Bioplásticos: La única alternativa para el futuro

02 de Octubre de 2016 Actualizado: 05 de Octubre de 2016

Hoy en día el uso del plástico se extiende hacia todos los ámbitos en múltiples usos. Este material es esencial para muchos sectores empresariales y sobre todo industriales, y su demanda parece ser cada vez mayor.

A pesar de esto, existen varios factores que afectan la utilización de este material. Como sabemos, el plástico es fabricado a partir de compuestos sintéticos derivados del petróleo y no es biodegradable.

En los últimos tiempos los cambios en los precios del petróleo y sobre todo los graves problemas de contaminación y el cambio climático que sufre el planeta, ha llevado a pensar en buscar nuevas alternativas al uso del plástico, en pro de la ecología (el tratamiento de los desechos plásticos se ha vuelto un gran problema ambiental) y de la búsqueda de nuevas fuentes ya que el crudo es un recurso no renovable.

Una nueva alternativa

Ante este problema ha surgido una alternativa a estos materiales, mucho más comprometida con la salud de la Tierra: los bioplásticos. Se trata de un tipo de plásticos derivados de recursos vegetales y por lo tanto biodegradables, aunque su descomposición en la naturaleza puede variar según el material.

Existen varios tipos de bioplásticos. Están los derivados de cultivos como el almidón de maíz, del trigo, las patatas o el tomate; los que son obtenidos a partir de azúcares, los que se obtienen de la celulosa de las plantas, y los llamados PHA o polihidroxialcanoatos que se obtienen a través de la fermentación de materia prima vegetal con ciertas cepas de bacterias.

Además de ser cien por ciento biodegradables, el bioplástico es un material igualmente versátil y resistente como el plástico. Actualmente muchas compañías comprometidas con la causa ecológica en Europa, Estados Unidos, Japón y en menor medida en otros países como China, Australia y Brasil, están popularizando su uso y lo emplean para la producción dentro del mercado de envases y recipientes, de la industria textil, de la agricultura, el sector automotriz, entre otras aplicaciones.

La demanda mundial de los bioplásticos aumenta cada vez más, como un paso lógico y necesario hacia una industria orientada hacia el futuro.

Ventajas y desventajas del bioplástico

Entre los beneficios de los bioplásticos encontramos:

  • No contienen sustancias químicas perjudiciales para el medio ambiente
  • En su mayoría son biodegradables, así que contribuyen al cuidado del planeta produciendo menos residuos.
  • Son reciclables ya que se pueden reutilizar en la producción de fertilizantes para la agricultura.
  • Provienen de materia prima cien por ciento renovable y se necesita menos energía para su producción.
  • Se puede utilizar para envasar alimentos y bebidas sin que se altere su sabor y olor.

No obstante, su uso también conlleva algunos desventajas hoy día, esperemos que en el futuro se solventen:

  • Tiene un costo mayor de producción en relación al plástico. Sin embargo, en los últimos años se ha optimizado el proceso de producción para reducir los costos y aumentar la productividad.
  • Todavía existe desconocimiento e ignorancia en el tema por parte de muchos empresarios en el sector industrial.
  • Con la producción a gran escala de bioplásticos podrían surgir otros problemas como la disponibilidad y alza en los precios de alimentos derivados del maíz y el trigo, ya que actualmente la mayoría se elaboran a partir estos elementos.
  • La mayor parte de la población desconoce que para reciclar los envases hechos no se deben mezclar con el plástico convencional.

A pesar de ello, los bioplásticos constituyen una opción ideal para reducir el uso de plástico y para el cuidado de nuestro planeta.

TE RECOMENDAMOS