Bebé sacado del vientre de su madre muerta, respira por su cuenta por primera vez

Por Mimi Nguyen Ly - La Gran Época
01 de Junio de 2019 Actualizado: 01 de Junio de 2019

El bebé que fue cortado del vientre de una joven madre adolescente antes de ser asesinada en Chicago, Illinois, ahora respira solo y continúa recuperándose en el hospital, dijo la familia.

La familia del bebé le dijo a Fox 32 News el 31 de mayo que es la primera vez que logra respirar por sí solo, sin la ayuda de una máquina en el Centro Médico Advocate Christ en Oak Lawn.

Frank Ávila, un abogado de Yovani López, el esposo de la joven asesinada Marlen Ochoa-López, le dijo a WLS que el bebé, cuyo nombre de pila es el mismo que el de su padre, ha podido respirar por sí solo de manera intermitente.

“Todavía hay un largo camino por recorrer para el bebé, pero está luchando y sobreviviendo”, dijo Ávila.

Anteriormente, se informó que el bebé Yovani estaba en estado grave sin actividad cerebral. Los médicos dijeron que cuando cortaron a Yovani del vientre de su madre, le cortaron el suministro de oxígeno y le causaron daño cerebral.

Julie Contreras, una amiga de la familia, le pidió al público que continuara orando por él, informó WLS.

Engañada y estrangulada

La semana pasada, el 25 de mayo, la familia celebró un funeral para la madre del bebé, Marlen Ochoa-López.

Marlen fue asesinada en abril. La policía dijo que la madre de 19 años, que tenía nueve meses de embarazo, fue estrangulada y su bebé fue sacado a la fuerza de su cuerpo.

Marlen Ochoa-Uriostegui, de 19 años, apareció muerta después de haber desaparecido el 23 de abril. (Policía de Chicago)

La joven desapareció el 23 de abril luego de que la atrajeran a una reunión que había sido organizada por Facebook en una casa de Southwest Side para, supuestamente, recoger artículos gratuitos para bebés.

La policía dijo que Clarisa Figueroa, de 46 años, asesinó a Marlen y luego sacó al bebé de su vientre.

Después de sacar al bebé del útero de la madre de 19 años, Figueroa supuestamente llamó al 911 para decir que acababa de dar a luz a un bebé que no respiraba, según la policía.

Los paramédicos transportaron a Figueroa al hospital en Oak Lawn, un suburbio de Chicago, donde al parecer se sometió a un examen físico que determinó que no había dado a luz.

(I-D) Desiree Figueroa, Clarisa Figueroa y Piotr Bobak. El trío de sospechosos ha sido arrestado y acusado, según un anuncio hecho por las autoridades el 16 de mayo de 2019. (Crédito: Departamento de Policía de Chicago)

La policía anunció el 16 de mayo que tres personas, Figueroa, su hija de 24 años, Desiree Figueroa y el novio de Figueroa, Piotr Bobak de 40 años, habían sido arrestados y acusados en relación con la muerte de Marlen.

La familia de la joven está emocionada por la mejora del estado del bebé, pero continúan cuestionando por qué Figueroa pudo fingir que el bebé era suyo antes de la intervención policial, se informó a Fox 32 News.

Los fiscales no se dieron cuenta

Los fiscales dijeron que cuando Figueroa fue llevada con el bebé al hospital, tenía sangre en la parte superior de su cuerpo y en su cara, que un empleado del hospital limpió. También dijeron que Figueroa fue examinada en el hospital y no mostró signos físicos de parto.

La policía y la agencia de bienestar infantil de Illinois dijeron que el personal del Centro Médico Advocate Christ no los alertó luego de descubrir que Figueroa no había dado a luz al bebé como ella afirmó.

El 18 de mayo, el portavoz del Departamento de Servicios para Niños y Familias de Illinois, Jassen Strokosch, dijo que la agencia había sido alertada el 9 de mayo de que había preguntas sobre quién tenía la custodia del niño para tomar decisiones médicas. Dijo que no podía especular sobre por qué la agencia no fue contactada antes.

“No sabíamos lo que estaba sucediendo en el hospital”, dijo.

Acción legal

El abogado Ávila le dijo a WLS que su equipo está tratando de acceder a los registros que están protegidos por la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud de 1996 (HIPAA, por sus siglas en inlgés). Ávila indicó que anticipa una acción legal pero que no estaba en libertad de discutir los detalles.

Mientras tanto, la familia de Ochoa-López está presionando para que los legisladores apliquen las pruebas de ADN para los recién nacidos, incluidas otras medidas.

La ley se llama “Ley de Marlen” y está patrocinada por la representante del estado de Batavia, Karina Villa, informó WGN9.

Si se aprueba la ley, se requeriría que el personal del hospital verifique la identificación del adulto que se presenta con un recién nacido, algo que no se hizo en el caso del bebé Yovani.

The Associated Press contribuyó a este informe.

***

Descubre

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

TE RECOMENDAMOS