Beijing debe permitir que la OMS investigue completamente el origen del virus: legislador de EE.UU.

Por Frank Fang
18 de Enero de 2021
Actualizado: 18 de Enero de 2021

El representante Michael McCaul (R-Texas) le pidió a Beijing que sea transparente con un equipo de investigadores, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se encuentra actualmente en China para estudiar el origen del virus del PCCh.

“A medida que alcanzamos el sombrío hito de dos millones de muertes relacionadas con COVID-19 [a nivel mundial], el Partido Comunista Chino, lamentablemente, continúa bloqueando los esfuerzos para determinar los orígenes de esta enfermedad mortal”, declaró McCaul en un comunicado de prensa del 17 de enero.

Después de meses de arduas negociaciones, Beijing finalmente acordó permitir que expertos internacionales visiten China para investigar el origen del virus PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus. El viaje a China tuvo un inconveniente a principios de enero, luego de que la OMS criticara públicamente a Beijing por retrasar la visita de los expertos.

Fue un tipo de reclamación pública que no se esperaba que la OMS emitiera contra China. La OMS repitió las afirmaciones de China sobre el brote del virus durante gran parte de 2020; por ejemplo, a principios de enero del año pasado, repitió la afirmación de Beijing de que no había riesgo de transmisión de persona a persona.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, un grupo de 13 expertos internacionales llegó a Wuhan, la ciudad donde se originó el virus, el 14 de enero. Posteriormente, el equipo fue obligado a pasar una cuarentena en el hotel donde se había registrado.

McCaul advirtió: “Si vamos a evitar que pandemias como esta maten a millones, el PCCh debe ser completamente transparente y permitir una investigación externa, imparcial y exhaustiva sobre los orígenes del COVID-19″.

Añadió: “Y si se niegan, la OMS debe condenar pública y enérgicamente sus acciones. El que ambas partes no lo hagan solo causará una mayor pérdida de vidas”.

Queda por ver si las autoridades chinas otorgarán acceso sin restricciones a estos expertos internacionales una vez que finalice su período de cuarentena obligatoria. No obstante, a pesar de la visita de los expertos, Beijing ha empezado a intensificar la censura por Internet ante el último aumento de casos de COVID-19 en el norte de China.

En la provincia de Jilin, en el norte de China, un superpropagador, un hombre de 45 años de apellido Lin, infectó, al menos, a 143 personas, informaron los medios estatales chinos el 17 de enero.

Radio Free Asia informó el 13 de enero que varios cibernautas chinos, ubicados en provincias como Hebei, Jilin y Jiangxi, fueron castigados por la policía local por sus comentarios en Internet sobre COVID-19.

Por ejemplo, un hombre de apellido Han, en la ciudad de Handan, en Hebei, recibió una detención administrativa de 10 días y una multa de 500 yuanes (77 dólares). La policía local afirmó que su comentario por Internet era un “rumor”. El hombre escribió en WeChat, el 6 de enero, que había un paciente sospechoso que vivía en un pueblo de Handan.

El 18 de enero, Weiquanwang, un sitio web chino dedicado a las noticias sobre activistas de derechos humanos, informó en su sitio web que las autoridades chinas comenzaron recientemente a eliminar de Internet artículos sobre el médico denunciante chino, Li Wenliang, debido a que se acerca el primer aniversario de su muerte.

Li, un oftalmólogo, fue uno de varios médicos chinos que advirtieron por primera vez sobre un brote de “neumonía desconocida” en las redes sociales chinas, el 30 de diciembre de 2019. Después de que su advertencia por Internet se volviera viral, fue convocado a una comisaría de policía local, el 30 de enero de 2019, y recibió una amonestación por “propagar rumores”.

Un mes después, el 7 de febrero del año pasado, Li murió tras contraer el virus mientras trataba, sin saberlo, a un paciente infectado.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en un tuit publicado el 16 de enero, pidió a la gente que buscara las palabras “Li Wenliang” por Internet.

“El PCCh desapareció a los médicos que sabían sobre el virus. El PCCh todavía se niega a que el mundo descubra lo que hizo. El PCCh mintió sobre el origen del virus”, agregó Pompeo.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubra

Exclusiva: Sec. Pompeo: El Partido Comunista Chino está ‘dentro de casa’

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS