptando bien a la vida con sus muñones.

Estoy muy orgullosa de Oliver. Se ha tomado todo con calma y es increíblemente resistente. Me hace sonreír todos los días”, comentó la madre, según The Post. “Ya está tratando de descubrir cómo darse la vuelta y jugar con sus juguetes con sus tocones”.

Además el sólo saber que su hijo sobrevivió después que lo habían dado por muerto le da nuevas esperanzas.

Algunas personas pueden sentir pena por nosotros, pero yo me siento como la madre más afortunada del mundo. Todavía tengo a Oliver con nosotros, puede que no tenga ni manos ni pies, pero sigue siendo mi sonriente y valiente niño”, dijo la joven madre.

***

A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

TE RECOMENDAMOS