Beijing ve a Biden como alguien susceptible a su influencia, dice experto

Por Jan Jekielek y Frank Fang
16 de Noviembre de 2020
Actualizado: 16 de Noviembre de 2020

El régimen chino estaría feliz de ver una nueva administración de EE. UU. sin el presidente Donald Trump, según el historiador Victor Davis Hanson.

Si el candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, gana las elecciones, Beijing también presionará más a sus aliados de EE. UU. en la región Asia-Pacífico, dijo Hanson, quien es un investigador principal del grupo de expertos de Hoover Institution de la Universidad de Stanford.

En el programa “American Thought Leaders” de The Epoch Times, Hanson dijo que Beijing ve a Biden como alguien que trabajaría con el régimen comunista —”un signo de debilidad para ser explotado”.

Si bien muchos medios de comunicación declararon a Biden como el ganador de las elecciones presidenciales, The Epoch Times no declarará a un ganador de las elecciones hasta que se certifiquen todos los resultados y se resuelvan las impugnaciones legales.

Hanson analizó la opinión de Beijing sobre las elecciones: “Creo que ahora tendrán mucha más confianza debido a la victoria de Biden, porque creo que su principal némesis y su mayor preocupación se irá, si Trump pierde”.

La administración Trump se ha enfrentado al Partido Comunista Chino por una serie de problemáticas, que incluyen prácticas comerciales desleales, espionaje, influencia maligna en Estados Unidos, amenazas a la seguridad planteadas por la tecnología china y abusos contra los derechos humanos en Xinjiang y Hong Kong.

Sin una política de línea dura hacia China bajo Biden, Hanson dice que el régimen presionará a Australia, Japón, Corea del Sur y Taiwán, todos aliados clave de EE. UU. en la región del Indo-Pacífico.

Hanson predijo que Beijing podría “enviar algo a las aguas territoriales de Taiwán” y ver cómo reaccionaría Biden.

Beijing ve a Taiwán como parte de su territorio y ha amenazado con usar la fuerza militar para someter a la isla. También se opone a que los gobiernos u organizaciones internacionales formen relaciones con la isla que puedan indicar la realidad —que Taiwán es un país independiente de facto con su propia constitución, moneda, ejército y gobierno elegido democráticamente.

Las relaciones bilaterales entre Washington y Taipei se han estrechado considerablemente en los últimos meses bajo la administración Trump, que ve a Taiwán como un aliado importante en su estrategia Indo-Pacífico. En los últimos meses, dos altos funcionarios de EE. UU. visitaron Taiwán, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, y el subsecretario de Estado, Keith Krach.

Beijing molesto por las cordiales relaciones entre Estados Unidos y Taiwán, realizó ejercicios militares cerca de sus aguas costeras y envió aviones militares cerca de la isla en los últimos meses. Según el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán, hasta ahora China ha violado el espacio aéreo de Taiwán en 11 días diferentes durante el mes de noviembre.

“Creo que [en Beijing] están encantados [con una victoria de Biden], y espero que sean muy cautelosos pero muy, muy definidos en la trayectoria en la que quieren moverse —y eso es presionar, presionar, presionar”, dijo Hanson.

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

El PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

TE RECOMENDAMOS