Biden reinicia el programa que permite a los padres centroamericanos traer a sus hijos a EE. UU.

Por Zachary Stieber
14 de Septiembre de 2021
Actualizado: 14 de Septiembre de 2021

La administración del presidente Joe Biden está aceptando nuevas solicitudes de padres que quieren traer a sus hijos de hasta 20 años de Centroamérica a EE. UU., años después de que el expresidente Donald Trump finalizara el programa.

El Programa de Menores Centroamericanos comenzó en 2014 durante el gobierno de Obama para permitir que ciertos padres que se encuentran legalmente en Estados Unidos traigan a sus hijos desde Guatemala, Honduras o El Salvador a Estados Unidos si su solicitud fue aprobada por las autoridades estadounidenses. Fue anunciado por primera vez por Biden, luego el vicepresidente, en noviembre de 2014.

Trump terminó el programa en 2017.

Y ahora se reinicia como parte de los intentos de la administración Biden de ampliar las vías legales para ingresar a Estados Unidos. Se aceptaron nuevas solicitudes por primera vez en cuatro años el 14 de septiembre.

La administración no solo ha reiniciado el programa, sino que lo expandió. Además de los padres, los tutores legales pueden solicitar que sus hijos viajen en avión desde su país de origen a Estados Unidos. Los padres o tutores legales pueden incluso tener casos de asilo pendientes, o estar en Estados Unidos en libertad condicional y presentar una solicitud.

“Estamos firmemente comprometidos a dar la bienvenida a las personas a Estados Unidos con humanidad y respeto, y reunir a las familias. Estamos cumpliendo nuestra promesa de promover una migración segura, ordenada y humana desde Centroamérica a través de esta expansión de vías legales para buscar protección humanitaria en Estados Unidos”, dijeron los Departamentos de Estado y Seguridad Nacional en un comunicado.

Marta Youth, subsecretaria adjunta del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa a distancia que se reabrirían unos 1400 casos como parte de la reanudación del programa, informó Reuters.

America’s Voice, un grupo proinmigrante que quiere facilitar que los inmigrantes ilegales se conviertan en ciudadanos, estuvo entre los que elogiaron la reanudación del programa.

“CAM ofrece una forma segura, expedita y ordenada para que los jóvenes busquen seguridad y soliciten la reunificación con sus seres queridos de la región. Después de la investigación y aprobación, estos jóvenes abordarán aviones y se unirán a su familia en Estados Unidos. Esto proporciona una ruta alternativa a la protección”, dijo Frank Sharry, director ejecutivo del grupo, en un comunicado.

La Federación para la Reforma de la Inmigración Estadounidense, sin embargo, argumentó que el programa eleva a los extranjeros ilegales por encima de los ciudadanos estadounidenses y los inmigrantes legales.

“Prácticamente todos los menores centroamericanos que fueron abandonados por padres que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos podrán ser admitidos o puestos en libertad condicional en el país y los contribuyentes estadounidenses correrán con los costos de administrar el programa, mientras que los programas de inmigración legal continúan experimentando retrasos y demoras históricas”, dijo Matthew Tragesser, portavoz del grupo, que busca reducir los niveles de inmigración, a The Epoch Times en un correo electrónico.

“La reimplementación de este programa revela cuál es el enfoque de inmigración de la administración Biden en este momento. No quiere asegurar nuestra frontera sur ni limitar los incentivos para los extranjeros ilegales, a pesar de que la inmigración ilegal aumenta cada mes bajo la administración y los totales de detenciones alcanzan cifras no vistas en dos décadas”, agregó.

Las detenciones ilegales en la frontera se dispararon desde que Biden asumió el cargo en enero, alcanzando un máximo de 21 años en julio. Un experto proyectó arrestos en la frontera que establecieron un nuevo récord este año. El aumento ha incluido un número sin precedentes de menores no acompañados o niños inmigrantes ilegales que ingresan sin un adulto responsable. Más de 13,000 menores no acompañados se encontraban bajo la custodia del gobierno de Estados Unidos hasta el 13 de septiembre.

Los funcionarios de la administración Biden afirmaron que el caos visto en la frontera es el resultado de cambiar lo que era un sistema de inmigración “cruel” bajo Trump. Ellos dijeron que se necesita tiempo para cambiar el sistema y que algunas áreas han mejorado.

Los cambios hasta ahora incluyen detener la construcción del muro fronterizo, detener el programa “Permanecer en México” y proponer que los oficiales de inmigración se hagan cargo de escuchar algunos casos de asilo de los jueces.

Los dramáticos cambios se han topado con algunos obstáculos, y los jueces fallaron en contra de la administración en una serie de casos clave, incluyendo la orden de que los funcionarios reanuden el programa Permanecer en México.

Un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional dijo a The Epoch Times en un correo electrónico reciente esta semana que el departamento aún no ha comenzado a regresar inmigrantes ilegales a México, la parte central del programa.

La agencia tenía previsto entregar un informe sobre la reanudación el 14 de septiembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS