Biden se alista para discurso del Estado de la Unión en medio de globos chinos y documentos clasificados

El presidente hablará ante un Congreso dividido
Por Jeff Louderback
07 de Febrero de 2023 11:34 AM Actualizado: 07 de Febrero de 2023 11:34 AM

El presidente Joe Biden pronunciará su discurso sobre el Estado de la Unión en el Capitolio de Estados Unidos el 7 de febrero. El discurso tendrá lugar en un momento crucial, ya que el presidente está promocionando lo que él considera logros significativos mientras se enfrenta a múltiples retos y aumentan las especulaciones sobre sus planes de presentarse a un segundo mandato en 2024.

Durante el discurso, se espera que Biden destaque la baja tasa de desempleo, la desaceleración de la inflación y el informe de empleo de enero, que arrojó cifras mejores de lo esperado.

Un informe sobre el empleo publicado por el Departamento de Trabajo, el 3 de febrero, indicó la tasa de desempleo más baja desde mayo de 1969, con un 3.4 %. El 26 de enero, el Departamento de Comercio publicó un informe que mostraba que el Producto Interno Bruto aumentó un 2.9 % en el cuarto trimestre de 2022.

A pesar de que el PIB aumentó un 3,2 % durante el trimestre anterior, según la Oficina de Análisis Económico, Biden dijo que las pruebas sugieren que “el plan económico de Biden” está funcionando.

El presidente Joe Biden pronuncia un discurso en el Desayuno Nacional de Oración en el Capitolio de EE.UU. en Washington, D.C., el 3 de febrero de 2022. (Greg Nash-Pool/Getty Images)

Los datos del Departamento de Trabajo muestran que las empresas añadieron 6.74 millones de empleados a las nóminas no agrícolas en 2021 y contrataron a 4.50 millones de trabajadores más el año pasado.

“Durante los dos últimos años, hemos escuchado a un coro de críticos tachar mi plan económico”, dijo Biden el 3 de febrero. “Los datos de hoy dejan meridianamente claro lo que siempre he sabido en mis entrañas: Esos críticos y cínicos están equivocados”.

Según la Casa Blanca, Biden también destacará la legislación que defendió en sus dos primeros años y que apoya su “promesa de construir una economía desde abajo hacia arriba y desde el centro hacia fuera”, incluyendo el Plan de Rescate Estadounidense, la Ley bipartidista de Inversión en Infraestructuras y Empleo, la Ley CHIPS y de Ciencia, y la Ley de Reducción de la Inflación.

“El presidente Biden destacará el progreso histórico que hemos realizado para recuperar la economía de la pandemia y crear más puestos de trabajo en un período de dos años que ningún otro presidente en la historia”, según una declaración de la Casa Blanca que anticipa el discurso de Biden sobre el Estado de la Unión.

“Él hablará de los avances en la reducción de los costos y en proveer un mayor margen de maniobra para las familias, incluyendo la reducción de los costos de los medicamentos con receta, de las primas de los seguros médicos y de las facturas de la energía, al tiempo que llevará la tasa de personas sin seguro médico a los mínimos históricos. Describirá el auge de la fabricación en todo el país —en infraestructura, semiconductores y energía limpia— que está fortaleciendo partes del país que quedaron atrás y creando buenos empleos, incluso para trabajadores sin títulos universitarios”.

El expresidente Donald Trump, descrito en la declaración como “el predecesor del presidente Biden”, aprobó un “recorte de impuestos de casi 2 billones de dólares sin pagar con beneficios sesgados a los ricos y las grandes corporaciones, y el déficit subió cada año bajo su mandato”.

“Bajo la presidencia de Biden, el déficit se ha reducido en 1.7 billones de dólares, y sus reformas para hacer frente a las grandes farmacéuticas, reducir los costos de los medicamentos con receta y hacer que los ricos y las grandes empresas paguen lo que les corresponde reducirán el déficit en cientos de miles de millones más”, dice la declaración.

Durante el discurso, Biden “presentará el presupuesto que enviará al Congreso el 9 de marzo, que se basará en el histórico progreso económico de los dos últimos años, continuando la inversión en Estados Unidos y su gente, reduciendo los costos para las familias —desde el cuidado de los niños a la vivienda, pasando por la universidad y la sanidad— protegiendo y reforzando la Seguridad Social y Medicare, y reduciendo el déficit mediante reformas adicionales para garantizar que los ricos y las grandes empresas paguen su parte justa”, según la Casa Blanca.

Crecimiento del empleo era inevitable tras la pandemia

Mientras Biden y la Casa Blanca ofrecen un retrato alentador de la economía, algunos estadounidenses no comparten esa opinión.

El pasado fin de semana, el gobernador republicano de New Hampshire, Chris Sununu, declaró a un reportero de televisión que el crecimiento del empleo era inevitable tras la pandemia de coronavirus y que se esperaba que la inflación cayera porque “no podría haber subido más”.

“Vaya a un supermercado y hable con la gente en el pasillo de los cereales: ¿Qué sienten? ¿Sienten confianza en este liderazgo?”. dijo Sununu, señalando que la respuesta por experiencia ha sido abrumadoramente “no”.

La inflación se mantiene en los máximos de cuatro décadas. La Reserva Federal ha subido los tasas de interés ocho veces en el último año en su esfuerzo por evitar una recesión.

Cuando Biden pronunció su discurso sobre el Estado de la Unión en 2022, la tasa de interés era prácticamente cero. La semana pasada, el rango se elevó entre 4.5 y 4.75 %, la cifra más alta desde octubre de 2007.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, indicó que no ha terminado con las alzas de intereses, citando el objetivo de seguir disminuyendo la inflación.

“Él [Biden] sigue hablando de que la inflación va a bajar, pero no conozco a nadie que no esté pagando mucho más de lo que pagaba antes de que él asumiera el cargo. La comunidad negra le ayudó a ganar, pero mucho de lo que ha hecho perjudica desproporcionadamente a nuestra comunidad”, dijo Donna Jackson, portavoz de la Red de Liderazgo Negro del Proyecto 21, a The Epoch Times.

“Gasolina. Comestibles. Facturas de electricidad. Ropa. Mucha gente no puede permitirse comprar artículos de primera necesidad y pagar sus facturas. Mucha gente ya ni siquiera puede permitirse comprar huevos”.

Casi el 70 % de los hogares negros están encabezados por un solo progenitor, indicó Jackson.

“Si hay dos padres en un hogar y ambos tienen trabajo, al menos es más fácil llegar a fin de mes. Pero la mayoría de las minorías tienen un hogar monoparental”, declaró a continuación. “Cuando un gasto aumenta —como la gasolina, por ejemplo— es más manejable. Pero ahora mismo, los gastos son elevados en todos los ámbitos y los costos mensuales se acumulan”.

La narrativa de Biden y la Casa Blanca no representa la “realidad con la que muchas minorías están lidiando ahora mismo”, dijo Jackson.

“El Estado de la Unión debería llamarse el estado de dos sindicatos”, agregó. “Un sindicato está impulsando una historia positiva, y el otro sindicato no está viendo esos resultados”.

A diferencia de los dos primeros años de Biden, cuando los demócratas controlaban ambas cámaras del Congreso, los republicanos tienen ahora la mayoría en la Cámara de Representantes. El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, y los representantes republicanos están luchando contra la administración Biden sobre el aumento del techo de la deuda.

Los republicanos insisten en que están dispuestos a forzar un impago de la deuda nacional si el gobierno de Biden no llega, en cambio, a un compromiso con recortes significativos del gasto.

La Casa Blanca ha dicho que no está dispuesta a negociar sobre esta cuestión.

Biden también ha visto cambios en la Casa Blanca en el nuevo año. Ron Klain, que fue jefe de gabinete de Biden cuando este era vicepresidente y fue nombrado para ese cargo cuando Biden fue elegido, anunció a finales de enero que dejaba el cargo el 8 de febrero. Jeff Zients, que fue coordinador de respuesta para COVID-19 de Biden, es el sustituto de Klain.

Un día después de una ceremonia en la que elogió a Klain y dio la bienvenida a Zients, Biden confirmó el 2 de febrero que el director del Consejo Económico Nacional, Brian Deese, también dejará su cargo.

Klain se marcha en un momento difícil para Biden, que está siendo investigado por un abogado especial por su manejo de documentos clasificados tras su mandato como vicepresidente. Además, él y algunos miembros de su familia se enfrentan al escrutinio de la Cámara de Representantes de EE. UU., controlada por el Partido Republicano.

Globo espía chino que sobrevolaba el espacio aéreo estadounidense. EFE/EPA/NELL REDMOND

Biden está siendo examinado para que explique la reacción de Estados Unidos ante el presunto globo espía chino que entró en el espacio aéreo estadounidense en Montana la semana pasada y no fue derribado hasta que cruzó el país y llegó al océano Atlántico frente a la costa de Carolina del Sur.

El 15 de febrero, el pleno del Senado de Estados Unidos escuchará una sesión informativa clasificada sobre el globo chino, declaró el 4 de febrero el líder de la mayoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer.

El expresidente representante republicano, Newt Gingrich, dijo el 5 de febrero que el discurso de Biden será una “colección de falsedades” respaldadas por los medios de comunicación sobre sus dos primeros años en el cargo.

“Esta es una administración muy débil, cuya principal fuerza son los medios de comunicación, y que sigue diciéndonos cosas que simplemente no son ciertas”, dijo Gingrich. “Así que supongo que el Estado de la Unión será una colección de falsedades, entrelazadas por los demócratas que aplauden desesperadamente en la Cámara de Representantes y en el Senado”.

“Dirá que, ‘realmente ustedes están mejor. Realmente he derrotado a la inflación. El déficit se ha reducido drásticamente. Realmente estamos controlando la frontera’. Nadie se va a creer nada de eso”, añadió el representante. “Él va a anunciar con orgullo que [después de] haber permitido que el globo espía chino atravesara todo el país y completara su misión, finalmente lo derribaron frente a Carolina del Sur”.

David Carlucci, un estratega demócrata y exsenador por el estado de Nueva York, cree que “ahora mismo, lo mejor que puede hacer el presidente Biden es seguir impulsando su visión política durante el resto de su mandato”.

“Prestar atención a controversias políticas como documentos no devueltos o la computadora portátil de Hunter Biden solo sería perjudicial para la reputación del presidente de cara a la nueva sesión y sería completamente improductivo”, dijo Carlucci a The Epoch Times.

“Yo creo que veremos al presidente usar su plataforma para presionar al Congreso para que actúe en temas urgentes como el techo de la deuda, la inmigración y la guerra en Ucrania”, agregó Carlucci. “Estas acciones no se resolverán sin la acción del Congreso y Biden debe responsabilizarlos por su inacción hasta el momento”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.