Bebé que nació 4 meses antes de tiempo finalmente se va a casa después de 1 año en la UCIN

Por The Epoch Times
17 de Octubre de 2020
Actualizado: 17 de Octubre de 2020

Los médicos de Johns Hopkins están recibiendo elogios por el cuidado que le dieron al bebé Cannon, que nació con solo 22 semanas de gestación. Después de once meses y 12 operaciones, finalmente Cannon estaba lo suficientemente sano como para salir de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).

“Cuando nació, me dijeron que probablemente no saldría de la sala de partos”, dijo Ashley, madre de Cannon. “Como madre primeriza, oír eso fue muy aterrador”.

Ashley rompió fuente mientras visitaba el Zoológico Tampa de Lowry Park cuatro meses antes de lo previsto. La madre primeriza no sabía qué estaba sucediendo al principio, y llamó a su médico a la mañana siguiente.

Los doctores trataron de evitar el parto todo lo posible, pero era evidente que el bebé Cannon estaba listo para llegar al mundo.

(Cortesía de Ashley Price)
(Cortesía de Ashley Price)

Ashley ingresó a Bayfront Baby Place, en el tercer piso del Hospital Johns Hopkins All Children’s, el 16 de septiembre de 2019, seis días después de romper fuente.

Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos, Cannon nació tan solo una hora más tarde. Después dos empujones, llegó al mundo con 17 onzas (aprox. 482 g), aproximadamente el mismo peso que un balón de fútbol.

Los médicos le advirtieron inmediatamente a Ashley que podría ser que Cannon no sobreviviera.

(Cortesía de Ashley Price)

“Estaba tan enfermo que ni siquiera lo pude sostener hasta que tuvo 11 días de edad”, contó Ashley. “Recuerdo ese día. Me tomaron fotos sosteniéndolo porque nadie estaba seguro si viviría mucho más tiempo, y querían que tuviera un recuerdo especial”.

Cannon tuvo múltiples complicaciones graves que amenazaban su vida, incluyendo hemorragias cerebrales, vías respiratorias blandas o laringomalacia, perforaciones intestinales, pulmones subdesarrollados e infecciones que requerían una resección intestinal y múltiples cirugías.

Cada una de sus respiraciones era un milagro, y cualquiera fácilmente podría haber sido la última.

(Cortesía de Ashley Price)
Cannon nació prematuramente a las 22 semanas,y después de 11 meses en la unidad de cuidados intensivos neonatales, abandona el hospital Johns Hopkins All Children’s. (Cortesía del Hospital Johns Hopkins All Children’s)

Pero Cannon superó todos los obstáculos. Está entre los bebés más pequeños de los bebés que han sobrevivido en el Hospital Johns Hopkins All Children’s, que tiene la clasificación más alta de la Academia Americana de Pediatría en unidades de cuidados intensivos neonatales, en un nivel IV.

Debido a la dedicación del equipo de Johns Hopkins, Cannon fue enviado a casa el 11 de agosto de 2020, dándole a Ashley la oportunidad de crear muchos más “recuerdos especiales” con su hijo.

El doctor Jason Smithers, que realizó tres procedimientos de reparación de las vías respiratorias en Cannon, dijo: “Creo que este chico sorprendió a mucha gente”.

Ahora, Cannon tiene un año de edad y esperamos que tenga muchos más por delante.

“Es un regalo”, dijo Ashley. “Somos muy bendecidos.”

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc

 

 

TE RECOMENDAMOS