Bichy, uno de los miembros más buscados del Cártel de Sinaloa fue extraditado a EE.UU.

Por Sebastian Puerta
19 de Noviembre de 2019 Actualizado: 19 de Noviembre de 2019

Luis Arellano Romero, alias “Bichy”, uno de los miembros más buscados del Cártel de Sinaloa fue extraditado a Estados Unidos, señala la Oficina del Fiscal General del Distrito Oeste de Texas, John Bash.

El 12 de abril de 2012 había sido acusado ante el gran jurado federal por “conspiraciones para cometer asesinato, secuestro, lavado de dinero, posesión ilegal de armas de fuego, e importación y distribución de drogas”, al violar la Ley de Estafa Influenciada y Organizaciones Corruptas (RICO).

Recibió los cargos en la misma acusación que se hizo contra Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, Ismael Zambada García alias “Mayo”, José Antonio Torres Marrufo “alias Jaguar” y otras 20 personas responsables de las operaciones y la gestión del Cártel de Sinaloa.

Arrelano Romero fue capturado la semana pasada en una operación conjunta entre fuerzas norteamericanas y mexicanas en el estado de Chihuahua, México y extraditado a Estados Unidos para responder por 14 cargos federales de extorsión, indica la Oficina del Fiscal.

El 15 de noviembre fue presentado por primera vez ante la juez magistrada Anne Berton y permanecerá bajo custodia federal.

“Bichi” era el guardaespaldas personal de Torres Marrufo, quien participó en numerosos secuestros y asesinatos como parte de los escuadrones de asesinos de Torres Marrufo, de acuerdo a la acusación.

“Al ser condenado, Luis Arellano-Romero se enfrenta a cadena perpetua en una prisión federal”, destaca la Oficina del Fiscal.

Las imputaciones hacia Arellano-Romero, comenzaron a fortalecerse con la investigación de dos casos de violencia cometidos contra ciudadanos estadounidenses y crímenes cometidos por el Cártel de Sinaloa.

El primer caso se refiere a la conspiración para secuestrar y asesinar a un habitante de Horizon City. El delito se cometió por la pérdida de una carga de marihuana de 670 libras, incautada por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en el puesto de control de Sierra Blanca, el 5 de agosto de 2009. El cuerpo de la víctima fue encontrado en la Ciudad Juárez.

El segundo caso se dio el 7 de mayo de 2010 cuando, Bichy, bajo las órdenes de Guzmán Loera, alias “El Chapo”, conspiró para secuestrar y asesinar a un ciudadano estadounidense y a dos miembros de su familia.

Según la acusación, uno de sus lugartenientes dio la orden de secuestrar a un hombre que estaba contrayendo nupcias y a dos miembros de su familia. Las tres personas fueron torturadas y asesinadas junto a un cuarto individuo.

Este hecho impulsó una investigación que concluyó con la incautación de toneladas de alucinógenos. También fueron confiscadas cientos de armas y miles de rondas de municiones destinadas que eran destinadas al contrabando y a los combates entre cárteles.

El anuncio de la detención de Bichi fue dado por el Agente Especial a Cargo Kyle W. Williamson de la División de El Paso de la Administración de Control de Drogas (DEA), junto a otros miembros del operativo de captura.

El fiscal John Bash dijo en el comunicado que agradecía a la oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Nuevo México, a las autoridades policiales y a Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de México.

La operación de captura se llevó a cabo con la participación de La Aduana y Protección de Fronteras de Estados Unidos, El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos, El Departamento de Policía de El Paso, la Oficina del Sheriff de El Paso y el Departamento de Seguridad Pública de Texas, La DEA, el FBI y la ATF, entre otras entidades de seguridad estatal norteamericana.

***

A continuación

¿Que hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS