Bill Maher critica a deportista de EE.UU. que representó al estado totalitario chino en los JJ.OO.

Por Frank Fang
21 de Febrero de 2022 4:24 PM Actualizado: 21 de Febrero de 2022 4:24 PM

Eileen Gu, la medallista de oro olímpica. Lebron James y la NBA. John Cena, Tom Cruise y Google. El presentador de HBO, Bill Maher, criticó estos nombres durante el último episodio de su programa, reprochándolos por elegir apoyar al régimen chino.

En un monólogo durante el programa “Real Time with Bill Maher”, Maher comenzó criticando a Gu, una esquiadora de estilo libre nacida en el Área de la Bahía de San Francisco que eligió representar a China en lugar de a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

Hasta el momento, Gu se ha negado a comentar si había renunciado a su ciudadanía estadounidense para estar en la selección nacional china.

“¿Es genial ahora, elegir representar un estado policial totalitario sobre Estados Unidos?” preguntó Maher.

“Y al elegir el equipo de China, Eileen Gu se convirtió en un símbolo viviente del triunfo de China sobre Occidente, lo que no me molestaría tanto si pensara que China ha triunfado sobre nosotros en los aspectos que realmente importan. Pero no es así”, añadió.

Gu ha ganado millones en patrocinios de empresas chinas e internacionales. Según los medios chinos, sus patrocinadores chinos incluyen al menos tres empresas estatales: China Mobile, Bank of China y People’s Insurance Company of China.

El medio estatal chino, Global Times, salió a defender a Gu por representar a China. En un artículo de opinión publicado este mes, el medio acusó a “los medios de comunicación y al pueblo estadounidense” de haber “adoptado una mentalidad de suma cero” en sus críticas a Gu. Otro artículo decía que esas críticas demostraban que Estados Unidos “traiciona su propio espíritu fundacional”.

Maher admitió que Estados Unidos tiene sus propios problemas de derechos humanos, pero señaló que Estados Unidos sigue siendo “una democracia basada en la libertad”, mientras que China es “un estado de vigilancia autoritario” que puede hacer que la gente “desaparezca durante unos meses” y “básicamente encarceló a una minoría étnica”, en referencia a los uigures.

Más de 1 millón de uigures y otras minorías étnicas en el lejano oeste de Xinjiang de China están actualmente detenidos en campos de internamiento, donde se sabe que están sujetos a abusos, que incluyen tortura, trabajos forzados y esterilización forzada. Tanto la administración de Trump como la de Biden han calificado las políticas de Beijing en Xinjiang como “genocidio” y “crímenes contra la humanidad”.

“Es un engaño cínico pretender que los pecados de China deben pasarse por alto porque todos lo hacemos. No”, dijo Maher.

Bill Maher habla en un evento en Beverly Hills, California, el 7 de enero de 2017. (Michael Kovac/Getty Images para J/P Haitian Relief Organization)

NBA, Google y Hollywood

Luego, Maher centró su atención en la NBA y Lebron James, señalando el incidente de 2019 cuando el entonces gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, expresó su apoyo a los manifestantes prodemocracia de Hong Kong en una publicación de Twitter.

En respuesta, la NBA emitió una declaración de disculpa, diciendo que el tuit de Morey era “lamentable” y “ofendió profundamente a muchos de nuestros amigos y fanáticos en China”. Sin embargo, la liga no se inclinó ante la presión china para disciplinar o despedir a Morey. Pero James criticó a Morey y dijo que estaba “o mal informado o realmente no informado sobre la situación”.

“En Estados Unidos, se supone que debemos alentar a un gobierno democrático, no disculparnos por ello”, dijo Maher, llamando la atención sobre el hecho de que la NBA tiene un acuerdo de asociación por valor de 1500 millones de dólares con el gigante tecnológico chino, Tencent.

Luego mencionó la respuesta de James y bromeó diciendo que “la situación” a la que se refería la superestrella de la NBA era: “Tengo unos zapatos para vender”.

“Ese es el trato que China ofrece a las empresas y celebridades estadounidenses: ‘Les daremos acceso a nuestros más de 1000 millones de consumidores siempre y cuando dejen de hablar de todo el asunto del genocidio del estado policial’”.

Maher arremetió contra Google, afirmando que el gigante estadounidense de las búsquedas abandona su lema “no seas malvado”, en favor de “tal vez un poco de maldad”, al aceptar trabajar con los censores de China.

Google una vez se embarcó en un proyecto secreto llamado “Libélula“, un motor de búsqueda censurado específicamente para el mercado chino. Aunque el controvertido proyecto ha sido desechado, el gigante de las búsquedas también ha sido criticado por elegir trabajar con la Universidad Tsinghua de China, una escuela vinculada al ejército chino.

Maher completó sus críticas arremetiendo contra John Cena, quien protagoniza la última película de “Fast & Furious”, y Tom Cruise, la estrella de la franquicia “Top Gun”.

Teniendo en cuenta la enorme taquilla de China, Maher dijo que Cena decidió que “necesitaba algo de reeducación”, como los uigures.

“Verá, John se refirió a Taiwán como un país como si fuera un país separado de China, lo cual es”, continuó Maher.

El incidente que describió Maher ocurrió en mayo de 2021, cuando Cena llamó a Taiwán un país durante una entrevista con la emisora taiwanesa TVBS. Más tarde se disculpó con los fanáticos chinos en mandarín después de que los medios estatales de China lo criticaron por su comentario.

John Cena asiste a una conferencia de prensa de Paramount Pictures en Beijing para ‘Bumblebee’, en Beijing, el 14 de diciembre de 2018. (Yanshan Zhang/Getty Images para Paramount Pictures)

El Partido Comunista Chino (PCCh) considera a Taiwán como parte de su territorio y busca unirlo por la fuerza si es necesario. Sin embargo, la isla autónoma es un estado independiente de facto con su propio ejército, constitución y moneda.

“A China le gustaría hacerle a Taiwán lo que le hizo al Tíbet y lo que ahora le está haciendo a Hong Kong”, dijo.

Maher también se opuso al hecho de que faltaba la bandera de Taiwán en la chaqueta que usaba el personaje de Cruise, cuando representaba al aviador “Maverick”, en el momento en que la secuela de “Top Gun” lanzó su tráiler en 2019. El parche azul marino de la chaqueta mostraba una bandera taiwanesa en la primera entrega.

“Bueno, solía ser un inconformista; ahora hace lo que dice China”, dijo Maher.

“Top Gun: Maverick”, cuyo estreno está previsto para mayo, fue producido en parte por Tencent Pictures, la unidad cinematográfica de Tencent.

Cultura Woke

“Entonces, ¿realmente puedes culpar a Eileen Gu, de 18 años, que ya ha ganado más de USD 31 millones como imagen de 23 productos de marca en China, por seguir los pasos de otras celebridades estadounidenses?”, preguntó Maher.

El presentador de HBO dijo que el problema con el régimen chino radica en la cultura woke.

“Se suponía que la definición de cultura woke (despierta) era estar alerta a la injusticia en la sociedad. Pero debido a que los ‘despertados’ ahora consideran la raza primero y todo lo demás nunca, el miedo a ser acusados de racismo ha dado paso libre a los abusos a los derechos humanos en China y cualquier otro lugar que se perciba como no blanco”, explicó Maher.

Vivek Ramaswamy, autor de “Woke, Inc.: Dentro de la estafa de justicia social de las corporaciones estadounidenses”, dijo anteriormente al programa “American Thought Leaders” de EpochTV que China está utilizando el wokeismo para erosionar la democracia estadounidense. También dijo que la cultura woke actual se parece a la política comunista china de la vieja escuela.

“Lo siento, uigures. Alguien tiene que decirme de dónde sacamos esta regla de que no puedes criticar a China porque sospecho que la obtuvimos de China. Porque, después de todo, es donde obtenemos todo lo demás”, concluyó Maher.

El agente de Gu, Tom Yaps, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.