Bolivianos recolectan fragmentos de glaciar para la posteridad

28 de Junio de 2017 Actualizado: 28 de Junio de 2017

Científicos están trabajando para preservar los recuerdos de un glaciar cercano a la ciudad de La Paz y legendario en el folklore tradicional boliviano.

Quince científicos perforaron núcleos de hielo de un glaciar en la montaña de Illimani, en los Andes, y con equipo especial los dividieron en 75 fragmentos. Cada fragmento tiene su propia caja que se llevaran a un museo.

El hielo es recogido como parte del proyecto Ice Memory, dirigida por la UNESCO francesa e italiana para preservar importantes fragmentos naturales de hielo de glaciares en todo el mundo. El proyecto fue lanzado en marzo y ha recogido muestras para la conservación del Mont Blanc en los Alpes, y planea dirigirse a Rusia y Nepal.

Después de retirar los fragmentos perforados, las piezas serán transportadas a la Antártida para su conservación en una especie de archivo para preservar 18.000 años de historia climática en las muestras de hielo, antes de que las temperaturas crecientes las derritan. Las máquinas permiten perforar 130 metros de profundidad.

Los preparativos son intensos, ya que los científicos deben trabajar en condiciones extremadamente heladas. Tienen que transportar la maquinaria adecuada y las herramientas necesarias para hacer el trabajo en cada sitio.

El hielo recolectado permite a los climatólogos y glaciólogos recordar temperaturas, composiciones atmosféricas, climas históricos, y pasar esta información a generaciones futuras.

Este es el primer proyecto de este tipo y las preocupaciones sobre el calentamiento global están estimulando continuar. Los métodos utilizados para extraer datos históricos de trozos de hielo están más allá de la comprensión de la mayoría, pero las partes del trabajo muestran que su valor es absolutamente dedicado. También se cree que el futuro traerá nuevas tecnologías que harán que las muestras de hielo sean aún más útiles.

El calentamiento global está derritiendo los glaciares, creando avalanchas y eliminándolos como fuente de agua dulce. Los científicos están trabajando para preservar este ícono boliviano captando la maravilla de generaciones.

TE RECOMENDAMOS