Biden responde a la redada del FBI a propiedad Mar-a-Lago de Trump

Por Jack Phillips
19 de Septiembre de 2022 1:12 PM Actualizado: 19 de Septiembre de 2022 1:15 PM

El presidente Joe Biden respondió a la redada del FBI contra Mar-a-Lago el mes pasado afirmando que él no sabía nada sobre la investigación del expresidente Donald Trump.

Biden dijo que no le habían informado sobre los materiales supuestamente clasificados que fueron sustraídos por los agentes del FBI durante la redada del 8 de agosto en la residencia de Trump en Florida, dijo Biden cuando se lo preguntó el presentador de CBS News, Scott Pelley, durante una entrevista en el programa 60 Minutos transmitida el domingo.

“Yo no he hablado personalmente con nadie sobre eso —en ese respecto”, dijo Biden. “Estoy seguro de que mi administración está al tanto de todo eso, al igual que el Consejo de Seguridad Nacional. Pero yo no.”

También en la entrevista, Biden dijo que le informaron con tiempo sobre el allanamiento. Horas después de ocurrido el allanamiento, Trump anunció la redada en su plataforma Truth Social.

“Yo no pedí los detalles de aquellos documentos porque no quiero meterme en medio de si el Departamento de Justicia debía actuar o no sobre ciertas acciones que ellos podían tomar”, dijo Biden.

El presidente también atacó a Trump afirmando que el presidente número 45 manejó mal los documentos que se consideraron clasificados.

Sus comentarios durante la entrevista el domingo por la noche están en línea con una narrativa impulsada por otros funcionarios de la Casa Blanca, quienes dijeron que la administración no estaba al tanto de la investigación del Departamento de Justicia (DOJ) sobre Trump.

En las horas y días inmediatamente después de la redada, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que ni ella ni el presidente tenían conocimiento sobre la investigación y si se iba a realizar un allanamiento.

Más detalles

A pesar de sus comentarios sobre no tener ningún conocimiento de antemano, los funcionarios de la administración pidieron a la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA) en abril que permita al FBI revisar los documentos de la casa de Trump, según una carta recientemente revelada publicada el mes pasado. Cajas de materiales se transfirieron desde Mar-a-Lago a NARA en enero de 2022, después de meses de negociaciones.

Trump acusó a la Casa Blanca de haber tenido conocimiento previo y a la vez acusó al Departamento de Justicia y al FBI de llevar a cabo un ataque en su contra con motivaciones políticas mientras reflexionaba públicamente sobre su candidatura a la presidencia en 2024.

“Esta es una continuación de Russia, Russia, Russia, Engaño del Impeachment # 1, Engaño del Impeachment # 2, el Informe Mueller sin colusión y más”, escribió Trump a mediados de agosto. “Para empeorar las cosas, en mi opinión, todo es un ataque coordinado con los demócratas radicales de izquierda, estatales y locales, del fiscal del distrito y del fiscal general”.

Trump a su vez afirma que había desclasificado los documentos encontrados en Mar-a-Lago que supuestamente están marcados como clasificados. También acusa al FBI de incautar registros cubiertos por el privilegio abogado-cliente, registros médicos personales, documentos fiscales y sus pasaportes.

El 15 de septiembre, la jueza de distrito con sede en Florida, Aileen Cannon, nombró al juez Raymond Dearie, con sede en Nueva York, como perito especial o árbitro independiente, para manejar los materiales que fueron confiscados por el FBI. Entre otras responsabilidades, Dearie tiene la tarea de determinar si los documentos confiscados por la oficina pueden considerarse fuera del alcance de los investigadores federales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.