Beijing construye drones militares para competir con EE. UU. en la guerra, según documento filtrado

Por Eva Fu
21 de Enero de 2021
Actualizado: 21 de Enero de 2021

El régimen chino ha estado aumentando activamente su flota de aviones no tripulados para espiar y competir con sus adversarios como Estados Unidos, revela un documento filtrado del Ministerio de Defensa Nacional de China.

El documento de julio de 2017, proporcionado a The Epoch Times por una fuente confiable, describía la ambición de Beijing de dominar lo que llamó “guerra dimensional total”–refiriéndose al control sobre el mar, la tierra, el aire, el espacio y el espectro electromagnético donde se comunica el equipo militar–desarrollando drones militares avanzados.

Para lograr lo anterior, el régimen detalló un plan para diseñar uno o dos tipos de drones militares pequeños de largo alcance y establecer una fábrica para producir 1000 drones por año. El documento indicaba que habría una inversión de 130 millones de yuanes (alrededor de USD 20 millones) para construir la empresa de fabricación de drones que comenzaría la producción a fines de 2018.

“La implementación del programa armará a nuestra defensa nacional con el último poder de combate en la futura guerra vertical y la hará capaz de enfrentarse a las armas militares estadounidenses, lo que le dará un marcado significado militar”, afirma el documento.

Si bien el archivo no reveló el costo de fabricar dichos drones, una directiva de 2017 del Departamento de Desarrollo de Equipos del Partido describió un proyecto que coincidía con la descripción de los drones mencionados anteriormente, con un presupuesto estimado de alrededor de 6 millones de yuanes (USD 927,859) para construir un prototipo y publicar un informe de prueba de vuelo para 2020.

El documento del departamento de defensa chino calificó a estos drones como críticos para “si una nación podría participar en un combate moderno”.

“En la guerra futura, apoderarse de más recursos de información mientras se controla y restringe la información de otras naciones será un componente clave para competir con las naciones durante períodos pacíficos, y una estrategia de combate importante en tiempos de guerra”, dijo, citando “bajos costos” y la “capacidad de luchar en un entorno peligroso” como algunas de las características que hicieron que estos drones fueran convenientes.

El proyecto requirió la colaboración de varias universidades chinas de ingeniería y aeronáutica. La Universidad de Zhejiang, una de las escuelas nombradas, alberga un instituto para el desarrollo de drones que ha recibido aproximadamente 100 millones de yuanes (USD 15.5 millones) para proyectos de la fuerza aérea china y otras agencias estatales.

Los drones comerciales fabricados en China han dominado el mercado mundial. DJI, fabricante de drones con sede en Shenzhen, que ha sido sancionado por Estados Unidos por proporcionar “equipos de vigilancia de alta tecnología” que permiten abusos contra los derechos humanos en China, posee alrededor del 70 al 80 por ciento de la participación del mercado mundial en octubre de 2020, según la firma de investigación de mercado Drone Industry Insights.

Sin embargo, en la zona de combate, China aún tenía un largo camino por recorrer. Los tipos de motores actuales que se encuentran en los drones militares chinos, como los motores de pistón y turboeje, no son aptos para vuelos largos y a gran altitud, según el documento filtrado. Además, señaló que Beijing ha “logrado algunos avances en replicar el Rotax 914”, un motor turboalimentado de cuatro tiempos y cuatro cilindros construido por la empresa austriaca BRP-Powertrain que, según dijo, ha sido el sistema de motor líder en el mundo.

The Epoch Times ha enviado una solicitud de comentarios por correo electrónico a BRP-Powertrain.

El documento también menciona cuatro modelos de drones actualmente desplegados en la Fuerza Aérea de EE. UU.: RQ-1A Predator, MQ-9 Reaper, MQ-9A Reaper y RQ-4 Global Hawk. El archivo describió el último, desarrollado por la firma de tecnología de defensa de Virginia Northrop Grumman, como el más avanzado utilizado en el ejército de EE. UU. Ese modelo es conocido por su capacidad para volar a grandes altitudes de hasta 60,000 pies durante más de 30 horas.

El nuevo dron, según el documento, debería poder volar durante más de 24 horas con una capacidad de carga de 6 kilogramos (13,2 libras).

En el documento también se citaron dos líneas de drones militares chinos, Wing Loong y Caihong (también conocidos como Rainbow) fabricados por subsidiarias de la empresa aeroespacial estatal Aviation Industry Corporation of China. Los expertos militares han sospechado que algunos modelos son clones de drones estadounidenses debido a su parecido visual con los modelos Predator y Reaper, fabricados por la firma General Atomics con sede en San Diego.

En los últimos meses, DJI se ha enfrentado al escrutinio de los Estados Unidos por problemas de infracción de derechos de autor y vulnerabilidades de seguridad, el cual el ejército de los Estados Unidos advirtió que el régimen chino podría explotar para controlar el vehículo o secuestrar datos.

Un empleado muestra el nuevo Mavic Pro 2 en una tienda de DJI en Shanghai el 22 de mayo de 2019. (Hector Retamal/AFP/Getty Images)

El Departamento de Justicia ha procesado a varias personas por conspirar para exportar tecnologías relacionadas con drones a China.

En agosto de 2017, el ciudadano chino Sun Fuyi fue sentenciado a tres años de prisión por un esquema para adquirir fibra de carbono de alta calidad para el gobierno chino, el cual se usa en drones y otras tecnologías aeroespaciales.

En agosto de 2016, la residente de California Man Wenxia fue condenada a 50 años de prisión por intentar exportar equipo militar, incluido un dron, al ejército chino.

En 2014, dos ciudadanos taiwaneses se declararon culpables por conspirar para traficar piezas de un pequeño dron conocido como “RQ-11B”—fabricado por el contratista de defensa estadounidense AeroVironment—y manuales para el dron RQ-4 Global Hawk.

En 2009, un profesor jubilado de la Universidad de Tennessee recibió una sentencia de 48 meses luego de admitir haber exportado ilegalmente 15 materiales de defensa diferentes a un ciudadano chino. Los datos que transportó involucraron un proyecto de la Fuerza Aérea de EE. UU. para desarrollar una forma avanzada de dron con sistema de armas.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS