Beijing censura las críticas al régimen de Maduro en las redes sociales

Por Frank Fang - La Gran Época
14 de Febrero de 2019 Actualizado: 14 de Febrero de 2019

El apoyo de Beijing al régimen venezolano de Nicolás Maduro ha llegado al punto de censurar posteos en redes sociales que critican al dictador socialista.

El 29 de enero, Zhao Weidong, de la provincia de Shaanxi, en el norte de China, fue citado por la policía local, la cual le impuso una multa administrativa de 500 yuan (USD 74) por retuitear un posteo de la cuenta de Twitter estadounidense @Brother_chui, según un artículo del 11 de febrero de Radio Free Asia (RFA).

“¿Cómo pasó Venezuela de ser la democracia más rica del mundo a un Estado socialista totalitario?”, decía el mensaje de Twitter original fechado el 20 de enero. Zhao lo retuiteó en su cuenta @ctm10001.

Twitter está bloqueado dentro de China, pero muchos chinos usan programas como VPN para pasar por alto la censura china.

El gobierno de Maduro tiene fuertes vínculos con China, como se desprende de los comentarios realizados por Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela, en una recepción de Año Nuevo Chino organizada en enero por la Embajada de China en Caracas.

“Todo el petróleo que China necesita, Venezuela lo tiene”, dijo la funcionaria.

El tuit de @brother_chui apuntó a las políticas de Maduro, mencionando que después de tomar el poder, Maduro modificó la Constitución, encerró a los disidentes, reprimió a los medios de comunicación e importó sistemas de vigilancia masiva de China.

En noviembre del año pasado, Reuters informó que el gigante tecnológico chino ZTE era el arquitecto principal del reciente lanzamiento de Venezuela de su programa del “carnet de la patria” inteligente, el cual transmite información sobre los titulares del carnet a los servidores del gobierno. El carnet está vinculado a muchos programas sociales gubernamentales de los que dependen los venezolanos. Los grupos de derechos humanos criticaron el sistema del carnet de la patria por sus amplias capacidades de monitoreo.

La policía local china determinó que el retuiteo de Zhao era una “información falsa”, según una copia del documento policial visto por RFA.

Wu Bin, un activista chino de la libertad de expresión en Internet, que también usa el apodo de Xiucai Jianghu, dijo a la RFA que tuvo que borrar su tuit sobre la multa de Zhao después de recibir la visita de la policía de seguridad estatal de China.

“Es ridículo, ahora no solo te multan por criticar a nuestro propio [gobierno], también puedes ser multado por criticar a un país extranjero”, dijo Wu a la RFA. Agregó que “no hay libertad de expresión en este país, ni ningún sentido de seguridad”.

Un usuario de Twitter con el apellido Wang le dijo a la RFA que el Partido Comunista Chino (PCCh) ha estado censurando las noticias sobre los acontecimientos en Venezuela luego de que el líder opositor Juan Guaidó comenzó a recibir reconocimiento internacional como presidente encargado del país sudamericano.

El tuit de Wang explicaba que el PCCh no quería que el movimiento de oposición influyera a los chinos y los alentara a iniciar un movimiento político.

He Jiangbing, economista chino y comentarista de redes sociales, declaró algo similar a la RFA. “Aún están tratando de evitar otra revolución de colores”, refiriéndose a los movimientos políticos en Europa del Este en los años 80 y 90 que derrocaron a regímenes autoritarios.

Beijing tuvo reacciones similares cuando estalló la Revolución de Jazmín, un levantamiento popular en Túnez contra la corrupción y la represión política del gobierno del expresidente Zine El Abidine Ben Ali, entre diciembre de 2010 y enero de 2011. El régimen chino censuró la palabra “jazmín” en Internet y prohibió las ventas de la flor en varios mercados en Beijing.

Desde noviembre del año pasado, las autoridades chinas han estado apuntando a los usuarios de Twitter en China. Las cuentas de Twitter de disidentes en múltiples municipalidades y provincias chinas, incluyendo Beijing, Shandong y Guangdong, fueron recientemente cerradas por la fuerza por las autoridades.

Las cuentas de Twitter del abogado y defensor de los derechos humanos de China, Chen Yunke, y el disidente Ye Jinghuan fueron hackeadas por las autoridades, quienes inventaron contenido “ilegal” para incriminarlos.

***

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS