Beijing investiga la industria financiera china mientras Xi consolida su poder

Crisis de la deuda y corrupción—pretextos para tomar el poder
Por Antonio Graceffo
16 de Octubre de 2021
Actualizado: 16 de Octubre de 2021

Análisis de noticias

El Partido Comunista Chino (PCCh) está iniciando investigaciones en el sector financiero, provocadas por una inminente crisis de la deuda y bajo el pretexto de la lucha contra la corrupción. Estas investigaciones parecen ser un indicio de que China se aleja de la economía de mercado, al tiempo que sirven al objetivo personal de Xi Jinping de consolidar su poder.

La principal agencia anticorrupción de China está llevando a cabo una investigación sobre 25 instituciones financieras, examinando los vínculos entre los bancos estatales y las grandes empresas. En particular, los reguladores chinos están escudriñando la relación que las instituciones financieras tienen con empresas de alto perfil con una deuda masiva, como Evergrande, y aquellas que han caído en desgracia con el PCCh, como Ant Group.

Además de intensificar el control del Partido sobre la industria financiera, Xi está tomando medidas enérgicas contra las empresas tecnológicas y los multimillonarios. Además, está encabezando la redistribución de la riqueza y los programas de “prosperidad común”, todo lo cual parece formar parte de un movimiento más amplio de distanciamiento del capitalismo.

Los investigadores anticorrupción están examinando los registros de préstamos, inversiones y regulaciones de los bancos para ver si se ha cometido alguna infracción. Según los reguladores, se sancionará a los infractores y se tomarán decisiones sobre el recorte de los salarios de los ejecutivos de los bancos estatales. Los funcionarios del Ministerio de Finanzas llevan tiempo presionando para que se reduzcan los salarios de los bancos, porque el sector bancario paga sueldos más altos que otros sectores. Como los bancos son propiedad del Estado, los salarios están regulados por el gobierno, y no por las fuerzas del mercado. El recorte forzoso de los salarios es un indicador más de que el PCCh avanza hacia un futuro de socialismo más estricto.

La crisis de Evergrande ha sido muy publicitada, pero en realidad es solo una pequeña parte de la burbuja de deuda inmobiliaria de 5 billones de dólares de China, que parece estar a punto de estallar. Otro gran promotor, Fantasia Holdings Group Co, ha dejado de pagar 206 millones de dólares en bonos denominados en dólares. En total, los bancos chinos tienen 2.7 billones de préstamos morosos (NPL), así como 3.8 billones de préstamos de mención especial. Se podría argumentar que este nivel de impagos potenciales es el resultado de una mala toma de decisiones en las instituciones financieras, lo que, según el PCCh, es una de las justificaciones de las investigaciones.

La sede de Evergrande en Shenzhen, China, el 14 de septiembre de 2021. (Noel Celis/AFP a través de Getty Images)

Sin embargo, la pregunta que hay que responder es ¿por qué los banqueros toman decisiones que no maximizan el rendimiento del capital del banco? Xi afirma que estas decisiones son el resultado de la corrupción y que los banqueros están recibiendo sobornos de los promotores, lo cual es ciertamente una posibilidad. Otra posible razón, sin embargo, es que las autoridades centrales hayan ordenado a los banqueros que concedan préstamos liberales a los promotores inmobiliarios para impulsar el crecimiento económico de China.

El sector inmobiliario representa el 29 por ciento de la economía china. Una caída en el desarrollo inmobiliario podría hacer que Beijing perdiera su objetivo de crecimiento del PIB en un año determinado. En consecuencia, los bancos se vieron incentivados a conceder préstamos a los promotores. Citigroup Inc. estimó que alrededor del 41 por ciento de los activos de todo el sistema bancario, por un total de 7.9 billones de dólares, están directa o indirectamente relacionados con el sector inmobiliario.

A pesar de enfrentarse a una crisis económica inminente, debido a los impagos en el mercado inmobiliario, las autoridades centrales han dicho a los bancos más pequeños y a los gobiernos locales que aumenten los préstamos en los sectores hipotecario e inmobiliario. El Banco Popular de China afirmó que así se mantendría un “mercado inmobiliario saludable”.

Si la crisis de la deuda fue en gran medida el resultado de fuerzas ajenas al mercado —el gobierno alentó a los bancos a ignorar el riesgo crediticio al conceder préstamos a los promotores— entonces ¿qué es lo que buscan realmente los reguladores? Una implicación de que estas investigaciones tienen una motivación política o ideológica, más que económica, es que Zhao Leji, jefe del organismo anticorrupción, declaró que los investigadores “buscarán a fondo cualquier desviación política“.

Las campañas anticorrupción han sido utilizadas históricamente por los líderes autoritarios para eliminar a la oposición, acabar con los rivales políticos y consolidar su poder. Desde que Xi llegó al poder en 2012, ha utilizado las investigaciones anticorrupción para purgar o castigar a más de un millón de miembros del PCCh.

Hasta ahora, las campañas anticorrupción han investigado numerosos sectores de la economía, pero no los bancos. Wang Qishan, antiguo jefe de la principal agencia anticorrupción de China, fue en su día un fiel defensor de Xi. Sin embargo, Wang ha perdido el favor porque uno de sus ayudantes ha sido acusado de aceptar 71 millones de dólares en sobornos. También se ha descubierto que Wang tiene estrechos vínculos con algunos de los bancos que ahora están siendo investigados.

El escrutinio de los bancos, el recorte de los salarios de los ejecutivos y las purgas anticorrupción aumentan el control del PCCh sobre la economía. Estas medidas son claramente parte de un programa más amplio, que incluye las medidas enérgicas contra la industria tecnológica y los multimillonarios, y los programas de redistribución de la riqueza y de “prosperidad común” dirigidos por el Estado. Parece que Xi no quiere que ninguna persona o entidad, en particular del sector privado, se haga tan rica que sienta que puede ejercer influencia sobre la economía o socavar el control del PCCh y de él mismo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS