Beijing y otras regiones chinas se declaran en “estado de guerra” por brote de coronavirus

Por Eva Fu
14 de Febrero de 2020
Actualizado: 14 de Febrero de 2020

Dos distritos chinos en la provincia de Hubei, afectada por el virus, han emitido órdenes de “gestión de tiempos de guerra” que prohíben a las personas abandonar sus edificios de apartamentos, mientras el país lucha con la creciente crisis de coronavirus que ha generado crecientes temores en todo el mundo.

El distrito de Zhangwan en la ciudad de Shiyan, provincia de Hubei, fue el primero en implementar la orden y bloquear edificios residenciales.

A partir del 13 de febrero, todas las áreas residenciales del distrito se colocarán bajo “administración de tiempos de guerra”, según un aviso publicado el miércoles por la noche.

A las personas en el distrito, a excepción de los trabajadores médicos, los oficiales de prevención de brotes y aquellos que entregan suministros básicos para la vida, ya no se les permite abandonar sus edificios de apartamentos, dijo.

“Movimiento extraordinario”

La unidad de contención de brotes del distrito dijo que la medida fue la implementación de un “movimiento extraordinario” ya que “se no tenía alternativas”.

Dijo que implementarán la medida durante dos semanas antes de decidir si continuarán o no con las restricciones.

El lunes, antes de los acontecimientos mencionados, los barrios residenciales de toda la provincia de Hubei habían prohibido el ingreso a los visitantes cuyas temperaturas corporales superaban los 99,1 grados Fahrenheit (37,2 grados centígrados).

Los cuadros locales y los oficiales de administración de propiedades estarán en turno las 24 horas para hacer cumplir la política, según el aviso. Cualquiera que intente romper esta regla será arrestado.

Un empleado usa una máscara protectora mientras transporta vegetales en camiones hacia un hospital de Wuhan, China, el 10 de febrero de 2020. (Stringe/Getty Images)

El aviso agrega que los oficiales del comité de vecindario harán los arreglos para entregar alimentos y otros suministros básicos a las puertas de las personas en momentos específicos. Las autoridades también fijarán los precios y decidirán qué tipos de bienes entregar.

Unas horas más tarde, el condado de Dawu, también ubicado en Hubei, emitió de manera similar un bloqueo de edificios residenciales de 14 días.

“En una frase: no salgas al aire libre”, dijo un miembro del personal de la oficina del gobierno de Dawu al periódico chino National Business Daily.

Algunas de más de 80 ciudades de China, incluidas Beijing y Shanghai, han restringido el movimiento en diversos grados.

El 13 de febrero, Mongolia Interior también emitió un aviso cerrando todas las instalaciones públicas no necesarias. Las bodas se detendrán y todas las familias deben quedarse en casa, con solo un miembro saliendo a comprar alimentos, dijo.

Un hombre con una máscara facial y una bolsa de verduras camina por una calle en Beijing, el 12 de febrero de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

‘Estado de guerra’

La rama del partido en el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Beijing también emitió el martes una declaración, pidiendo a todos los miembros del Partido en la agencia que “reconozcan plenamente el sentido de urgencia e importancia” en la “coyuntura crítica” y que ingresen en “un estado de guerra.”

Para evitar infecciones cruzadas, la declaración prohíbe que el personal visite otros departamentos, a menos que esté relacionado con el trabajo. Dijeron que las personas deberían recurrir a llamadas telefónicas u otros métodos de telecomunicaciones para reducir las interacciones cara a cara, siempre que sea posible.

En una reciente aparición en Beijing, el líder chino Xi Jinping dijo que están librando una “guerra total” contra el brote, en la que, dijo, las comunidades están a la vanguardia.

Un trabajador usa una máscara protectora y un traje en un supermercado de Wuhan, en la provincia de Hubei en China, el 10 de febrero. (STR/AFP a través de Getty Images)

Xiao Xu, subdirector del distrito de Zhangwan, dijo a la red de radio estatal China, Radio Nacional, que la nueva medida de cierre es un intento de controlar la propagación del virus, ya que el distrito ha visto un aumento del 80 por ciento en las infecciones. Agregó que eligieron la expresión “gestión de tiempos de guerra” para enfatizar la gravedad de la situación.

Qin Peng, un comentarista de asuntos políticos, dijo que sospecha que las autoridades chinas están haciendo un ensayo en el distrito. Si los resultados demuestran ser efectivos, podrían replicar las medidas en otras regiones, dijo.

La política de “estado de guerra” en Beijing parecía ser una forma para que la ciudad se adaptara a tal medida y permitiera a la gente “adaptarse a ella gradualmente”, dijo durante un programa en vivo en The Epoch Times en idioma chino.

Agentes de la policía paramilitar china, que usan mascaras protectoras, transfieren baldes de desinfectante en el condado de Yunmeng, en las afueras de la ciudad de Xiaogan, provincia de Hubei de China, el 12 de febrero de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

Los desafíos crecen

Tong Zhaohui, subdirector del Hospital Chaoyang de Beijing, quien fue enviado a Hubei para ayudar a combatir el brote, dijo que había observado una mayor tasa de fallas respiratorias graves entre los pacientes con coronavirus.

“En comparación con el SARS (síndrome respiratorio agudo severo) en 2003, la insuficiencia respiratoria esta vez es aún más rápida, y la falta de oxígeno a veces puede ser muy evidente”, dijo en una conferencia de prensa el jueves en Hubei. El virus también ataca los corazones de los pacientes, creando desafíos en el tratamiento, dijo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, calificó al coronavirus como “enemigo público número uno” en una conferencia de prensa del 11 de febrero, advirtiendo que puede “crear estragos en el área política, económica y social”.

Sigue a Eva en Twitter: @EvaSailEast

A continuación

70 años de comunismo en China, 70 años de tragedia

TE RECOMENDAMOS