Bebé que nació a las 27 semanas sobrevivió a una rara condición que mató a su gemelo

Por Jesús de León – La Gran Época
20 de Mayo de 2019 Actualizado: 20 de Mayo de 2019

Una mujer en el Reino Unido sufrió una rara condición durante su embarazo en la que uno de sus bebés gemelos logró sobrevivir contra un pronóstico en su contra.

La historia fue revelada por la madre del pequeño, Hannah Robertson, de 26 años, a quien se le diagnosticó el síndrome de transfusión gemelo a gemelo (TTTS) después de que sufriera un dolor de espalda paralizante a las 26 semanas de embarazo.

El síndrome provocó que se formaran conexiones anormales de vasos sanguíneos en la placenta compartida de los gemelos lo que impidió que la sangre fluyera de manera uniforme entre los bebés.

Al día siguiente del diagnóstico un escáner confirmó que el corazón del bebé Félix había dejado de latir, mientras su gemelo Bowie luchaba por su vida, según Daily Mail.

Robertson entró en trabajo de parto cinco días después para lograr sacar a ambos bebés. El que logró nacer con vida pesó tan solo 793 gramos.

Los siguientes tres meses el bebé con vida estuvo en cuidados intensivos pues tuvo que enfrentar problemas de insuficiencia renal, sepsis y neumonía, los cuales fueron las últimas pruebas para finalmente poder irse a vivir junto a su madre y familiares en Rosyth, Fife, Escocia.

Hablando sobre el momento en que por primera vez se manejó el diagnóstico, Robertson, dijo que se sometió a un examen: “Entré para ese examen y supe que algo andaba mal”.

“Cuando miraba la pantalla no podía ver nada en movimiento. Había unas diez personas en la habitación y todos estaban en silencio”.

“Entonces el doctor puso su mano sobre mi pierna y oí las palabras que nunca imaginé que escucharía: ‘Lo siento mucho, pero el corazón de uno de tus bebés ha dejado de latir’”, dijo Robertson, que tuvo que contarle lo sucedido a su pareja Kenny Moyes, de 33 años.

Según contó, desde ese instante, entró en pánico: “Esto no puede estar pasando. Nos llevaron a una sala de asesoramiento y nos explicaron a mí y a mi madre lo que había pasado”.

Los médicos explicaron que Félix había recibido demasiada sangre lo que le provocó hipertensión y agrandamiento de la vejiga. Esto puso una mucha presión en su corazón causando que dejara de latir.

Su cuerpo estaba trabajando demasiado, sufrió una insuficiencia cardíaca y murió. De manera contraria Bowie estaba recibiendo menos líquido, así que desarrolló una insuficiencia renal.

La noticia del embarazo

Después de descubrir que estaba embarazada el 28 de diciembre de 2017, la joven futura madre se hizo una exploración privada el 27 de enero.

En ese instante vieron que había dos corazones latiendo y los futuros padres quedaron emocionados con el hecho de que estaban esperando hermanos gemelos.

“Recuerdo que cuando nos enteramos de que íbamos a tener gemelos idénticos nos dieron un folleto para leer sobre TTTS, pero nunca sonó alarmante y yo no tenía ninguno de los síntomas”, dijo Robertson.

Según contó, disfrutó de un embarazo “perfecto” hasta la semana 26. Además, se sometió a exámenes cada dos semanas para asegurarse de que ambos bebés estuvieran sanos.

Todo estaba normal con su embarazo, pero las cosas empeoraron cuando los dolores de espalda se hicieron insoportables. Luego de varias instrucciones médicas no pudo aliviar los dolores por lo que entre lágrimas tuvo que ir hasta el hospital.

Ya en el lugar le dijeron que sus bebés estaban en una situación complicada de salud.

“Cuando el médico nos dijo que parecía que nuestros gemelos tenían STGG, me desmoroné completamente”, dijo. “No podía creer que esto estuviera pasando”.

Según contó, tenía en la barriga un lado más lleno que el otro, pero pensó que los dos bebés estaban sentados hacia un mismo lado. Ahora sabe que esto se debió a que todo el líquido amniótico del lado de Bowie se había drenado hacia su hermano Félix.

“Nunca me di cuenta de que mis dos bebés podían morir”, dijo Robertson”. Incluso después del diagnóstico pensamos que iba a ir a hacerme la cirugía láser y todo saldría bien”.

Sin embargo, antes de que Robertson fuera a cirugía el corazón de Félix dejó de latir.

Luego de toda esta situación, uno de los bebés logró nacer con un peso comparado al de una jeringa, y aunque su proceso de nacimiento no fue nada fácil gracias a la rápida atención médica que recibió se encuentra ahora en perfecto estado de salud.

Robertson comentó que cuando el pequeño nació no pudieron abrazarlo ni envolverlo entre sus brazos, ya que tenía la piel transparente. Además, perdió 40% de la sangre debido a que una parte de su intestino colapsó.

Síndrome de transfusión feto-fetal

El síndrome de transfusión feto-fetal es una complicación que se produce en los embarazos gemelares que derivan de un solo cigoto, cuando los bebés comparten la placenta.

“Se trata de los gemelos idénticos, procedentes de un solo óvulo (que se dividió tras la fecundación) y un espermatozoide. El cordón umbilical de ambos bebés llega a la misma placenta y se pueden producir conexiones entre los vasos sanguíneos (arterias y venas) de un feto con los del otro. El problema se origina cuando uno de los fetos transfiere sangre al otro, que recibe demasiada sangre; el primero, llamado donante, apenas recibe alimento y el otro, llamado receptor, lo hace en exceso”, de acuerdo con el sitio Webconsultas.

El donante no crece lo suficiente, apenas orina y tiene muy poco líquido amniótico; puede morir por falta de sangre, que se traduce en falta de oxígeno (hipoxia).

El receptor, por el contrario, recibe sangre en exceso y crece y orina mucho, produciendo demasiado líquido amniótico. Este feto puede morir a causa de un fallo cardiaco, porque el exceso de sangre obliga a su corazón a esforzarse por encima de su capacidad normal.

Si el síndrome se produce de forma precoz en el embarazo y no es tratado adecuadamente existe un alto riesgo de muerte para ambos fetos (entre el 80 y el 100%) y un alto porcentaje de los supervivientes presentará graves complicaciones después del parto e incluso a largo plazo.

***********************************

Mira a continuación:

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

 

TE RECOMENDAMOS