Beijing refuerza la verificación de antecedentes de los residentes, apuntando a 4 grupos y a extranjeros

Por Olivia Li - La Gran Época
18 de Junio de 2019 Actualizado: 18 de Junio de 2019

Las autoridades chinas tomaron medidas de seguridad adicionales tras el 30º aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen del 4 de junio, cuando el régimen reprimió violentamente las protestas a favor de la democracia en 1989.

En algunos de los vecindarios de inmigrantes más populares de Beijing se colocó un aviso oficial en las carteleras públicas, anunciando que cuatro categorías de residentes deben visitar su comité de vecindario para proporcionar información personal más detallada.

El aviso dice ser una encuesta de unificación antecedentes dirigida a las “nuevas clases sociales” y forma parte de la campaña del Frente Unido “bajo la nueva situación”. El Departamento del Frente Unido del Partido Comunista Chino está dedicado a persuadir a los chinos para que apoyen las políticas del Partido.

Las cuatro categorías se refieren a: gerentes y personal técnico de empresas privadas y de financiación extranjera; empleados que trabajan para organizaciones intermediarias y sociales; trabajadores autónomos; y nuevos empleados de medios de comunicación.

Más específicamente, la categoría de organizaciones intermediarias y sociales incluye a abogados, contadores, tasadores y agentes de patentes; la categoría de independientes incluye a periodistas, artistas, fotógrafos, cantantes, productores y directores de cine independientes, planificadores de medios y marketing, formadores corporativos, consultores de investigación de mercado, diseñadores, traductores, mecánicos independientes y proveedores de servicios de TI (tecnología informática).

Periodistas extranjeros entre los objetivos de vigilancia

Los cuatro grupos de residentes deben visitar su comité de vecindario antes del 14 de junio y brindar al menos dos números de teléfono.

Los comités de vecindarios verificarán si los residentes pertenecen a una de las cuatro categorías haciendo llamadas telefónicas a los vecinos, y si es así, el personal del comité hará llamadas telefónicas de seguimiento para instar a que se completen los procedimientos de la verificación de antecedentes lo antes posible, de acuerdo con un extranjero que vive en uno de los vecindario conocidos como “burbuja de expatriados” en Beijing, quien habló con La Gran Época con la condición de mantener el anonimato.

Él se enteró por uno de sus vecinos que este tipo de verificación de antecedentes ocurrió hace cinco años.

Añadió que todos los vecindarios de Beijing que tienen residentes extranjeros están equipados con monitores de vigilancia.

“Muchos periodistas que trabajan para medios de comunicación extranjeros son los principales objetivos de vigilancia de la policía china. Se mueven con frecuencia para eludir la vigilancia estricta”, dijo.

La Plaza de Tiananmen sigue estando muy vigilada

Otro residente de Beijing, de nacionalidad china, también habló con La Gran Época bajo la condición de anonimato. Dijo que las autoridades de Beijing están todavía en un estado demasiado nervioso tras el 30º aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen.

La Plaza de Tiananmen sigue estando fuertemente vigilada por la policía, y se pueden ver furgonetas de la policía por todas partes. A los periodistas extranjeros no se les permite entrar en la plaza durante la ceremonia de izado de la bandera a primera hora de la mañana. Durante el horario normal, cualquier visitante debe presentar una tarjeta de identificación de residente para entrar a la Plaza de Tiananmen. Los visitantes que solo tienen pasaporte no pueden entrar, aunque sean chinos.

El residente chino cree que la política tiene por objetivo impedir que los periodistas extranjeros accedan a la plaza. También explicó que la actual tarjeta de identidad de residente chino puede ayudar a rastrear la ubicación de la persona que la lleva.

En algunas zonas, se pide a los peatones que presenten su tarjeta de identidad en la calle. La fuente se dio cuenta de este inusual chequeo antes del aniversario de la masacre y continúa hasta hoy.

Recientemente se erigieron puestos de policía armada en las principales estaciones de autobuses de larga distancia de Beijing, donde suele entrar y salir gente que va a peticionar y donde se reúnen con otros peticionarios –personas que fueron agraviadas por las autoridades locales y que viajaron a Beijing en busca de una reparación.

La Estación Oeste de Tiananmen, la estación de metro más cercana a Zhongnanhai –el complejo de edificios de la cúpula del Partido Comunista– está actualmente cerrada; las autoridades de Beijing no dieron ninguna razón al respecto.

***

Mira a continuación

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

TE RECOMENDAMOS