Bolivia busca prevenir la delincuencia tras la captura de supuesto exguerrillero de las FARC

Por Voa
15 de Noviembre de 2019 Actualizado: 15 de Noviembre de 2019

La policía de Bolivia informó sobre la detención y situación en el país de Facundo Molares Schoenfeld, conocido como “Camilo, el argentino”, acusado de pertenecer a la guerrilla colombiana de las FARC.

Fue detenido el pasado lunes tras resultar herido en un enfrentamiento en la región de Montero.

Su arresto llega en momentos en que el país busca arreciar los controles tras las protestas de las últimas semanas. Las autoridades dijeron que el cuadro de salud del detenido es delicado, se encuentra en estado de coma y recibe atención médica en un hospital de Santa Cruz.

“Lo identificamos plenamente y nos sorprendemos con la noticia de que esta persona es miembro activo de las FARC, ahora nos motiva una serie de cuestionantes, qué hacía esta persona, cuándo ingresó, por dónde, con quiénes, quiénes financiaban su viaje, con quiénes tomaba contacto”, el comandante de la Policía del Departamento de Santa Cruz, Miguel Mercado.

El reporte policial señala que “tiene 44 años de edad y nacionalidad argentina”. La información fue entregada a los medios por el comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz (FELCC), Óscar Gutiérrez.

Las autoridades presumen que hay un mayor número de personas que cometen este tipo de hechos delictivos en territorio boliviano, razón por la que se están intensificando los controles de la Policía en coordinación con las Fuerzas Armadas en diferentes lugares del país.

El portal argentino Infobae citó un informe de autoridades bolivianas, que confirman las actividades de Schoenfeld: “En el teléfono se observan conversaciones sobre los operativos a favor del gobierno de Evo Morales”, aseguró el coronel “Gutiérrez”, director interino de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz.

Gobierno de transición

Este jueves sesionó nuevamente el Senado, ahora con el nuevo gobierno para la transición bajo el liderazgo de la presidenta temporal, Jeanine Áñez.

La mandataria continuó con la conformación de su gabinete al posicionar el jueves a cinco nuevos ministros, por lo que solo restan dos, tal como se había anunciado.

La canciller, Karen Longaric, expresó que espera la renuncia de los embajadores designados políticamente porque habrá renovación “con personas más idóneas en este nuevo gobierno”.

Longaric también se refirió al fortalecimiento de las relaciones diplomáticas. “Hemos tenido conversaciones muy solidarias, muy comprometidas, con diferentes representantes de la comunidad internacional en Bolivia, tenemos mucha fe de que esto, a medida que pase, vaya consolidándose plenamente”.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, informó que ya anticipó reuniones a varios niveles con el único objetivo, según dijo, “de pacificar el país”.

A continuación

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS