Bernie Sanders dice que su plan de USD 16 billones del Nuevo Acuerdo Verde se pagará por sí mismo

Por Zachary Stieber
22 de Agosto de 2019 Actualizado: 22 de Agosto de 2019

El senador Bernie Sanders (de Vermont), un autodenominado socialista que compite por la nominación presidencial demócrata, dio a conocer un “Nuevo Acuerdo Verde” que su campaña calcula que costará 16 billones de dólares.

Sanders, que quedó segundo por detrás de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de 2016, dijo que Estados Unidos “debe actuar de inmediato” para combatir “la crisis climática”, calificándola como “el mayor desafío que enfrenta nuestro país”.

“El cambio climático es una emergencia mundial. La selva amazónica está ardiendo, la plataforma de hielo de Groenlandia se está derritiendo y el Ártico arde. La gente en todo el país y en el mundo ya está experimentando las consecuencias mortales de nuestra crisis climática, a medida que fenómenos meteorológicos extremos como olas de calor, incendios forestales, sequías, inundaciones y huracanes destruyen comunidades enteras, ecosistemas, economías y formas de vida, además de poner en peligro millones de vidas”, dijo en el sitio web de su campaña.

“Las comunidades de color, la clase obrera y los pobres del mundo han soportado y soportarán esta carga desproporcionadamente”.

La congresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata de Nueva York, y el senador estadounidense Ed Markey (der.), demócrata de Massachusetts, hablan durante una conferencia de prensa fuera del Capitolio de Estados Unidos, para anunciar la legislación del “Nuevo Acuerdo Verde” (Green New Deal) y promover programas de energía limpia, en Washington, el 7 de febrero de 2019. (Saul Loeb/AFP/Getty Images)

“La comunidad científica nos está diciendo en términos inequívocos que nos quedan menos de 11 años para transformar nuestro sistema energético, de los combustibles fósiles a la eficiencia energética y la energía sostenible, si queremos dejar este planeta saludable y habitable para nosotros mismos, nuestros hijos, nietos y futuras generaciones”, añadió.

“A medida que el aumento de las temperaturas y el clima extremo crean emergencias sanitarias, provocan la pérdida de tierras y el desplazamiento, destruyen puestos de trabajo y amenazan los medios de subsistencia, debemos garantizar la atención de la salud, la vivienda y un trabajo bien remunerado a todos los estadounidenses, especialmente a aquellos que han estado históricamente excluidos de la prosperidad económica”.

Sanders, quizás el candidato de izquierda más alejado del tema, ha propuesto una serie de planes con altos costos proyectados, tales como un sector de salud administrado por el gobierno que cubriría a todos en el país, incluyendo a quienes no están legalmente en EE. UU.

El nuevo plan llevaría a Estados Unidos a usar 100 por ciento de energía renovable para el año 2030 y terminaría con el desempleo, según la campaña de Sanders. Incluiría “declarar el cambio climático como una emergencia nacional”.

Las turbinas eólicas gigantes son impulsadas por fuertes vientos el 13 de mayo de 2008 cerca de Palm Springs, California. Foto de David McNew/Getty Images.

El plan, que requiere una inversión de 16,3 billones de dólares, “se pagaría por sí mismo en 15 años”, según la campaña, con dinero recuperado mediante la imposición de impuestos a la industria de los combustibles fósiles, la reducción del gasto militar y la obtención de nuevos impuestos sobre la renta a partir de los 20 millones de puestos de trabajo que crearía el plan.

El presupuesto total de Estados Unidos fue de 4,11 billones de dólares en el 2018. Una cuarta parte fue destinado a la seguridad social, el 16 por ciento a las fuerzas armadas y el 14 por ciento a Medicare. A finales de 2018 el gobierno tenía una deuda de 21,5 billones de dólares.

El Nuevo Trato Verde fue impulsado antes por la representante aliada de Sanders, Alexandria Ocasio-Cortez (Demócrata-Nueva York) y por otros demócratas radicales. Esa versión estaba pensada a un costo de 93 billones de dólares.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (Republicano- Kentucky), presentó la medida para su votación en marzo diciendo que quería que los demócratas en el Senado demostraran públicamente que apoyaban el acuerdo, al cual calificó como “un cambio radical, impuesto y socialista de toda la economía de Estados Unidos”. Ningún senador votó que sí. Cincuenta y siete votaron no, incluyendo a los senadores demócratas Doug Jones (Alabama), Joe Manchin (Virginia Occidental) y Kyrsten Sinema (Arizona). Los otros votaron presentes, incluyendo a Sanders.

El vicepresidente Mike Pence junto con la senadora Kyrsten Sinema durante la prueba de una ceremonia de juramento, en el Capitolio, el 3 de enero de 2019, en Washington DC. (Foto de Zach Gibson/Getty Images)

La medida no ha sido sometida a votación en la Cámara donde Ocasio-Cortez la presentó.

El 51 por ciento de los encuestados en EE. UU. se opuso al Nuevo Acuerdo Verde en una encuesta realizada a principios de este año, y otro 19 por ciento dijo que no estaba seguro. Más gente estaba a favor de construir un muro en la frontera sur.

Muchos de los contendientes demócratas han dicho que tomarían medidas sobre el cambio climático y algunos han dado a conocer planes, incluyendo al exvicepresidente Joe Biden, quien dijo que su plan de más de 5 billones de dólares haría que Estados Unidos no tuviera emisiones netas para el año 2050, y la senadora Elizabeth Warren (demócrata de Massachusetts), quien pidió que se destinaran 2 billones de dólares a la energía limpia como parte del Nuevo Acuerdo Verde. El ex representante de Texas Beto O’Rourke dijo que gastaría 5 billones de dólares en 10 años.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, quien hizo del cambio climático la pieza central de su campaña, abandonó la carrera por la presidencia el 21 de agosto.

***

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS