Biden se opone al alza de impuesto a la gasolina: Casa Blanca

Por Tom Ozimek
28 de Mayo de 2021
Actualizado: 28 de Mayo de 2021

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en una declaración de este viernes que el presidente Joe Biden se opone a cualquier propuesta de aumentar el impuesto a la gasolina.

Psaki dijo que Biden “sabe que los precios de la gasolina son un punto de aflicción para los estadounidenses —especialmente para las familias de clase media que él ha puesto en el centro de su agenda económica”.

“Por eso el presidente Biden se opone [a] cualquier propuesta de subir el impuesto sobre la gasolina”, dijo la secretaria de prensa, añadiendo que la administración “seguirá vigilando los precios”.

Su declaración se produjo cuando los precios de la gasolina alcanzaron su nivel más alto desde 2014 y los estadounidenses se preparan para viajar con motivo del fin de semana del Día de los Caídos.

El precio medio actual del galón de gasolina sin plomo es de 3.04 dólares por galón, 16 centavos más que hace un mes y 1.08 dólares por galón más que hace un año, según la AAA.

Parte del reciente aumento de los precios de la gasolina se atribuye al ciberataque a Colonial Pipeline, que provocó el cierre, la interrupción del suministro y las compras motivadas por el pánico.

Psaki reconoció la interrupción del suministro y su efecto en los precios en el distribuidor, diciendo que “desde la semana pasada, estos ya se han estabilizado después de alcanzar un máximo a principios de este mes, ya que el Colonial Pipeline está fluyendo completamente, y la situación del suministro vuelve a la normalidad”.

Pese a que Psaki señaló que “los precios del petróleo están condicionados por las fuerzas globales”, el economista y colaborador de The Epoch Times, Stephen Moore, culpó a las políticas de la administración Biden. Las cifras de la AAA muestran que cuando Biden fue elegido, el precio medio de la gasolina en Estados Unidos era de unos 2.20 dólares el galón y, desde entonces, el precio ha subido cada mes.

“De hecho, los precios de la gasolina están a menudo fuera del control directo del presidente”, escribió Moore en un artículo de opinión. “Biden no causó el sabotaje del Colonial Pipeline. Pero si quiere que la gente deje de consumir petróleo y gas, ¿qué mejor manera de lograrlo que haciendo que sea mucho más caro comprarlo?”

“¿Qué pensaron los cerebros de la Casa Blanca que pasaría con los precios de la gasolina si dejamos de construir oleoductos y erigimos nuevas regulaciones de la Agencia de Protección Ambiental diseñadas para acabar con la exploración de petróleo y gas desde Texas hasta Dakota del Norte, y prohibimos la perforación en muchas zonas del país?”, escribió.

Psaki argumentó en su declaración que el precio nominal de la gasolina no es una representación exacta del impacto que los estadounidenses están recibiendo en el surtidor.

“A medida que los estadounidenses salen a la carretera, están pagando menos en términos reales por la gasolina de lo que han pagado en promedio en los últimos 15 años, y están pagando casi lo mismo que en mayo de 2018 y mayo de 2019”, dijo.

Si se compara con el Memorial Day de 2019, los precios de la gasolina subieron alrededor de un siete por ciento. El precio medio de la gasolina más alto registrado fue de 4.11 dólares por galón en julio de 2008, según la AAA.

Según Patrick De Haan, analista de GasBuddy, el precio medio nacional de la gasolina está con una tendencia ligeramente a la baja.

“Yo esperaría que esa bajada limitada continúe. Probablemente no sea mucho en términos de que los automovilistas no van a darse cuenta de una caída tan buena como quisieran, pero antes del Día de los Caídos, creo que lo más importante es que no estamos con una tendencia al alza, estamos con una tendencia a la baja”, dijo De Haan a The Epoch Times.

Con información de Zachary Stieber.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS