Beijing dice que tomará “fuertes medidas” si EE.UU. no deja de “interferir” luego de Ley Hong Kong

Por Frank Fang
20 de Noviembre de 2019 Actualizado: 20 de Noviembre de 2019

Beijing acusó a Estados Unidos de estar “ciego” al bienestar de los hongkoneses después que el congreso aprobara por unanimidad un proyecto de ley de apoyo a los manifestantes prodemocracia en Hong Kong.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong fue aprobada en el Senado el 19 de noviembre, después que la Cámara de Representantes aprobara su versión del proyecto de ley el mes pasado. El proyecto de ley requiere que el Secretario de Estado evalúe anualmente si Hong Kong es lo suficientemente autónomo de Beijing como para justificar su estatus comercial especial con Estados Unidos.

En Hong Kong, se vieron a manifestantes enarbolando la bandera de Estados Unidos durante marchas y mítines, instando al Congreso a aprobar la ley.

“Este acto descuida los hechos y la verdad, aplica un trato desigual e interfiere descaradamente en los asuntos de Hong Kong y otros asuntos internos de China”, declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, en un comunicado de prensa emitido el 20 de noviembre.

Geng pidió a Washington que “tome inmediatamente medidas para evitar que este acto se convierta en ley”. Y si Estados Unidos no deja de “interferir” en Hong Kong. Geng advirtió que: “las consecuencias negativas serán un bumerán sobre sí mismo” y que China tendría que tomar “fuertes contramedidas para defender nuestra soberanía nacional, seguridad e intereses de desarrollo”.

Ahora, los legisladores tanto del Senado como de la Cámara de Representantes deben resolver las diferencias en sus proyectos de ley antes de que puedan ser enviados al presidente Donald Trump para que firme la ley.

También el 20 de noviembre, la viceministra de Relaciones Exteriores de China, Ma Zhaoxu, convocó a William Klein, ministro consejero de asuntos políticos de la embajada de Estados Unidos para que expresara su “fuerte oposición” al proyecto de ley, según un comunicado de prensa.

Yang Guang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao (la oficina más alta de Beijing para la gestión de los asuntos de las dos antiguas colonias europeas) acusó a los legisladores estadounidenses de “apoyar abiertamente a los sublevados” en Hong Kong que tenían una “fea intención de frenar el desarrollo de China”, según otro comunicado de prensa.

El gobierno de Hong Kong también respondió al proyecto de ley, diciendo que expresaba “profundo pesar” y que el proyecto de ley era “innecesario e injustificado”. Agregó que “las legislaturas extranjeras no deben interferir” en los asuntos internos de la ciudad, según un comunicado.

Por su parte, el senador republicano James Risch (Idaho), de la Comisión de Reacciones Extranjeras del Senado, dijo en un comunicado: “La aprobación de esta legislación es un paso importante hacia adelante para responsabilizar al Partido Comunista Chino por la erosión de la autonomía de Hong Kong y la represión de las libertades fundamentales”.

El senador demócrata Bob Menéndez (N.J.) declaró que el Senado había dado un “paso trascendental” para defender la democracia y los derechos humanos en todo el mundo y pidió a las autoridades de Hong Kong que “abordaran el deseo democrático del pueblo de Hong Kong, incluida la creación de una comisión independiente para investigar la violencia policial”.

Samuel Chu, director general de la organización sin fines de lucro Hong Kong Democracy Council (HKDC), con sede en Washington, agradeció a los patrocinadores originales del proyecto de ley —Marco Rubio (R-Fla.), Ben Cardin (D-Marie), Risch y Menéndez, así como al líder de la mayoría, Mitch McConnell (R-Ky.) y al líder de la minoría, Chuck Schumer (D-N.Y.)]— por haber “respondido con audacia al llamado de ayuda de los hongkoneses”, de acuerdo con un comunicado de prensa.

Chu agregó que tanto la versión del Senado como la de la Cámara de Representantes “contienen las herramientas e ingredientes necesarios para una defensa más robusta por parte de Estados Unidos de la autonomía y los derechos humanos de Hong Kong”.

Chu sugirió que el proyecto de ley de Hong Kong se adjuntara a los proyectos de ley anuales de gastos de defensa de los Comités de las Fuerzas Armadas bajo la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) como una de las formas más rápidas de llevar el proyecto de ley al escritorio de Trump.

Tanto el Senado como la Cámara de Representantes ya han aprobado sus versiones del proyecto de ley de gastos, y las diferencias entre ambos se están resolviendo en la conferencia del comité de la NDAA.

El partido prodemocracia de Hong Kong, Demosistō, agradeció a todos en Hong Kong y Washington por su arduo trabajo para aprobar el proyecto de ley del Senado en un tuit.

Joshua Wong, activista y figura emblemática del Movimiento Umbrella 2014, instó a Trump a firmar el proyecto de ley para apoyar la democratización de Hong Kong.

“Los derechos humanos nunca deben ser anulados[sic] por el acuerdo comercial”, tuiteo Wong.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

****

Mira a continuación:

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS