Bebé prematuro que murió a los 21 días “salvó” a su gemela y a su mamá tras insistir en nacer

Por SWNS
25 de Enero de 2023 2:49 PM Actualizado: 25 de Enero de 2023 2:54 PM

Un bebé que falleció a los 21 días salvó a su hermana y a su madre tras insistir en nacer a las 24 semanas. Ahora su gemelo está sano y prospera.

La madre Breanna Seibel, de 29 años, que estudia un máster de enfermería en Wisconsin, cree que su hijo Teddy le salvó la vida a ella y a su hermana Vivi, que ahora tiene nueve meses, después de que los médicos se vieran obligados a adelantar el parto.

“Teddy salvó la vida de su hermana”, afirma Breanna. “Los médicos nos dijeron que si no hubiera dado a luz cuando lo hice, lo más probable es que los tres no hubiéramos sobrevivido. Su cabeza estaba justo en el canal del parto empujando para salir, como si intentara avisarnos”.

El bebé Teddy con una semana de vida (SWNS)
Chase sostiene la mano del bebé Teddy. (SWNS)

Los gemelos nacieron 14 semanas antes de lo previsto, por cesárea de urgencia, el 23 de abril del año pasado. Teddy llegó a las 4:30 p.m., con un peso de 1 libra y 7 onzas, y Vivi a las 4:31 p.m., con 1 libra y 6 onzas. Ambos bebés fueron trasladados a la unidad neonatal del United Hospital de St. Paul, Minnesota con hemorragias cerebrales y tuvieron que ser controlados las 24 horas del día.

Teddy parecía el más sano de los dos hasta que, el 14 de mayo, sufrió un repentino deterioro y murió en brazos de su madre a causa de una hernia en el tronco encefálico provocada por la hemorragia.

“Perder a Teddy fue horrible, y falleció en mis brazos”, dijo Breanna.

Teddy con su padre Chase. (SWNS)
Vivi con una semana de vida (SWNS)
La pequeña Vivi (SWNS)

Breanna y su marido, Chase, de 31 años, decidieron acostar a Teddy junto a su hermana Vivi. Los padres dicen que las cifras de Vivi aumentaron en cuanto lo hicieron. La pequeña Vivi luchó contra una hemorragia, sangrados y una neumonía pulmonar doble antes de volver a casa tras 101 días en el hospital en agosto del año pasado. Ahora está alcanzando todos los hitos de su desarrollo.

“Cuando envolvimos a Teddy y lo trajimos para que conociera a su hermana, sus indicadores aumentaron y empezó a mejorar”, dijo la madre. “Es un milagro. Es increíble de dónde viene.

“Me inspira muchísimo”.

Vivi con sus padres. (SWNS)

Breanna y Chase estaban encantados de saber que esperaban gemelos para diciembre de 2021. El embarazo de Breanna había transcurrido sin problemas hasta que empezó a sentir dolores de espalda a las 23 semanas y tres días.

“Me sentía diferente”, dice. “Me examinaron y descubrieron que ya tenía un centímetro de dilatación. Empecé a tener contracciones cada siete minutos y luego cada tres”.

Breanna recibió tratamiento con esteroides para intentar ralentizar el parto y fue trasladada al Hospital United de St. Paul, Minnesota. El parto se ralentizó y los médicos intentaron que avanzara lo máximo posible antes de dar a luz a los gemelos. Breanna consiguió llegar a las 24 semanas y un día antes de que los médicos tuvieran que practicarle una cesárea de urgencia después de que la futura mamá empezara a sangrar profusamente con 7 cm de dilatación.

“Los bebés eran tan pequeños que se me podían caer”, cuenta Breanna. “La cabeza de Teddy estaba en el canal de parto a punto de salir”.

Vivi con la urna de Teddy. (SWNS)
Vivi en la fecha prevista del parto. (SWNS)

Durante la cesárea, los médicos se dieron cuenta de que la madre y los gemelos podrían no haber sobrevivido tras ver que la placenta de Breanna se había desgarrado por un desprendimiento de placenta. Breanna no pudo ver a sus gemelos hasta más tarde ese mismo día, pero se aseguró de que su marido se quedara con ellos hasta que pudo reunirse con ellos.

“Me quedé paralizada al verlos”, dice. “Sus cerebros eran tan finos como papel de seda. Ambos tenían hemorragias cerebrales”.

Los hermanos estaban en habitaciones separadas, ya que no había ninguna habitación doble disponible, y mamá y papá se turnaban para ir de una habitación a otra. “Era un sube y baja”, cuenta Breanna. “Iba al baño y volvía y uno de los bebés estaba siendo reanimado”.

Teddy empezó a empeorar de forma inesperada cuando su cabeza empezó a aumentar de circunferencia debido a la presión acumulada por la hemorragia cerebral. La familia tuvo que despedirse. Poco a poco, su respiración se hizo más lenta y falleció en brazos de su madre.

A pesar de la pérdida, los padres intentaron mantenerse fuertes por su hija Vivi, a la que aún le quedaba mucho camino por recorrer. Milagrosamente, pudo salir del hospital y volver a casa, con oxígeno, el 2 de agosto del año pasado, justo nueve días antes de la fecha prevista de parto.

Breanna y Chase con Vivi (SWNS)

“Nos dijeron que sería un milagro que no la hospitalizaran”, cuenta Breanna. “Tenemos la suerte de que esté tan bien como está. Teddy tiene mucho que ver con la mejoría de Vivi. Teddy murió para que Vivi pudiera vivir”.

Ahora Vivi pesa unas saludables 13 libras y 6 onzas y lleva ropa de tres a seis meses. La familia espera celebrar este año un funeral para Teddy y tener fotos suyas por toda la casa para que Vivi sepa quién es su hermano.

“Quiero dar esperanza a otros padres de 24 semanas”, dice Breanna. “Lo superarán”.

Con la colaboración del personal de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.